NOVEDAD EN LAS LIBRERÍAS

El Barça, visto por los líderes políticos

Once líderes de Catalunya reflexionan sobre la validez actual del lema 'Més que un club'

Imagen de la portada del libro.

Imagen de la portada del libro.

Se lee en minutos

Los periodistas Xavi Torres y Frederic Porta acaban de publicar el libro 'Barça: Més que un club?', con las opiniones de 11 líderes políticos y cívicos de Catalunya que reflexionan sobre la validez actual del famoso lema, si existe todavía la comunión tradicional entre el club y el catalanismo. 'El equipo' de entrevistados está formado, en orden alfabético, por Jéssica Albiach, Carlos Carrizosa, Jordi Cuixart, David Fernández, Xavier García Albiol, Salvador Illa, Oriol Junqueras, Carles Puigdemont, Raül Romeva, Jordi Sánchez y Quim Torra. Reproducimos aquí la parte del texto centrada en los recuerdos imborrables en clave azulgrana vividos por los protagonistas:

 

El president Torra no lo duda: “Recuerdo de manera especial la primera Copa de Europa ganada por el Dream Team, con Cruyff en el banquillo y Guardiola en el campo. Fue un momento de alegría y felicidad casi indescriptible”. Para Oriol Junqueras, Wembley'92 también resulta inolvidable: “La primera Champions es única, la sensación que pasábamos de ser un gran equipo que ganaba con cuentagotas a convertirnos en el mejor club del mundo, no sólo por lo que representábamos, sino por los resultados y ante todo, por el estilo de juego”. Jordi Cuixart también ha elegido este episodio: “Para los aficionados de cierta edad, aquel 20 de mayo de 1992 representa un antes y un después en la historia del Barça. Éramos muy jóvenes y comenzábamos a vivir el Barça con mucha pasión”.

Cuixart también recuerda una final de Copa muy especial, la de 1997 en el Bernabéu. El Barça de Bobby Robson y Figo ganó al Betis por 3-2 en la prórroga y el santuario madridista se convirtió en la sede de una fiesta culé. La grada llena de senyeres, por megafonía sonó tres veces el himno del Barça y “Joan Gaspart dio la vuelta al estadio poseído, con la afición exultante. No se invadió el campo porque había un cordón de policías nacionales”. 

"Muy guardiolista"

 Raül Romeva, como tantos aficionados, se empezó a enamorar del juego del Dream Team de Johan Cruyff sin saber que la obra de su discípulo favorito, Pep Guardiola, convertiría el Barcelona en legendario: “Me quedo con dos equipos. El primero, el Dream Team de Cruyff, con Laudrup de falso 9 y Pep, de 4. Era un Barça que daba miedo porque, si te descuidabas, te perdías el espectáculo. Aquello de resolver los partidos en quince minutos me impresionaba mucho. Y, claro, también recuerdo el Barça de Guardiola. Yo soy muy guardiolista y sé que resulto poco original. El año de los seis títulos es extraordinario, mágico”.  

 Y de todas las obras de arte del Pep Team, a Romeva le apetece rememorar el 5 a 0 de Guardiola a Mourinho, aquel memorable 29 de noviembre de 2010: “Hay muchos grandes partidos de aquella época, aunque me quedo con este porque lo viví en el campo. Las Champions, por ejemplo, las he visto todas por la tele y es distinto”. 

Jordi Sànchez también disfrutó mucho con “el juego y los resultados desde 2009 al 2012. Cuatro años insuperables en los que mis dos hijos mayores, Oriol y Clara, se mal acostumbraron a ver un Barça siempre ganador. La mayoría de partidos eran una gran fiesta”. Ni Jéssica Albiach ni David Fernàndez entran en detalle, aunque ambos se confiesan admiradores de la obra de Guardiola. En cambio, Carlos Carrizosa opta por destacar los éxitos de otras épocas: “Cuando tenía quince años, el Barça jugó la final de la Recopa en Basilea”, dice el dirigente de Ciudadanos. “Me impactó mucho porque, seguramente, aquello comportó el primer gran movimiento social blaugrana, con muchos autocares desplazados a Suiza y que, por suerte, llegó acompañado de una gran victoria en Europa cuando el Barça no ganaba nunca nada. Recuerdo aquella jornada con mucha emoción y épica”. 

La remontada ante el PSG

Noticias relacionadas

 Nos quedamos en Suiza. ¿Saben cual fue el primer partido en el que Carles Puigdemont vio jugar al Barça en directo?: “Fue la final de Basilea. Una jornada histórica, con ida y vuelta el mismo día y una victoria épica, impresionante. Ya como presidente disfruté mucho de la remontada contra el PSG en la Champions de 2017, sentado entre los presidentes de ambos clubes. Lo que se sintió en el instante del gol de Sergi Roberto fue una experiencia sensacional”.

 El 'perico' Salvador Illa se atreve a verbalizar el mismo pensamiento que Xavier García Albiol: “¿El mejor recuerdo en el Camp Nou? ¡El Tamudazo!”. ¡Sin complejos! Mira que he visto derbis en el Camp Nou, pero aquel día no fui”. El 9 de junio de 2007, el ánimo del barcelonismo cambió en 18 segundos. Nos situamos en la penúltima jornada de Liga. A tres minutos del final, el Real Madrid perdía 2-1 en Zaragoza y el Barça vencía al Espanyol por el mismo resultado. Si los partidos hubieran terminado así, los blaugrana se habrían situado líderes a 90 minutos para el final de la competición. Pero en 18 segundos, todo cambió. Primero empató el Madrid y enseguida un gol de Raúl Tamudo hizo temblar los cimientos del Camp Nou. 2-2. La Liga azulgrana, a la basura.