ENTREVISTA AL CAMPEÓN DE EUROPA FEMENINO

Lluís Cortés: "El Chelsea debió temer que les metiéramos ocho"

Cuando en 2019 llegó al banquillo del Barça femenino les prometió a sus jugadoras que algún día ganarían la Champions. Ese mismo año alcanzaron la primera final continental de la historia y dos temporadas después ha cumplido su promesa. Un título, está convencido, que no solo refuerza la apuesta del club sino que impulsará aún más el fútbol femenino en España.

Lluís Cortés.

Lluís Cortés. / FCB

Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +
Joan Domènech

¿Ha podido dormir o sigue pensando que todo es un sueño? He dormido poco. Aún no nos lo creemos porque es algo muy difícil y hace muy pocos años lo veíamos superlejos. Ahora somos campeones de Europa, pero creo que aún no lo hemos asimilado. Lo celebras pero creo que no somos conscientes de lo que significa todo esto, de verdad.

Antes de la final les dije que si nos los pasábamos bien el partido acabaría bien"

Cuando llegó en enero de 2019 les dijo que algún día ganarían la Champions, algo que parecía una utopía. ¿Qué les dijo antes de salir el domingo? Que si hacíamos nuestro partido y hacíamos lo que sabíamos hacer y nos los pasábamos bien el partido acabaría bien. Cuando las jugadoras disfrutan jugando, es muy difícil que nadie nos gane.

Esto de pasárselo bien suena un poco al 'salid y disfrutad' de Johan Cruyff en Wembley. Sí, pero porque lo creo así, no pensando que diré lo mismo que Cruyff a ver si gano la Champions. Es que es realmente así. Cuando las jugadoras se lo pasan bien, se asocian y la pelota va rápido, cuando tienen mucho balón y participan muchas veces es cuando somos más difíciles de defender. Y de ganar.

Cuando se llega a una final, lo que no hay que tener es miedo. Exacto. Precisamente lo que no hay que tener es miedo. Y a diferencia de Budapest, esta vez lo que no tuvimos es miedo. En Budapest todo era muy nuevo, el Lyon era un superequipo que sabíamos o al menos pensábamos que era superior a nosotros. Y cuando vas con miedo a los partidos, normalmente acaban mal. Esta vez fue al revés. La semana previa de entrenamientos fue muy buena. El día antes, una intensidad, una alegría, y el mismo día de partido en el hotel viendo las caras de las jugadoras, haciendo una broma con una y otra... había un ambiente de confianza, de seguridad, que era superpositivo. Y pensé: 'este partido tiene que ir bien'.

Cortés celebra el cuarto gol en Gotemburgo.

/ FCB

¿Hasta qué punto ayudó marcar el 0-2 antes del cuarto de hora? Nosotros los sufrimos en Budapest, donde le dije a mi segundo: ¿qué hacemos para que no nos metan ocho? No pensando en remontar, sino en no hacer el ridículo en una final de Champions. Y el domingo, conforme iban cayendo los goles, pensé en mi rival, en Emma Hayes: 'Buah, está en la misma situación que yo hace dos años'. Siempre digo a mis jugadoras que el gol más importante no es el primero, es el segundo. Y que cuando haces un gol en lugar de perder mucho tiempo en celebrarlo tienes que ir a por el segundo, que es cuando el equipo rival está más tocado, se tambalea. El segundo es como la estocada final. Y el domingo lo llevamos a la perfección. No solo el segundo, sino el tercero y el cuarto muy rápidos.

Siempre les digo que el gol más importante no es el primero sino el segundo, que es cuando el rival se tambalea"

El Chelsea en el tú a tú te puede montar el lío. Totalmente. El Chelsea es un grandísimo equipo y delante tiene jugadoras de muchísimo talento. Pero supimos capaces de neutralizar sus puntos fuertes, estar muy bien en la transición defensiva e interpretar muy bien en ataque dónde estaban los espacios. Cuando el marcador te condiciona tanto y desde tan pronto, ya te condiciona todo. Luego es cierto es que llevaron más la iniciativa pero es que faltaría más que no la tuvieras perdiendo 0-4. También la tuvimos nosotros contra el Lyon y marcamos un gol. 

