Firma hasta el 2023

Kun Agüero, el primer fichaje del Barça de Laporta

  • Llega a coste cero, con la carta de libertad, después de tener un papel secundario en el City de Guardiola

  • El argentino, a punto de cumplir los 33 años, se reencuentra, al fin, en un club con Messi, su gran amigo

Presentación de Kun Agüero como nuevo jugador del Barça.

Presentación de Kun Agüero como nuevo jugador del Barça. / JORDI COTRINA

7
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

El primer fichaje de la segunda etapa de Joan Laporta es el Kun Agüero. Llegó el domingo por la noche, recién perdida la Champions en Oporto con el Manchester City ante el Chelsea. Llega libre y firma por dos temporadas. Cumple 33 años este miércoles y es el ‘nueve’ suplente escogido por la junta directiva para rellenar el hueco dejado en su día por la traumática marcha de Luis Suárez al Atlético, a quien llevó a la conquista de la Liga. Firmará hasta el 2023 y tendrá una cláusula de rescisión de 100 millones de euros.

Es el primer fichaje de Laporta, que contiene, al mismo tiempo, un poderoso mensaje hacia Messi. Contrata el presidente a uno de los mejores amigos del capitán azulgrana como elemento de seducción deportiva, asumiendo el Kun que vendrá a ejercer un rol secundario en el nuevo proyecto azulgrana.

Un recurso de calidad

No cobrará el altísimo salario que percibía en el City, por lo que ha aceptado reducir el salario incluyendo, eso sí, bonus por títulos conquistados y en función del rendimiento que tenga a lo largo de la temporada. Aunque contribuye, como sostienen los ejecutivos de la dirección deportiva del Barça, a mejorar la calidad ofensiva de la plantilla.

Llega el Kun para aportar goles y soluciones a partidos espesos donde el Barça ha vivido casi siempre de la infinita creatividad de Messi, cada vez más huérfano en el apartado de la eficacia. Leo anotó 30 goles en la Liga, los mismos que el resto de delanteros del equipo.

"El Barça es el mejor equipo del mundo. Intentaré aportar lo mejor de mí mismo. Quiero aportar toda esa experiencia que tuve acá"

Kun Agüero, nuevo jugador del Barça

"Intentaré dar lo mejor de mí mismo", ha dicho el argentino a los medios oficiales del club azulgrana. "Sabemos todos que el Barça es el mejor equipo del mundo. Es una buena decisión estar acá y poder ayudar al equipo a conseguir cosas. Estoy muy contento y ojalá pueda aportar mucho para el club", ha subrayado el Kun Agüero, que se ha despedido "mandando un abrazo grande a todos y espero que puedan disfrutar d de mi juego porque ya me han visto con otras camisetas".

El nuevo jugador del Barça ha recordado sus primeros pasos con el Atlético de Madrid. "Tenía 18 años cuando llegué aquí. Y después me fui al City, todos saben lo que es el City. He cambiado mi forma de jugar, aunque tengo un puesto concreto. Quiero aportar toda esa experiencia que tuve acá", ha recalcado.

El fichaje del Kun, que ya fue anunciado hace unos días por Guardiola, su entrenador en el City, invita, por lo tanto, a pensar en que está asegurada la continuidad de Leo Messi. "Lo de Messi va bien, pero no está hecho", advirtió Laporta la pasada semana en su primera rueda de prensa después de casi tres meses en la presidencia.

Pero el Kun, uno de los mejores amigos que tiene en el fútbol Leo, puede ejercer de motor motivador. Es una amistad tejida precisamente hace más de tres lustros cuando ambos coincidieron en el Mundial sub-20 que conquistó la selección argentina venciendo en la final a Nigeria.

El reencuentro con Leo

Todo fue tan precipitado que el anuncio del fichaje se realizó a las cuatro de la tarde mientras se anunciaba que la presentación oficial era tres horas después en el Camp Nou. Tanta prisa se debe a que el Kun tiene que incorporarse a la concentración de la selección argentina para disputar la Copa América.

