EL NUEVO CICLO AZULGRANA

Koeman sigue, por ahora, tras la reunión con Laporta

  • La cita en el Camp Nou duró apenas media hora y se emplazaron a un nuevo encuentro para una decisión definitiva

  • El agente del entrenador se muestra optimista: "Buenas sensaciones", ha transmitido a la prensa holandesa

  • Las dudas sobre la continuidad permanecen a nivel interno y el presidente gana tiempo

Laporta a su llegada este martes al Camp Nou.

Laporta a su llegada este martes al Camp Nou. / JAVI FERRÁNDIZ

4
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

"A partir de la semana que viene se tomarán decisiones para construir un equipo más competitivo el próximo año para poder ganar Champions y Ligas", aseguró Joan Laporta el pasado martes, anunciando "un proceso de renovación porque se ha acabado un ciclo". Ocho días después, bajada la persiana liguera, el presidente se ha puesto manos a la obra. Y lo hecho con una larga jornada en las oficinas del Camp Nou, en la que había programada una reunión en particular con el director de fútbol, Mateo Alemany y el vicepresidente deportivo, Rafa Yuste, con Ronald Koeman y su representante, Rob Jansen. El ciclo cambia con el relevo del entrenador o de media plantilla.

El presidente había citado a Koeman a las 20.00 horas para comunicarle su decisión y el entrenador llegó a las oficinas del club con un maletín. La reunión duró media hora y se emplazaron a una nueva cita. De momento, el entrenador sigue en el cargo. O sea que la decisión quedó pospuesta, en una señal de las dudas que anidan en la cúpula del club: en el despacho del presidente y en el de la dirección deportiva. "Buenas sensaciones", transmitió por su parte Jansen al diario neerlandés De Telegraf.

Dinero para jugadores

Tiene Laporta un par de meses para reconstruir el equipo antes de que se levante el telón la próxima temporada. Y la primera decisión, y no menor, es si permite a Koeman cumplir el segundo año del contrato que le firmó Josep Maria Bartomeu. Si prescinde de él se enfrentaría a un finiquito de 7,5 millones que dificultaría aún más la delicada situación económica, que se quiere dedicar, en la medida de lo posible, al otro sector que debe generar el cambio de ciclo: nuevos jugadores. Los cuatro que ha negociado el Barça llegan con la carta de libertad: Eric Garcia y Sergio Agüero del Manchester City y los holandeses Memphis Depay (Olympique Lyon)y Georginio Wijnaldum (Liverpool).

Desde que regresó a la presidencia, Laporta mantuvo silencio sobre la continuidad del entrenador para no comprometer su palabra. Tras semanas de rumores, se sentó con Koeman para desvelar sus planes. Y, de momento, continúa en el banquillo, aunque el club es consciente de que no puede demorar muchos días más la decisión definitiva, por todo lo que conlleva de incertidumbre.

Ganar tiempo

El presidente quiere ganar tiempo para encontrar una alternativa mejor. Quedó muy decepcionado con el final de Liga del equipo –una victoria en cinco partidos, antes del inútil triunfo de Eibar– y opina que continuar con Koeman supone una pérdida de crédito de cara a la plantilla. Por contra, los máximos responsables deportivos (Alemany y el secretario técnico Ramon Planes)abogan por la continuidad del entrenador, convencidos de que ha hecho una valiosa labor y que puede mejorar con una plantilla de mayor nivel.

Laporta había llegado a las oficinas azulgranas pasadas las 11 de la mañana para empezar a poner la primera piedra de la reconstrucción. Antes de que llegara Koeman, había otros holandeses en la casa: los representantes de Wijnaldum. El centrocampista del Liverpool, de 30 años, acaba contrato y era una de las peticiones de Koeman como refuerzo. El diario 'De Telegraaf' señala que los agentes del internacional neerlandés negociaban un acuerdo por tres años.

Y es que, en paralelo a la decisión sobre quién será el timonel del anunciado «nuevo ciclo», deben de ir despejándose el resto de dudas. Empezando por la continuidad de Messi y la llegada de su amigo Kun Agüero, algo que Pep Guardiola dio por hecho: "Agüero esté cerca de llegar a un acuerdo con el club de mi corazón, el Barça. Jugará junto al mejor de todos los tiempos: Leo Messi. Seguro que disfrutará y hará más fuerte a mi Barça", dijo.

Suárez bendice al Kun y dispara contra Koeman

Llegará Agüero al Barça y su antecesor le da la bienvenida. No considera Luis Suárez una contradicción que uno año después de ser despedido llegue otro delantero solo un año más joven y gran amigo de Messi. "Hay otra directiva, llega libre, y estoy de acuerdo con su fichaje", afirmó el uruguayo, que conserva el resquemor hacia Koeman y hacia Bartomeu, pero ningún ánimo contra el Barça.

Suárez ha demostrado su valía en el Atlético, reivindicándose tras su dolorosa marcha del Camp Nou, que le abrió la puerta de salida contra su voluntad tres días antes de que empezara la temporada.

Noticias relacionadas

"Koeman me transmitió que no contaba conmigo y luego me dijo: ‘Si mañana no se soluciona, voy a contar contigo para el inicio de Liga’». Tras esta afirmación, el charrúa se percató de que el entrenador neerlandés no tenía "tanta personalidad" y que las órdenes procedían de la directiva de Bartomeu, según explicó en una entrevista a la Cadena Cope.

El aterrizaje de Agüero se podría hacer oficial después de la final de la Champions, igual que la de Eric Garcia. La economía del club no permite pensar en traspasos millonarios en un mercado en el que, como ya ocurrió en el anterior, se volverán a intentar los intercambios de cromos.