Pareció un calco de Budapest pero con los papeles cambiados. Esa era la sensación que tenía en el banquillo. Vivir la final de 2019 pero en el lado contrario. El Chelsea debió temer que les metiéramos ocho y teníamos que ir precisamente a meterles ocho. Cuando los rivales están con este miedo, es cuando hay que ir a hacerles daño. Y es ahí donde cerramos el partido. Nos han hecho cinco goles en todo el año y era muy difícil que en 45 minutos nos hicieran cinco.

Lluís Cortés celebra el título con las jugadoras y el presidente.

/ FCB

El equipo es casi calcado también al de 2019, con los refuerzos de Jennifer Hermoso y Caroline Graham Hansen. ¿Qué ha más cambiado en estos dos años, además de sumar este talento de ambas? Las incorporaciones de Jenni y Caro son brutales, de un nivel altísimo, pero la diferencia respecto a 2019 es que las jugadoras que ya estaban, Aitana, Patri, Leila, Torrejón..., todas hoy son mucho mejores. Hemos trabajado muchísimo. En el 'staff' hay gente increíble que lo ha dedicado todo para que este equipo sea el mejor de Europa. Cuando desde la base puedes hacer un grupo, es mucho más fácil porque no tienes que incorporar nuevas sinergias. Siempre que ese grupo esté dispuesto a trabajar y mejorar. Como después de Budapest nos comprometimos a que lo haríamos, todo fue mucho más sencillo.

La mejora física es evidente. Para ganar la Champions era imprescindible"

Ya había un núcleo. Sí. Alexia, Torrejón, Leila... hace años que juegan juntas. La diferencia es que la Alexia de hoy es mejor que la de hace ocho años. Y no solo a nivel físico, que hay datos objetivos que se pueden medir, sino también en interpretar el juego, en entenderlo. Hay muchas horas de vídeo, de hablar con las jugadoras, de trabajar, de entrenar, que hacen que sean mejores que hace unos años.

¿El principal salto es el físico? Sí, es uno de ellos. La mejora física es evidente. Si quieres ganar la Champions es muy necesario la mejora de la condición física. Si no hubiéramos hecho este cambio igual nos daría para ganar la Liga. Pero para ganar la Champions era imprescindible.

Aitana es un claro ejemplo de lo que queremos en el Barça. La Aitana de hoy compite mucho mejor que la de hace dos años"

¿Aitana Bonmatí, MVP, personifica el crecimiento de este equipo y la apuesta por la cantera? Aitana es un claro ejemplo de lo que queremos en el Barça. Una jugadora con un amor por el club brutal. que entiende el juego del Barça a la perfección, que ha jugado con este estilo desde muy pequeña y que por tanto lo tiene integrado a la perfección, que no necesita que lo cuentes porque ya le sale, ya lo ha vivido toda la vida. Y que está en un momento de madurez competitivo muy interesante. No es solo ser buena, conducir el balón rápido y ser preciso en las acciones técnicas, sino también saber competir. Y la Aitana de hoy compite mucho mejor que la de hace dos años en Budapest. Y falla menos pases, no porque no sepa hacerlos sino por una cuestión de estrés competitivo. De situación emocional. Y hoy está más preparada que hace dos años.

En la campaña electoral Lluís Carreras destacó que su equipo era el más fiel al estilo Barça. ¿Porque son más estrictos, tienen más facilidades, menos presión…? Presión mucha, porque estamos obligados a ganar por 5-0 cada semana, porque el día que ganamos por 2-0 parece que hayamos hecho un mal partido. Es que creemos en esto, y no solo el 'staff', sino también las jugadores creen firmemente en esto y desde el primer minuto. Alexia [Putellas] no quiere jugar a nada más que a esto, pero Patri, Mapi, Aitana, quieren jugar a esto. Que no lo hemos creado nosotros, sino que es el estilo Barça, que viene con el escudo. Como entrenador pones la pincelada para darle color, adaptándote a las jugadoras. Por ejemplo, no es lo mismo jugar con Asisat [Oshoala] que con Jenni [Hermoso]. Hemos sido capaces de incorporar este estilo y centrarnos en nosotros. Antiguamente este equipo se centraba en el rival y se adaptaba a él; desde que llegué somos nosotros los que marcamos una línea, un patrón y ya será el rival el que se adapte a nosotros.

