LAS REACCIONES AL 0-0

Piqué: "Seguimos vivos. La Liga sigue abierta, tres partidos son muchos"

  • El central del Barça cree que aún "puede pasar de todo" y señala la dificultad de que el Madrid gane cuatro partidos consecutivos

  • "No dependemos de nosotros, pero estamos donde queríamos estar en diciembre, en posición de poder ganar la Liga", dice Alfred Schreuder, el segundo de Koeman

Piqué se anticipa a Luis Suarez de cabeza 

Piqué se anticipa a Luis Suarez de cabeza  / JORDI COTRINA

Se lee en minutos
José María Expósito

Pese a que el empate con el Atlético deja la Liga en manos del Madrid y aunque las opciones del Barça pasan por ganar los tres partidos restantes y esperar los pinchazos de los dos equipos de la capital, Gerard Piqué sigue confiando en las opciones de su equipo de proclamarse campeón. "Seguimos vivos", ha resumido el central tras el partido, del que sale convencido de que "vistos los resultados de esta temporada, la Liga sigue abierta. Tres partidos son mucho".

"Estamos donde queríamos"

Tampoco tira la toalla Alfred Schreuder, el ayudante de Ronald Koeman que dirigió desde el banquillo mientras el primer entrenador, sancionado, daba instrucciones por teléfono desde la grada. "Queríamos ganar y no hemos podido, pero seguimos en esta posición, a dos puntos del Atlético", ha señalado el técnico, dando por buena la situación actual en base al mal inicio de la temporada: "El Atlético es muy fuerte. Hay que aceptarlo. Estamos donde queríamos estar hace meses, en diciembre: en posición de poder ganar la Liga, aunque es verdad que ahora no dependemos de nosotros".

El empate obliga rehacer todas las cuentas, aunque nunca serán definitivas. "Puede pasar de todo", opina Piqué. "Es cierto que el Madrid, ganando cuatro partidos seguidos, es campeón, pero me gustaría ver si alguien ha ganado cuatro partidos seguidos en esta Liga. Bueno, nosotros sí", ha indicado, señalando que "el estado anímico" de los equipos también cuenta, quizá en alusión a la reciente eliminación del Madrid de la Champions.

Simeone tampoco hace autocrítica

Simeone reconoció que no verá el Real Madrid-Sevilla de este domingo. "No estoy viendo los partidos de los demás, no lo paso bien, así que prefiero no verlos. No va a cambiar mucho si no lo veo, así que estaré cenando con la familia y el lunes a preparar el partido de la Real", ha dicho el entrenador argentino, igualmente poco autocrítico pese a dejar de depender de sí mismo para ser campeón. "Desde que llegué a este club, en diciembre del 2011, tengo claro que el único éxito que podemos lograr es ser competitivos. Con esto me ilusionaba aquella tarde en mi presentación, con que el Atlético compita siempre hasta el final".

"Matemáticamente tenemos 'chance'. Somos el Barça y vamos a intentarlo", ha animado Ronald Araujo. El central uruguayo no podía quitarse de la cabeza la acción en la que Lenglet le impidió rematar un balón claro: "Todavía estoy pensando en esa jugada porque entraba muy solo y con el arco de frente. Es una lástima. Es una jugada muy rápida en la que no da tiempo a comunicarse y la toca Clement cuando la iba a rematar yo".

Deberes sin hacer

"No tengo una bola de cristal, pero ese tiene que ser nuestro objetivo como club e institución, luchar hasta el final", ha insistido el Piqué. "Desde que estoy aquí, en las últimas 12 o 13 temporadas, en todas o casi todas hemos competido hasta el último partido. Si no dependemos de nosotros es porque no hemos hecho los deberes y en fases de la temporada no hemos estado finos", ha lamentado.

Ganar era prácticamente imprescindible para el Barça y para Piqué el equipo ha realizado un meritorio partido dado el rival que tenía delante. "El Atlético puede ser defensivamente el mejor de la Liga, y cuesta generarle ocasiones. Las claras que tengas las tienes que aprovechar y nosotros no lo hemos hecho: como la de Leo que le saca Oblak con los dedos o la de Ousmane [Dembélé] al final. Pero para lo que es el Atlético hemos tenido bastantes ocasiones".

El Barça tardó en demostrar que le urgía la victoria. La primera parte tuvo un claro color rojiblanco, aunque Piqué estima que el balance final cae del lado azulgrana. "No diría que han sido más ambiciosos que nosotros. En unas fases hemos tenido más la pelota, en otras han sido ellos. En la segunda mitad nos hemos encontrado mejor, sin tener mucho control pero teniendo más ocasiones. Podía haber ganado cualquiera, pero en mi opinión nosotros hemos generado más".

Problemas sin Busquets

Noticias relacionadas

En la misma línea Schreuder valoró que su equipo había hecho "acciones potentes", en referencia también a las de Messi y Dembélé, y opinó que su equipo solo pasó unos malos momentos tras el cambio de Busquets. "Hasta entonces hemos tenido controlado el partido. Ha habido cierta desorganización en el centro del campo, es normal porque nos da siempre mucha confianza en esa zona. Pero en la segunda mitad hemos mejorado mucho". Sobre el golpe que se llevó el centrocampista, que se tuvo que retirar mareado, indicó que "está todo bien, pero hay que esperar a las pruebas".

El Barça cierra la Liga sin haber sido capaz de ganar a sus dos rivales por el título, Madrid (dos derrotas) y Atlético (derrota y empate). Pero Schreuder cree que no es momento de volver la vista atrás. "No hay que analizar partidos anteriores sino el de hoy. Hoy podríamos haber ganado", sentenció.