UN GABINETE MUY PERSONAL

El 'camarote' de Laporta, el núcleo duro del presidente

  • Una vez modificado el Código Ético del Barça, el nuevo presidente se ha blindado con un grupo de familiares y parientes de amigos de su confianza

  • El exbalonmanista Enric Masip y la georgiana Manana Giorgadze, que ha reforzado su figura con el fichaje de su hija y su yerno, son los de mayor peso en el gabinete

Joan Laporta, el día de la toma de posesión como presidente del Barça.

Joan Laporta, el día de la toma de posesión como presidente del Barça. / JORDI COTRINA

4
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Joan Laporta, que salió ampliamente vencedor en las últimas elecciones a la presidencia del Barça, no solo ha reforzado su situación personal y presidencial con la sustitución de todo el Comité de Dirección de la época de Josep Maria Bartomeu (el último alto ejecutivo en abandonar el club ha sido Javier Sobrino, director de Planificación Estratégica e Innovación del club), sino que ha creado un fuerte gabinete de presidencia, conocido por todos en el club como ‘el camarote’, compuesto por gente de su confianza y, tras el cambio de redacción del Código Ético que puso en marcha, en el 2010, Sandro Rosell, de la mano de Antoni Rossich, su elogiado Director General, ha podido contratar a familiares suyos así como parientes de amigos y nuevos empleados.

Nada más tomar posesión, alguien del equipo ganador de Laporta estuvo preguntando a los más veteranos trabajadores del Barça la manera para poder contratar a familiares y fueron puestos sobre aviso de la existencia, desde el 2010, de un Código Ético que impedía la contratación «laboral o mercantilmente de parientes, hasta un cuarto grado de consanguinidad o afinidad, ya sea personalmente o a través de sociedades en las que participe o trabaje».

Cambio del redactado

La junta directiva, que tiene capacidad para poder modificar ese código, añadió, argumentando que de esta forma se adaptaba al código, por ejemplo, de la Generalitat de Catalunya, mucho menos restrictivo, que sí se podían contratar siempre y cuando «la solvencia profesional de la persona a contratar, así como sus méritos y condiciones estén contrastadas y justifiquen la conveniencia objetiva de contratar aquella persona en lugar de otra». Por supuesto, en la modificación se añadió que la junta se reservaba el derecho de decidir e, incluso, la posibilidad de que el miembro de la junta afectado por el parentesco se abstuviese en la votación, como, al parecer, hizo el propio Laporta con la entrada de su hermana y su prima.

Lo cierto es que, modificado el Código Ético que, dicen, fue sugerencia y obra del estricto y serio Antoni Rossich cuando, en el 2010, Rosell empezó a enviarle familiares de amigos que le habían ayudado en la campaña y les había ‘prometido’ que, tal vez, podría darles trabajo en el club, el gabinete de presidencia y algunos departamentos del club se han llenado de familiares y amigos de confianza del viejo-nuevo mandatario azulgrana.

Este es el 'camarote'

El ‘camarote’, como llaman en el club al gabinete de Laporta, que se mueve con plena libertad y posee una autonomía que empieza a inquietar al nuevo CEO, Ferran Reverter, cuya llegada se ha producido cuando todas esas contrataciones ya estaban hechas (nadie sabe si por no querer saber nada del asunto o porque Laporta ha preferido hacer esos fichajes antes de que llegase Reverter), está integrado por Jordi Finestres, Enric Masip, la recuperada Mercè Garriga, exsecretaria de Josep Lluís Núñez, Antón Parera y el propio Laporta, además de la influyente georgiana Manana Giorgadze, asistente personal del presidente desde hace años y persona de enorme influencia en el mandatario, así como Benny Megrell, novio o pareja de la hija de Manana, Paloma Mikadze, que también ha sido contratada y, al parecer, se encargará de las redes sociales del presidente, reportando al Director de Marca del Barça.

Laporta, acompañado por Rafa Yuste, el vicepresidente deportivo, saluda a Koeman en el vestuario de la ciudad deportiva de Sant Joan Despí.

/ FCBARCELONA

Todos saben que los primeros familiares del presidente que entraron en el Barça fueron Maite Laporta, hermana del máximo mandatario, en el equipo de Xavier Mas, Chief Compliance Officer, aunque, fuentes del club, han asegurado a El Periódico de Catalunya que Maite Laporta no cumplirá funciones de control o fiscalización de la gestión de su hermano sino más bien temas de sostenibilidad e igualdad, un nuevo departamento vinculado al área de Mas. Esas mismas fuentes aseguran que Maite Laporta ha sido muy bien acogida en el club, del mismo modo que Marta Segú, prima del presidente, al frente de la dirección de la Fundació.

La familia y uno más

Noticias relacionadas

‘La familia’ de Laporta va mucho más allá del ‘camarote’ o determinadas secciones del club. Sigue siendo una realidad, aunque siempre oculto, el soporte que le ofrece su excuñado, Alejandro Echevarría, que no solo le ayudó en el complicadísimo y esperpéntico ‘caso de los avales’ sino que, ahora, tiene en sus manos el redactado del nuevo contrato que ligará a Leo Messi al Barça. Fuentes de la entidad azulgrana negaron que Xavier Laporta, que ayudó a su hermano Joan durante la campaña, siga vinculado, ni siquiera como colaborador, a la nueva estructura dirigente.

Otras contrataciones que han llamado la atención y que, incluso, han provocado mucho ruido en las redes, incluso con la participación de alguno de los implicados, son la llegada al club de la nutricionista Silvia Tremoleda, colaboradora en el Manchester City, esposa del popular economista y gran amigo de Laporta, Xavier Sala i Martín, y el fichaje para el área de Metodología de La Masia de Zigor Alexanco, hijo del nuevo responsable del fútbol base culé. El último rumor afecta a una inmediata contratación de Laia Monné, doctora en Fisioterapia y esposa de Xavi O’Callaghan, exresponsable de la oficina del Barça en Nueva York y, ahora, nuevo director deportivo del Barça de balonmano en sustitución del popular David Barrufet.