MENSAJE A LOS DISIDENTES

La UEFA perdona a los arrepentidos de la Superliga y amenaza a Barça, Madrid y Juve

  • El organismo anuncia un "paquete de integración" para los nueves clubs que renunciaron al torneo que lideró Florentino Pérez

  • LA UEFA sancionará con 100 millones de euros a los equipos díscolos si vuelven a la Superliga y planea castigos a los tres clubs rebeldes meditando excluirlos de las competiciones europeas

Ceferin, el presidente de la UEFA, en una conferencia de prensa.

Ceferin, el presidente de la UEFA, en una conferencia de prensa. / Afp

Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

El mensaje de la UEFA es contundente. Perdón, pero con multa y matices incluidos, para los nueve equipos arrepentidos (Arsenal, City, United, Liverpool, Chelsea, Tottenham, los seis ingleses que desencadenaron la rendición de la Superliga, Atlético de Madrid, Inter y Milan) y amenazas de fuertes multas económicas para los tres equipos (Madrid, Barça y Juventus) que aún no han abandonado ese elitista y transgresor proyecto presidido por el dirigente blanco Florentino Pérez.

El cisma continúa. La mayoría ha regresado al orden de la UEFA, expuesto además a una multa de 100 millones de euros si retoman el proyecto de la Superliga, mientras los tres clubs rebeldes corren el riesgo de quedar excluidos de las competiciones europeas.

"Estos clubs reconocieron rápidamente sus errores y han tomado medidas para demostrar su arrepentimiento y su futuro compromiso con el fútbol europeo", proclamó Aleksander Ceferin, el presidente de la UEFA, un organismo que ha detallado el amplio "paquete de integración" para acoger, de nuevo, en su seno a los nueve arrepentidos, incorporándose, ya de forma inmediata, a la Asociación de Clubs Europeos (ECA), "el único organismo representativo de los clubs que reconoce la UEFA".

Donación de 15 millones

En ese sentido, y "como gesto de buena voluntad", esos nueve equipos harán "una donación de 15 millones de euros", que se destinará, según la UEFA, "al beneficio de los niños, los jóvenes y el fútbol de base en las comunidades locales de toda Europa, incluido el Reino Unido". Además, los arrepentidos verán cómo se les retiene "el 5% de los ingresos" que hubieran recibido de la UEFA durante una temporada, una cantidad que será "redistribuida".

No solo eso. También aceptarán, tal y como ha revelado el organismo que preside Ceferin, que "se le impongan multas sustanciales si pretender jugar en una competición no autorizada de este tipo". La cantidad sería de 100 millones de euros. Y en caso de "incumplir cualquier otro compromiso" serían multados con otros 50 millones más.

Noticias relacionadas

Cuando se ha referido a Madrid, Barça y Juventus, los tres únicos clubs que no se han desvinculado de la Superliga, Ceferin ha anunciado que "la UEFA se ocupará de ellos más adelante". De momento, no ha querido dar más pistas porque se "reserva todos los derechos para tomar las medidas que considere oportunas contra aquellos clubes que hasta ahora se han negado a renunciar a la llamada Superliga".

Decía Florentino que "no temía represalías de la UEFA", pero estas han llegado y de forma casi inmediata abriendo un cisma entre los arrepentidos y los rebeldes. Y Ceferin traslada a los comités disciplinarios las posibles sanciones que recibirían Madrid, Barça y Juventus, dispuesto como parece a excluirlos incluso de las competiciones europeas.