Pero se reencontrará, al fin, con Messi en un mismo club. Algo que había perseguido desde hacia mucho tiempo. El City, que le dio rango de leyenda en su despedida de Manchester, no le renovó contrato porque Guardiola considera que se había acabado el ciclo del delantero argentino, obsesionado como anda el técnico en la búsqueda de un nueve como Harry Kane (Tottenham) para potenciar su ataque tras dominar en la Premier (es campeón) y caer en la final de la Champions (es subcampeón).

Pudo venir en el 2014, pero el City no lo quiso vender. Llegó entonces Suárez. 48 horas después de perder la final de la Champions aparece en el Camp Nou

 Ahora, castigado por las lesiones (apenas ha jugado 12 partidos de la Premier y firmando solo cuatro goles), el Kun se reencuentra con su gran amigo en Barcelona. Pudo venir, precisamente, en el 2014, pero entonces el City no lo quiso vender. Y el Barça escogió fichar a Suárez, procedente del Liverpool.

"La próxima semana habrá incorporaciones", había anunciado el presidente, quien mantiene, de momento, el "período de reflexión" sobre el futuro de Koeman. Laporta quiso dejar claro que su intención era marcar el "sello" en el nuevo proyecto deportivo. Y el primer sello es la llegada del Kun Agüero.

Antes incluso de que fuera oficial el acuerdo con el delantero la propia web oficial del club azulgrana tenía anunciado en su programación la conferencia de prensa, convocada de forma urgente, obligando incluso a la directiva a pedir permiso al City para oficializar el fichaje del Kun porque su contrato expira el 30 de junio.

Oportunidad de mercado

Siete años más tarde aparece el Kun en el Camp Nou, síntoma, además, de la delicada reconstrucción económica y también deportiva que sacude al Barça, que se debe conformar con lo que se consideran "oportunidades de mercado". Eric García, el central del City, y Georginio Wijnaldum, el centrocampista del Liverpool serán los próximos en aparecer en el Camp Nou. Ambos, al igual que el Kun, acaban contrato este 30 de junio.

Con la llegada del Kun busca Laporta proporcionarle un ecostistema confortable a Messi, que aún no ha anunciado su continuidad en el Barça

Sirve también para intentar proporcionarle a Messi el ecosistema en el vestuario que tuvo durante seis años con Suárez. Y el Kun, que tuvo un papel marginal esta temporada en el City (apenas jugó 13 minutos en la final de la Champions), recala en el Camp Nou para convertirse en la alternativa ofensiva que proporcione nuevos registros al Barça visto que el experimento con Braithwaite no ha salido nada bien.

Fichó el delantero danés en el mercado de invierno del 2020, previo pago de 18 millones de euros al Leganés ejecutando el Barça esa cláusula de rescisión. Pero no ha dado el rendimiento que se esperaba. Ha marcado solo ocho goles en los 53 partidos que ha disputado con la camiseta azulgrana.

El club, dada la grave crisis económica que le angustia, se ha visto obligado a acudir al mercado low cost. Sin dinero para invertir en grandes fichajes, olvidadas y arrinconadas las opciones de Neymar, que renovó por el Paris SG, y Haaland, dispuesto a seguir en el Dortmund, es el turno del Kun Agüero.

Las negociaciones, ya iniciadas hace meses, se han acelerado en las últimas horas para conseguir la firma del delantero del City justo antes de que se uniera a su selección en la Copa América, a pesar de que se ha conocido oficialmente que Argentina no puede asumir la organización por la pandemia.

Noticias relacionadas

Vuelve el Kun a la Liga tras su paso por el Atlético de Madrid, previo a su eclosión en el City donde ha recibido trato de leyenda en su despedida. Ha jugado 10 años en la Premier antes de regresar a España, donde retorna para ejercer un rol que no tenía ni entonces en el Calderón ni tampoco en Manchester, excepto en sus días finales.

Un suplente para desatascar partidos y dar otra solución más a un Barça que ha visto que con los goles de Messi, que no paran de fluir, no le llega ni en Europa, eso hace años, ni tampoco en España.