A 8 JORNADAS DEL FINAL

Atlético, Madrid y Barça, tres candidatos a la Liga en solo dos puntos

  • El equipo de Simeone continúa su irregular trayectoria y solo ha sumado nueve puntos de 18 en las seis últimas jornadas

  • El conjunto blanco, que ha perdido a Lucas Vázquez por lesión, busca esta semana el pase a semifinales de la Champions

  • Los azulgranas se asoman el sábado a la final de Copa con el Athletic en busca de un título que de calma al 'proyecto Koeman'

Simeone abraza a Correa tras el empate del Atlético en el Benito Villamarín ante el Betis.

Simeone abraza a Correa tras el empate del Atlético en el Benito Villamarín ante el Betis. / Afp / Cristina Quicler

Se lee en minutos

"Me encanta este momento". Diego Pablo Simeone, el técnico del Atlético, no siente vértigo ante la nueva Liga que ha comenzado. Un torneo que apenas durará ocho jornadas donde los tres grandes aspirantes están separados solo por dos puntos. Manda aún el Atleti, con 67 puntos, seguido por el Madrid, que tiene 66, y el Barça, a quien su derrota en el clásico le descuelga a la tercera plaza tras sumar 65 puntos.

Tres equipos y dos puntos como frontera. Y cada uno de ellos con una historia distinta. El Atlético vivía tranquilo tras una soberbia primera vuelta de la Liga, pero ahora, por sus propios errores, se ha ido complicando el camino hacia el título desperdiciando el amplio colchón que llegó a tener.

"Me encanta este momento, es lo que queremos los entrenadores. Llegar a este momento cuidando nuestra posición y compitiendo con los mejores"

Simeone, técnico del Atlético

"Estamos en una Liga muy competitiva", ha recordado Simeone. "Nosotros empezamos muy fuertes y el Barça y el Madrid lo hicieron de forma irregular. Ahora vemos que el Madrid viene a un paso extraordinario y el Barça ganó con apuros al Valladolid y perdió el clásico", ha subrayado el técnico argentino.

"Me encanta este momento, es lo que queremos los entrenadores. Llegar a este momento cuidando nuestra posición y compitiendo con los mejores", ha añadido el Cholo, que trabaja ahora, sobre todo, "la fortaleza mental", como ha admitido Koke, de sus jugadores para que no se vean amenazados anímicamente tras verse casi atrapados por Madrid y Barça.

Barça-Atlético, el único duelo directo que queda

Al Atlético le han temblado temblores. Seis partidos, dos victorias (Athletic y Alavés), tres empates (Madrid, Getafe y Betis) y una derrota (Sevilla). Nueve puntos de 18 posibles permitiendo que Madrid y Barça se le hayan acercado peligrosamente en una comprimida lucha que durará ocho jornadas y donde solo hay un duelo directo entre los tres aspirantes: el que se vivirá en el Camp Nou entre Barça y Atlético el próximo 9 de mayo en la jornada 35.

Zidane admite que su equipo está al límite en el aspecto físico

Mientras el conjunto de Simeone busca respuestas a esa notoria caída de rendimiento, agravada además por las lesiones de Suárez, su mayor tesoro para el gol, y ahora de Joao Felix, que sufrió un golpe en el tobillo en el Benito Villamarín, que le hizo abandonar el partido cojeando, el Madrid se centra en la Champions tras abatir a los azulgranas en el clásico.

Ha perdido Zidane a Lucas Vázquez por lesión. Es una pieza mucho más trascendente de lo que podría pensarse para el técnico francés, que se queda sin un jugador polivalente, que le da muchos registros tácticos. Tampoco tiene a Ramos ni a Varane, con coronavirus. Con esas tres bajas viaja a Anfield para defender este miércoles el 3-1 logrado en la ida y colarse en las semifinales de la Champions después de haberse reenganchado a una Liga que antes tenía muy lejos.

Necesita Koeman un título para ganar tiempo y credibilidad en el complejo proceso de reconstrucción del Barça

El Madrid está a un solo punto del Atlético, pero llega con el depósito de gasolina muy bajo. Casi en la reserva. No es ninguna exageración. Hasta el propio Zidane lo admite. "Físicamente el equipo está al límite. No se pueden hacer tonterías porque esta semana hemos tenido dos partidos muy exigentes físicamente", ha dicho sobre los dos trabajados triunfos ante Liverpool y Barça. "No podemos relajarnos porque el miércoles tenemos otro. No es fácil. Es muy difícil lo que estamos haciendo”, ha subrayado el técnico francés.

Noticias relacionadas

El Barça, que ha topado siempre contra los grandes, tiene el líder a dos. Obligado ahora el equipo azulgrana a abandonar las quejas arbitrales expresadas por Koeman y simbolizadas en el diálogo de Piqué con Gil Manzano nada más acabar el clásico. Ahora, el Barcelona debe volcar toda su energía en la final de Copa que juega el próximo sábado en Sevilla ante el Athletic, el mismo que le arrebató el pasado mes de enero la Supercopa de España.

En una temporada tan compleja como esta, tras el 2-8 encajado en Lisboa en agosto pasado, un título daría calma al proyecto de Koeman, un técnico fichado por Josep Maria Bartomeu al que Joan Laporta, el nuevo presidente, ha dado su confianza en público. Pero necesita trofeos que avalen su trabajo en la delicada reconstrucción de la plantilla.