LAS CUENTAS AZULGRANAS

El Barça firmará un crédito por valor de 500 millones

El club ha pactado con la financiera Goldman Sachs, con lo que obtendrá liquidez para afrontar los pagos urgentes de esta temporada.

Laporta, en el palco del Palau Blaugrana. / Efe

Laporta, en el palco del Palau Blaugrana.
Joan Laporta y Enrique Cerezo, los dos presidentes, observan con sopor el partido.

/

1
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

No era necesaria ninguna de las cuatro auditorías encargadas para saber que el Barça acabaría la temporada con un amplio déficit en el presupuesto que hizo Josep Maria Bartomeu, que tenía una deuda ingente y que presentaba graves problemas de tesorería para hacer frente a los pagos inmediatos.

Antes de conocerse la radiografía exacta de la situación, y paralelamente al análisis de las cuentas por revisores externos, la junta directiva ha negociado la concesión de un crédito de 500 millones con la financiera estadounidense Goldman Sachs. De los 1.173 millones de euros que configuran la deuda total del club (a falta del resultado exacto de las auditorías), 730 millones son a corto plazo entre pagos pendientes a bancos, clubs y jugadores propios. 

La obtención de este crédito viene dada por la imposibilidad de obtener liquidez suficiente y con cierta rapidez. Por ejemplo, no hay perspectivas de realizar ningún traspaso ni tampoco la junta quiera precipitarse en una venta apresurada de Barça Corporate, unos activos que podrían reportar ingresos superiores a 200 millones.

Cien millones inmediatos  

Noticias relacionadas

El Barça ha negociado este crédito sindicado urgente con la perspectiva de utilizar más de cien millones de forma inmediata. Sobre todo, esta cantidad permitirá afrontar nóminas de futbolistas que quedaban pendientes cuyos pagos se habían diferido por parte de la Comisión Gestora.  

La directiva de Bartomeu había negociado con Goldman Sachs la concesión de un crédito de 815 millones para poder sufragar el Espai Barça, según la última aproximación económica que dejó antes de dimitir. La financiera había prestado al Barça algo menos de cien para que pudiera poner en marcha algunas obras, como el estadio Johan Cruyff. El Espai Barça está en fase de revisión por parte de la junta de Laporta.  

Temas

Joan Laporta