MÁS GOLES QUE CR7, MBAPPÉ Y HAALAND

Messi aún mantiene viva la llama del Barça

  • Tras un horrible inicio, el capitán recupera en el 2021 su mejor versión y alimenta la esperanza de conquistar el doblete

  • Lleva 28 goles y 11 asistencias en la Liga, por lo que ha participado en el 48% de los tantos del Barça

Messi firma el 1-3 al Valencia con una soberbia falta que supera la barrera y a Cillessen.

Messi firma el 1-3 al Valencia con una soberbia falta que supera la barrera y a Cillessen. / Reuters / Pablo Morano

Se lee en minutos

Todavía cree Messi. Y el Barça. Cree que puede ganar una Liga que tuvo en su mano el pasado jueves, pero perdió con el Granada. Cree el capitán, que vivió en Mestalla un retrato de su singular temporada, que podría ser la última en el Camp Nou porque aún no ha dicho si aceptará el plan que está diseñando Joan Laporta para que siga vistiendo de azulgrana.

Cree tras fallar un penalti en Mestalla y firmar luego dos goles, el segundo con una sublime falta, que simboliza el tránsito que ha vivido él mismo en un convulso viaje, investido como está ahora de su rol de capitán, capaz de organizar un almuerzo en su casa, según ha revelado el diario Sport, con toda la plantilla para emprender con energía el último sprint.

Una comida, la primera de este tipo que se produce en casa de Messi, que traslada el poderoso mensaje de unión de la plantilla en la semana previa a la visita del Atlético en un partido que puede decidir el campeonato. Mantiene Leo viva la llama de la esperanza tanto en el campo como fuera e incluso con ese hilo de diálogo abierto con Laporta para ampliar su contrato dos temporadas más.

El argentino organizó una comida de todos los jugadores en su casa de Castelldefels antes de recibir al Atlético el sábado en el Camp Nou

Un sprint que nace en el burofax donde le dijo por escrito a Bartomeu lo que tantas veces le había dicho en privado. Que no aguantaba más, que se iba. Ahora, en cambio, parece estar dispuesto a aceptar la hoja de ruta laportiana para seguir dos años más en el Camp Nou, cobrando la mitad de lo que percibe actualmente.

Mientras llega el día en que descubra su futuro, Messi suma 28 goles en la Liga y 11 asistencias, lo que implica que ha participado en el 48% de los 80 goles anotados por el Barça. O sea, prácticamente uno de cada dos tantos lleva su firma o su autoría intelectual.

Es el Pichichi, con sus 28 goles, después de superar un mal arranque de temporada: solo 7 tantos en 15 jornadas

Ni rastro ahora queda del meditabundo Leo, enfurruñado como estaba con el mundo, tras el 2-8 de Lisboa, y sobre todo con Bartomeu, a quien le envió un burofax para salir por piernas del Barça. Pero no lo dejaron aumentando en el capitán una sensación de orfandad -la marcha de Suárez al Atlético le dejó solo en el vestuario-, con un entrenador nuevo (Koeman), al que no conocía de nada. Y al que lo primero le dijo, en su cita inicial, es que "se veía más fuera que dentro". 

Messi celebra uno de sus dos goles al Valencia en Mestalla.

/ Afp

Las cifras certifican esa versión triste de Messi. Apenas un gol en los cinco últimos partidos de Bartomeu como presidente. Tan solo firmó el argentino siete tantos en las 15 primeras jornadas, alejado de esa efectividad que le caracterizaba. Caminaba abatido y desorientado por el campo, incapaz de tejer complicidades en un 2020 de terrible recuerdo para él.

El click llegó en enero

Con la llegada del nuevo año, todo cambió para Messi. De repente, se hizo el click. Y ese rostro taciturno, con la mirada perdida, quedó atras, complacido con la ilusionante aparición de Pedri unido a la explosión de Frenkie de Jong como jugador total. Los goles fluyeron entonces con la rutina messiánica. Hay un mísero 2020 que contrasta con un opulento 2021 en la Liga, donde ha rubricado 21 tantos en las 19 últimas jornadas.

Haaland marca un gol con el Borussia Dortmund.

/ Afp

Mbappé lleva 25 tantos con el Paris SG en la Liga francesa, los mismos que ha anotado Haaland con el Dortmund en la Bundesliga

Un gol con Bartomeu en el último mes en el que convivieron, muy a su pesar, en la Liga y 18 tantos alcanzó en su época de interinaje con Carles Tusquets, el presidente de la comisión gestora, en cinco meses. Tiempo que aprovechó este para decir que lo mejor en el plano económico habría sido vender a Messi el pasado verano.

25 goles en la Liga 19-20

Ahora, suma nueve goles ya con Laporta en casi dos meses de su segunda relación. 28 en total con Koeman, el técnico que ha sabido reconectar a Messi, origen y final de un Barça que juega sin delantero centro, capaz hasta de rescatar una correcta versión de Dembélé y de descubrir una primavera feliz con Griezmann.

Suma ahora el capitán del Barça tres tantos más que la pasada temporada. Entonces, con Valverde y Setién se quedó en 25. Y aspira Leo, al que le quedan cuatro jornadas, a poder acercarse a los 36 tantos que logró en la temporada 18-19. Pero él, que bate récords en cada partido, sigue creyendo (“en esta Liga pueden pasar aún muchísimas cosas”, dijo antes de que ocurriera el ‘Granadazo’) en un título que ya no depende solo del Barça.

Lewandowski celebra un gol con el Bayern Múnich.

/ Afp

También supera Leo a Cristiano Ronaldo y sus 27 goles en la Juventus. Solo Lewandoski, con 36 goles, está por delante del azulgrana

Aguarda Messi al desenlace de la temporada para anunciar el desenlace también de su futuro. A punto de cumplir 34 años, sigue siendo el pilar que sostiene al club en pie, incluso cuando el derrumbe es de tal magnitud como el de Lisboa que se llevó por delante a Bartomeu, Setién y Suárez, su amigo del alma.

Ganó la Copa, marcó dos goles en Mestalla (suma 36 en los 43 partidos que ha jugado) y ni Mbappé o Haaland, los jóvenes faros que deben iluminar el futuro, resisten la comparación goleadora en sus respectivas Ligas. Ni siquiera el discutido Cristiano Ronaldo en esa irregular Juventus de Pirlo, le supera.

Por encima de esos números, que vuelven a ser 'messiánicos', queda la imagen de una estrella comprometida dentro y fuera del campo

Mbappé ha marcado 25 goles en Francia. Haaland, también 25 en la Bundesliga. Y CR7, que anotó dos ante el Udinese, suma 27, con Lukaku, el ‘nueve’ que le ha dado el scudetto al Inter, dejando su marca en 21 goles. Pero por encima de Messi solo sobrevuela Lewandowski, el quirúrgico delantero del Bayern Múnich, que ha anotado 36.

Noticias relacionadas

Aunque si el foco se amplía a todas las competiciones y se cierra sobre el año natural Leo, con 26 goles, ha atrapado al jugador polaco, teniendo ambos una renta de tres tantos por encima de Mbappé. Aunque por encima de esos números, que vuelven a ser 'messiánicos', queda la imagen de una estrella comprometida, dentro y fuera del campo como demostró ejerciendo su derecho a voto en las elecciones del pasado 7 de marzo, que se resiste a rendirse.

Aviva la llama Messi para derrotar al Atlético y poner al Barça líder después de una temporada llena de baches emocionales y deportivos.