LA ESTRATEGIA DEL NUEVO PRESIDENTE

Laporta quiere a Haaland para convencer a Messi

  • Varios directivos y ejecutivos de equipos de Primera, que compartieron palco con Laporta en partidos de Liga en marzo, confirman el objetivo del nuevo presidente

  • Laporta quiere demostrarle a Messi con el fichaje del joven y gigante noruego, un goleador con aires de Luis Suárez, que el proyecto que prepara va muy en serio

  • Directivos de Primera consideran que, cuando Messi envió el burofax, no tenía ni idea del potencial de La Masia, pues desconocía que tras Ansu Fati había muchos otros

  • El as argentino, que, de momento, no ha recibido oferta alguna, solo podría tener una salida, vía PSG, si Florentino Pérez sigue encaprichado de Mbappé, ensombrecido por Neymar

Erling Haaland, a la derecha, salta por un balón junto a John Stones, en el Borussia-City de ayer en Dortmund.

Erling Haaland, a la derecha, salta por un balón junto a John Stones, en el Borussia-City de ayer en Dortmund. / AFP

Se lee en minutos

“Creo que sé donde jugará Haaland el 1 de septiembre”. La sentencia, perdón, la insinuación de Hans-Joachim Watake, Director Ejecutivo del Borussia de Dortmund, que algo ha de saber de esto, ha sido compartida por directivos y ejecutivos de dos de los equipos de Primera División que se enfrentaron al Barça a lo largo del pasado mes de marzo y que, en conversaciones, cierto, desenfadadas pero con un punto de rigor, ilusión y buenas intenciones, que mantuvieron antes, durante y después del partido con Joan Laporta, nuevo-viejo presidente del club azulgrana, les expresó su deseo, su intención, su ilusión de poder fichar al joven goleador noruego, de 20 años, para poder retener, renovar y demostrar a Leo Messi que el nuevo proyecto culé “va muy en serio y pretende ser tremendamente competitivo”.

Es evidente que la situación del fútbol europeo, español y también del Barça es muy delicada y puede dar muchas vueltas. En primer término porque el Barça, no solo ha de conocer, en los próximos días, la ‘due diligence’ encargada por Laporta que podría demostrar que el club deberá de rebajar todos sus números (y fichas) en un 30%, sino porque aunque, ahora, Messi no posea ninguna oferta en firme para abandonar (libre) el Barça, no es menos cierto que un solo movimiento de Florentino Pérez podría cambiar el panorama con el que se enfrentarían Laporta y su mano derecha, Mateu Alemany, para la remodelación de la plantilla culé.

Silencio alrededor de Leo

No hay duda de que el Manchester City, que, por fin, se ha metido en las semifinales de la Champions de la mano de Pep Guardiola, admirador pero con escasa química con Messi, no parece dispuesto a volverse loco por la estrella argentina, que ya no garantiza títulos por sí solo, camino de los 34 años. No hay duda de que la caída del Dortmund en los cuartos de la Champions y su más que difícil, casi imposible, clasificación para la próxima Copa de Europa, así como los siete partidos consecutivos que el gigante noruego lleva sin marcar, con su equipo y con Noruega, le convierten en un jugador con el que el club alemán quiere hacer caja. Pero si Florentino, renovada su presidencia (sin rival), decide gastarse en Kylian Mbappé lo que se ha ahorrado en los últimos dos años, el PSG tendrá, empujado por ‘Ney’, la tentación de ir a por Messi.

Todas las fuentes consultadas por El Periódico aseguran que papá Messi, a caballo entre Rosario, Nueva York y Miami, no tiene, de momento, intención alguna de desplazarse a Barcelona. Se insiste en que Messi está feliz, tranquilo y con la idea de no decidir hasta el final de temporada su futuro. Se sabe, también, que Laporta sí ha dialogado telefónicamente con Jorge Messi y, sin duda, ha expresado, personalmente, su intención a Leo de prepararle una oferta económica interesante y, por supuesto, garantizarle una remodelación de la plantilla capaz de satisfacer sus reclamaciones de contar con jugadores que le arropen para poder volver a ganar títulos en España y Europa.

