LOS ORÍGENES DEL TERCER FICHAJE

Emerson Royal, el niño de la favela con mote gelatinoso

  • El tercer fichaje en tres días del Barça luce con orgullo sus orígenes, tanto en su piel como en su camiseta.

Emerson Royal en la favela Ermelino Matarazzo en la que se crió.

Emerson Royal en la favela Ermelino Matarazzo en la que se crió. / INSTAGRAM / @emerson_royal

4
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Dicen de Emerson Royal que es un brasileño atípico. Que antes del coronavirus ya prefería quedarse en casa con su hermano que ir a las fiestas que organizaban algunos de sus compañeros del Betis. Criado en la favela Buraco Querente de Ermelino Matarazzo, al este de Sao Paulo, ha hecho donaciones durante el covid a las familias más desfavorecidas de la humilde barriada en la que se crió. No olvida sus orígenes y sigue llevando su infancia grabada tanto en su piel, con el tatuaje da favela para o mundo (de la favela al mundo), como en su camiseta, donde lleva escrito un Royal que no es su apellido.

Una tía suya le decía que cuando lloraba abría tanto la boca como la mascota del anuncio de la gelatina Royal. «Yo lloraba por todo y mi tía me llamaba así para irritarme. Yo me enfadaba al principio pero después me acostumbré». Ahora no solo no le molesta sino que lo lleva con orgullo en homenaje a sus raíces que no olvida. «Siempre que tengo tiempo voy a Buraco Quente. No hay otro lugar en el mundo donde me sienta más a gusto».  

Los lloros de infancia se han transformado ahora en una sonrisa perenne en su rostro. «No me gustan las personas aburridas. Los brasileños tenemos identidad, siempre queremos estar con gente, hablando, sonriendo. Yo soy feliz. En mi casa todo el tiempo impera la risa con mis amigos, con mi madre, con mi padre». 

Ahora tiene dos motivos más para sonreír, tras la convocatoria para la absoluta en sustitución del lesionado Dani Alves y la confirmación de su fichaje por el Barça, donde quiere intentar llenar el hueco que dejó el exazulgrana al que ni Douglas, ni Montoya, ni Semedo, ni Aleix Vidal, ni Sergi Roberto ni Wagué ni, de momento, Dest han conseguido hacer olvidar. «Estoy muy feliz porque jugar en el Barça es un sueño desde que empecé en el fútbol. Tener su reconocimiento es fantástico. Ahora trabajaré fuerte con la selección para ganarme un puesto en el Barça», confiesa el carrilero, tras confirmarse su pase al Camp Nou. 

En enero del 2019, el Barça pagó 12 millones a Atlético Mineiro para hacerse con los servicios de este prometedor zaguero. Lo cedió al Betis, que se comprometió a pagar 6 millones más la ficha por la cesión por dos temporadas. Nueve millones en total que el Barça tenía que abonar para quedárselo en propiedad, aunque el club no ha hecho oficial el coste. El Betis tendrá un 20% de una futura venta del internacional brasileño, que podría debutar con la absoluta en la Copa América que se disputará finalmente en su país.

Con Emerson, el Barça tiene al cuarto defensa con más asistencias de gol (suma 10) en las dos últimas Ligas, solo superado Jordi Alba (20), Jesús Navas (16) y Kieran Trippier (11). En el Benito Villamarín ha rendido a un buen nivel, brillando más en ataque que en defensa, aunque ha progresado en este último aspecto convirtiéndose en el pilar del Betis de Manuel Pellegrini que se ha colado en la Europa League con una excelente segunda vuelta. «Siempre tendrás tu casa en Heliópolis», le deseó el club verdiblanco, su puerta de entrada al fútbol europeo. El afecto es mutuo. «La afición y el club me han convertido en un mejor jugador. Lo que hago en el campo es sólo una forma de agradecer», comentaba en Globoesporte. «Fue increíble cuando llegué al Betis. Salí de Brasil como un jugador no tan conocido.Jugaba en el Atlético Mineiro, que es un grande pero no tiene tanta prensa como un club en Río de Janeiro o SaoPaulo.En Sevilla, desde el primer día, la gente me paraba en la calle y me pedía hacerse una foto conmigo. Me sentí reconocido, con mucho cariño».

Noticias relacionadas

Esperando el doble debut

El lateral, quería disputar sí o sí la pretemporada como azulgrana, donde tiene garantizadas dos temporadas más de contrato en las que cobraría 2,6 y 3,4 millones de euros, respectivamente. Pero si al final juega la Copa América y/o los Juegos Olímpicos de Tokio se podría perder la preparación del nuevo curso (la Liga empieza el 13 de agosto). Pese a ello cuenta los días para que en la favela Buraco Querente le vean debutar tanto con la canarinha absoluta como en el Camp Nou. Sabe lo que le ha costado llegar y no se piensa dar por vencido. Como dice el tatuaje que cruza su pecho su lema es "vencer o vencer".

Temas

Barça