ACTUALIDAD AZULGRANA

El Barça pagó 1,5 millones al CE Laietà por posibles molestias en el derribo del Mini Estadi

La junta de Bartomeu decidió indemnizar a la entidad antes de derrumbar el antiguo estadio del filial

Imagen de archivo de las obras de derribo del Miniestadi.

Imagen de archivo de las obras de derribo del Miniestadi. / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
EFE

Durante la presidencia de Josep Maria Bartomeu, el Barça pagó 1,5 millones al Club Esportiu Laietà debido a unas posibles molestias de ruido, polvo y tránsito de maquinaria pesada, sin saber si se producirían, a causa de la demolición del Miniestadi, el cual era colindante con este club deportivo y se empezó a derribar a finales de 2019.

Según informó el programa 'Què T'hi Jugues' de SER Catalunya, que pudo acceder a los dos contratos, estos provocaron una denuncia interna el 20 de abril de 2020 al departamento de Compliance (encargado de controlar los procedimientos internos de la entidad azulgrana), que entonces aún estaba dirigido por Noelia Romero, quien empezó una investigación interna sobre el caso poco antes de ser despedida.

Indemnizaciones sin motivo

Esta fue la única indemnización que se pagó a las entidades y vecinos de los alrededores, que consideraron como prácticamente inexistentes las molestias durante la demolición del Miniestadi, lo que hizo que no pidieran ser compensados económicamente. Fuentes municipales explicaron que "no es habitual este tipo de acuerdo, porque es extraño pagar una compensación sin que se haya producido un daño y mucho menos condicionarlo a que no se puedan presentar alegaciones en un futuro".

Fuentes de la actual junta directiva de Joan Laporta consultadas por EFE explican que "los contratos no se entienden ni tampoco el beneficio que esto le aporta al Barcelona". Los 1,5 millones de euros se dividieron en tres pagos y los dos primeros se efectuaron el 11 de octubre de 2018, uno destinado al Club Esportiu Laietà y otro a la Fundació Privada Club Esportiu Laietà con unos importes de 561.807 y 421.925 euros, respectivamente. En los contratos con el Laietà y su Fundación (los dos firmados el 14 de noviembre de 2017) el concepto de las dos primeras indemnizaciones son las posibles molestias de ruido, polvo y maquinaria pesada.

Ambos fueron firmados por parte del Barça por el director financiero Pancho Schröeder, el exdirector general Óscar Grau, la exejecutiva financiera Montse Font, el exdirector de los servicios jurídicos Román Gómez-Ponti y el exdirector del Espai Barça William T. Mannarelli. Por el Laietà firmó su presidente, Domingo Goenaga.

"Errores en el diseño del Espai Barça"

"El ámbito de ejecución de la Modificación del Plan General Metropolitano (MPGM) no afecta a las fincas e instalaciones del Club Esportiu Laietà, pero es posible que durante la ejecución de las obras correspondientes, aún cumpliendo todos los requerimientos legales y de seguridad, se generen externalidades negativas (como ruido, polvo, tránsito de maquinaria pesada en vías próximas...)", se escribe en los contratos.

Pero fuentes de la directiva de Bartomeu conocedoras del caso argumentan que el motivo de la indemnización fue que el club cometió un error a la hora de diseñar el MPGM para el nuevo diseño del Espai Barça. En concreto, según estas fuentes el error consistió en dibujar la línea del límite de su finca demasiado cerca de la propiedad del Laietà y, para evitar alegaciones al MPGM y ganar tiempo ante las administraciones públicas, los responsables del Barça decidieron llegar a un acuerdo con la entidad vecina.

Ninguna otra compensación

Aparte del Laietà, ningún otro comercio, entidad o comunidad de vecinos cercana a los terrenos del Miniestadi ha recibido compensación alguna por estas posibles molestias. De hecho, la comunidad de vecinos del bloque situado en la esquina de la calle Cardenal Reig con la avenida Arístides Maillol (delante de los terrenos donde estuvo el Miniestadi) las consideró como mínimas según fuentes vecinales una vez se efectuó la demolición entre finales de 2019 y principios de 2020.

Noticias relacionadas

Preguntadas las entidades por el motivo que les llevó a firmar dos contratos por separado, firmados el mismo día y con el pago efectuado también en la misma fecha, tanto el Barça como el Laietà se niegan a hacer ningún tipo de declaración aduciendo criterios de confidencialidad contractual.

El tercer pago del Barcelona al Laietà, que tuvo lugar el 21 de octubre de 2019, tiene un concepto diferente a pesar de aparecer en el mismo contrato. En este caso, el acuerdo fue para que los trabajadores y deportistas del club azulgrana que utilizan habitualmente las instalaciones del Palau Blaugrana pudiesen hacer uso de las del Laietà a partir del momento en el que empezaran las obras en el pabellón. Pero, a pesar de que estas obras aún no han comenzado a día de hoy, el pago hace un año y medio que se realizó, y el club en ningún momento ha comunicado a sus trabajadores y deportistas que pueden hacer uso de las instalaciones del Laietà.