Contrato vitalicio

Es evidente que la oferta económica jamás podrá competir, en caso de que exista, con la que le ofrezca el PSG o el City, que podría alargar la vida futbolística de Messi con su franquicia en Estados Unidos. Pero la oferta del Barça podría girar alrededor de un contrato o prórroga del actual vitalicio, en el que quede contemplada la posibilidad de que se vaya dos o tres años a EEUU, concretamente al Inter Miami, el club de David Beckham, y regresar a Barcelona a cumplir la función que más le apetezca desde embajador a director deportivo, como comentó en la entrevista con Jordi Évole.

Joan Laporta abraza a Leo Messi, en el acto de presentación del nuevo presidente azulgrana, en el Camp Nou.

/ AFP

“Una cosa está clara, cuando Messi envió el famoso burofax, no tenía ni idea de la generación futbolística que estaba surgiendo ya en La Masia, ¡ni idea!”, ha explicado uno de los ejecutivos de Primera que, durante uno de esos partidos ligueros que el Barça jugó en el mes de marzo, compartió palco y charla con Laporta. “En ese sentido, es evidente que, no solo la elección de su amigo Laporta como presidente sino el hecho de que cuanto más tarde en irse, menos ganas tendrá, él, su esposa y sus hijos, de marcharse, hacen que cada vez haya más posibilidades de que siga en el Barça. No olvidemos que Leo va para los 34, que ya no decide como decidía antes, que los partidos grandes, aquellos que te acercan o dan los títulos, ya no los puede ganar solo y, por tanto, que la posibilidad de tener varias ofertas se reducen, por no decir que no existen”.

Un futuro ilusionante

Para otro interlocutor de Primera División, el hecho, en efecto, de que Messi esté descubriendo todo lo que ocultaba La Masia y el atrevido Ronald Koeman, con quien goza de una gran química, está sacando a flote, como son jóvenes del nivel de Ansu Fati, Pedri, Mingueza, Araujo, Ilaix, Dembélé, Trincao, Dest, Eric García, Riqui Puig, Nico González, Konrad de la Fuente… "hace que Leo tenga la tentación, en estos momentos, de apadrinarlos, ayudarles, vivir de su juventud, todo ello sumado a la llegada de un nuevo Suárez, tipo Haaland, un auténtico depredador del área, a jóvenes consolidados como Ter Stegen o De Jong y el refuerzo de los veteranos de siempre, tipo Piqué, Sergio Roberto, Busquets o Alba".

Noticias relacionadas

Es evidente que Laporta, ahora ya reforzado finalmente por Alemany, que de esto sabe un rato, ya ha contactado con Mino Raiola para conocer en qué condiciones puede salir Haaland del Borussia y cuáles son sus pretensiones (las de Raiola, que suelen ser escandalosas) y las del futbolista. No es menos cierto que, para afrontar un fichaje así, primero debe resolverse la rebaja, aún pendiente, del monto total de fichas de la actual plantilla e, incluso, estudiar la posibilidad de traspasar, tal vez, a alguien con mercado como Antoine Griezmann, por supuesto desprenderse de Pjanic y, cómo no, desembarazarse de la altísima ficha de Coutinho. Laporta y Alemany deberán hacer acopio de ahorros y encontrar, por supuesto, la complicidad de la plantilla para fichar a Haaland.

Ninguna operación es, en estos momentos de pandemia, de crisis, de bajada de ingresos hasta en un 30% en los clubs grandes, fácil y tampoco lo será el fichaje de Haaland por parte del Barça. Lo que sí parece evidente es que Laporta ha centrado sus ojos en el goleador noruego antes, evidentemente, que en ‘Ney’, aún con litigios judiciales con el Barça y convertido, ya sí, en la estrella de un PSG, que teme que Mbappé acabe en el Real Madrid como muchos pronostican.

Temas

Barça