No se trata solo de que se disfruten ellas, sino de que disfrute la gente. Y si encima, ganamos, ya es la hostia"

Insiste en mantenerse fiel al estilo. No en ganar sino en el cómo. Totalmente. Hay partidos de 5-0 o 6-1 y las jugadoras entrando al vestuario cabreadas. Le damos mucha importancia al cómo y es una de las claves del éxito. Para ganar y para atraer a toda la gente que se va enganchando al fútbol femenino. Gente que se lo pasa bien con el Barça, que se divierte. No se trata solo de que se disfruten ellas, sino de que disfrute la gente. Y si encima, ganamos, ya es la hostia.

Para reforzar el fútbol femenino, ¿influye el título de campeón o la forma de jugar? Como entrenador el cómo lo es todo, que se lo pasen bien las jugadoras y que luego el público se lo pase bien. Si lo conseguimos, la mayoría de los días mereceremos ganar y la mayoría de los días ganaremos. El cómo es la clave, la base, lo primero. Entre el huevo y la gallina, lo primero es el cómo, está clarísimo. Si el cómo funciona, el ganar vendrá solo, es una consecuencia, el resultado es una consecuencia.

Lluís Cortés celebra el título con las jugadoras y el presidente.

/ FCB

Entre el huevo y la gallina, lo primero, la base, es el cómo, el cómo se gana; el resultado es una consecuencia"

¿Este título va a influir en la profesionalización del fútbol femenino? No solo es una victoria del Barça, de ser el primer club que ha conquistado dos Champions en hombres y mujeres. Es una victoria que sitúa al fútbol español en el mapa, que avisa de que aquí se hacen las cosas bien y que da fuerza a la gente que defiende la profesionalización del fútbol femenino.

Su nombre sale al lado de Johan Cruyff. Los dos primeros que conquistaron la Copa de Europa. Igual me hacen un estadio algún día… [risas] Con 34 años, haber disputado dos finales de Champions y haber ganado la primera al segundo intento es un premio brutal, estoy encantadísimo.

Es una victoria que sitúa al fútbol español en el mapa y da fuerza a la gente que defiende la profesionalización del fútbol femenino"

Laporta le renovó antes de la final. ¿Qué le dijo en privado, que le pidió? El presidente es muy de nuestra manera de ver las cosas, de dar importancia al cómo. Para el presidente no se trata solo de ganar, sino de cómo ganamos. Esta junta valora esto, cómo vivimos como equipo, las celebraciones, cómo acogemos a la gente. Lo normalizamos todo, somos gente cercana. Hay una humanidad brutal en esta plantilla y eso es muy significativo. Se trata de ganar títulos como club, claro, pero también de generar referentes, ser ejemplares y e tener valores instaurados.

¿A qué aspira como técnico? Cuando cogí al equipo le dije a Alexia que no dejaría el equipo hasta ser campeonas de Europa… Ahora ya lo somos. En serio: disfrutar del día a día. Disfruto mucho, estoy en el mejor sitio donde podría estar. Para un tío de Balaguer, pertenecer al mejor equipo, en el más profesional y cerca de casa… ¿A qué aspiro? A conquistar muchos más títulos.

Noticias relacionadas

¿Contempla el paso algún día al fútbol masculino? No, no me lo planteo a corto término. Tengo mucha experiencia en el fútbol femenino, me estoy haciendo un nombre. Si algún día surgiera la opción la valoraría, pero para ganar una Champions debería estar en equipos muy concretos y estos ya tienen entrenadores de sobras.

Igual el Barça de aquí al lado… Sería una opción pero creo que hay muchos entrenadores antes que Lluís Cortés.