EN LA SEMANA PREVIA AL ATLÉTICO

Messi organiza una comida con la plantilla en su casa

  • Es la primera vez que el astro abre las puertas de su domicilio en Castelldefels para recibir a sus compañeros

  • El capitán busca difundir un mensaje de unión para derrotar al Atlético y tener opciones de doblete

Trincao y Pedri, a su llegada a la casa de Messi.

Trincao y Pedri, a su llegada a la casa de Messi. / Valentí Enrich

1
Se lee en minutos

No es nada habitual. Ni tan siquiera se ha dado de forma circunstancial. Pero la situación en el Barça requería, o así lo ha entendido Leo Messi, de decisiones innovadoras. El capitán, según ha revelado el diario Sport, ha organizado en la mediodía del lunes una comida en su casa de Castelldefels con toda la plantilla para preparar el sprint final en busca del doblete.

Aprovecharon los jugadores para festejar la Copa conquistada en Sevilla, la primera que levantaba, precisamente, Messi como capitán porque en la anterior, la del 2019, el Barça la perdía ante el Valencia de Marcelino.

Sergi Roberto, en su coche, llegando a la comida organizada este lunes por Messi.

/ Valentí Enrich

Horas después del triunfo en Mestalla que permite a los azulgranas mantener opciones de conquistar la Liga, la estrella argentina reunió a sus compañeros justo en la semana previa a la visita el sábado del Atlético, el líder de la Liga (76 puntos), al Camp Nou. A la cita algunos jugadores han ido con sus mujeres.

Lenglet llegó en taxi a la cita en casa de Messi.

/ Valentí Enrich

El Barça tiene 74 y si gana al equipo de Simeone se encaramaría al primer lugar, una posibilidad que desperdició con la derrota ante el Granada (1-2) el pasado jueves.

Noticias relacionadas

Messi, que ya ha emitido señales de su compromiso con el club en los últimos meses tras ver frustrada su marcha en agosto, ha abierto las puertas de su casa para comer con la plantilla. Es un claro mensaje de unión en el tramo decisivo de la Liga después de conquistar la Copa, el primer título que ganaba el Barça en los dos últimos años. Y cualquier detalle, por pequeño que parezca, adquiere mucho más valor porque se están jugando la Liga en las cuatro últimas jornadas.

Mingueza, a su llegada a la casa de Messi, este lunes.

/ Valentí Enrich