LA ASAMBLEA

Laporta necesita que se apruebe la deuda de Bartomeu

El actual presidente pedirá que se asuman los casi 400 millones de pérdidas en dos años y la concesión de un crédito de 525 millones

La intervención de Laporta en el Auditori 1899.

La intervención de Laporta en el Auditori 1899. / Jordi Cotrina

2
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Cargado de deudas, sin dinero ni posibilidad alguna de pagar fichajes para una plantilla necesitada de refuerzos, Joan Laporta se presentará hoy a la asamblea de compromisarios con una doble paradoja: con un jugador nuevo y defendiendo el destrozo económico que le dejó Josep Bartomeu cuando se marchó sin afrontar siquiera la moción de censura en su contra. La asamblea, ordinaria, empieza a las 15 horas y se celebra por primera vez en el Camp Nou, con el escenario donde estará la directiva sobre el césped. Hay convocadas 4.457 personas, escogidas en un sorteo que se ofició en junio de 2020.

Un año tarde llega Memphis Depay al Camp Nou, anunciado este sábado. Lo quiso Ronald Koeman el verano pasado, cuando firmó como entrenador. Insistió luego en el mercado de invierno. Y, finalmente, confirmado en el cargo tras el periodo de reflexión pactado con Laporta, podrá disponer ya del delantero holandés, que acababa contrato con el Olympique de Lyon.

Es el cuarto fichaje de Laporta, que se ha gastado 9 millones entre todos: Sergio Kun Agüero y Èric Garcia, presentados ambos, procedentes del Manchester City, llegaron gratis, como el internacional holandés, que será presentado cuando acabe su participación en la Eurocopa. El gasto recae en el lateral brasileño Emerson, que fue adquirido a medias con el Betis en 2019 y que el Barça reclama ahora tras la cesión.

400 millones de déficit

Las siguientes novedades llegarán vía intercambio, dijo Laporta el martes. El Barça no tiene dinero, sino unas deudas que obligan a pedir hoy a los compromisarios que acudan a la asamblea que aprueben la petición de un crédito de 525 millones. No solo pedirán dinero Eduard Romeu, el vicepresidente económico, y Joan Laporta, el presidente. Pedirán también que aprueben los demenciales números de Bartomeu. La carga de 400 millones que les dejó.

Noticias relacionadas

La asamblea de hoy se celebra con retraso. Es la que tuvo que suspenderse en octubre, en la que se debía votar el ejercicio 2019-20 y el presupuesto 20-21. El primero arrojó un déficit de 97 millones; el segundo, aún por cerrar, concluirá con pérdidas cercanas a los 300 millones. Jordi Moix, exvicepresidente económico, defenderá esos números. Y Romeu y Laporta, pese a su disconformidad y su disgusto, también pedirán su aprobación por una simple cuestión pragmática. Una negativa obligaría a reformular las cuentas y el club entraría en un colapso que paralizaría toda la actividad.

La asamblea del próximo mes de octubre, la que corresponde a la actual junta, tendrá el conocimiento total del legado de Bartomeu, porque habrán acabado las due dilligences. Y se sabrá todo.