LA PLANIFICACIÓN DEPORTIVA

Laporta y Koeman tratan del futuro del Barça

El presidente y el entrenador discuten sobre la continuidad del técnico y la remodelación de la plantilla

Laporta sale por delante de Koeman del restaurante en el que comieron los dos.

Laporta sale por delante de Koeman del restaurante en el que comieron los dos. / JAVI FERRANDIZ

Se lee en minutos
Joan Domènech

Las cartas sobre la mesa, al lado de los platos. Joan Laporta y Ronald Koeman, acompañados por Rafa Yuste, el vicepresidente deportivo, cruzaron opiniones e informaciones sobre el Barça del futuro. El diagnóstico sobre el equipo es básico para la reconstrucción que demanda el vestuario, independientemente de que pueda producirse un milagro y el Barça sea capaz de desbancar al Atlético, adelantándole cuando tiene cuatro puntos de desventaja con seis por jugarse.

El presidente y el entrenador pueden hacer la radiografía completa con suficientes elementos de juicio. Laporta ha observado el rendimiento del equipo y de los jugadores y la gestión que ha hecho el entrenador y ha compartido con él sus sensaciones.

Koeman le ha trasladado al presidente el análisis que hace él de sus pupilos y de su propio trabajo con los mimbres que le dieron. El balance frío, puramente descriptivo, es que el Barça ha sido campeón de Copa, fue eliminado con vapuleo en la Champions League y pelea la Liga hasta el final, tras desperdiciar oportunidades como para decir la última palabra. Conocer y compartir impresiones hacía innecesaria la presencia de ejecutivos como Mateu Alemany y Ramon Planes, máximos responsables de la planificación deportiva.

En el restaurante donde almorzaron, viejo feudo en el que en muchas ocasiones despachó Josep Lluís Núñez asuntos como los que lidiaron Laporta, Koeman y Yuste, la toma de decisiones está supeditada a varios factores inciertos. No se anunció ninguna, claro. Ni siquiera la continuidad del entrenador. Aunque tiene contrato en vigor hasta el 2022, la permanencia en el banquillo no se da por descontada.

Xavi renueva con el Al Sadd

Lo Lo que se intuye es que el hipotético sustituto no parece que vaya a ser Xavi Hernández a tenor de la fotografía y la información de su renovación con el Al Sadd de Qatar. El club presentó un acuerdo hasta 2023 tras varias semanas en las que se retrasó el anuncio a la espera de ver la deriva de los acontecimientos en Barcelona.

Si Koeman es relevado del cargo, el nuevo inquilino del banquillo saldrá de una terna de posibles candidatos en los que apareció el nombre de Jordi Cruyff, que ejerce en el Shenzen de China, sin que pueda descartarse a Xavi, que dejó una puerta de salida en el contrato con su club.

Xavi Hernández posa con dos dirigentes del Al Sadd con la camiseta ilustrativa del final de su contrato.

/ Al Sadd

El encuentro se produjo en un almuerzo de máximo nivel y sin ejecutivos

“Puedes preguntar todo, no te contesto”, dijo Koeman a la salida del restaurante en el que se citó para almorzar con Laporta. Fue el primero en llegar. La salida no fue tan tranquila. “Esto como la final de Champions del 92”, bromeó Yuste mientras los tres trataban de llegar al coche en medio de un tumulto de periodistas y cámaras de televisión, que conocían la sede del encuentro. "Ha sido una reunión muy tranquila", musitó Laporta. No lo fue tanto la marcha del restaurante después de las tres frases balbuceadas.

La identidad del entrenador influirá, parcialmente, en el capítulo de fichajes, muy limitado por las restricciones económicas que sufre el club por la descomunal deuda que sufre y por las limitaciones que impone un límite salarial sobrepasado. La dimensión de los contratos actuales de media plantilla restringe la capacidad de elección del club.

Sergio Agüero lanza un penalti al estilo Panenka con el City ante el Chelsea que falló.

/ Shaun Botterill / Reuters

Negociaciones con Kun Agüero

La primera búsqueda de refuerzos se dirige a futbolistas que acaban contrato. Eric Garcia, el defensa del Manchester City, y Memphis Depay, delantero del Olympique de Lyon, son los dos fichajes que se dan por hechos. El tercero apunta a que podría ser Sergio Kun Agüero, también del City, y también libre.

Noticias relacionadas

El Barça admite la existencia de negociaciones con el delantero argentino, gran amigo de Messi y compañero de generación. Agüero tiene 32 años y está concluyendo una temporada salpicada de lesiones. La operación se negocia en base a un contrato por dos temporadas (hasta el 2023). Agüero también contempla un final de carrera con el colofón del Mundial de Qatar, de finales del 2022. Igual que Messi, cuya continuidad también influirá, de forma sobresaliente, en la planificación de la plantilla.  

Al margen de los futbolistas que pudiera elegir el club, a través del secretario técnico Ramon Planes, la configuración del futuro proyecto pasa por la rescisión de varios contratos actuales y la búsqueda de sustitutos para los que se marchen.