NOCHE FRENÉTICA EN BUSCA DEL AVAL

"Tito, ¡no te duermas...!"

  • "Nos fuimos a dormir muy tarde porque el tema de los avales, déu n´hi do", afirma Laporta

  • El nuevo presidente ha reclutado a cuatro directivos que no figuraban en su candidatura electoral

  • Eduard Romeu, mano derecha de Elías en Audax, está destinado a ser el vicepresidente económico

Laporta, durante el discurso de la toma de posesión en el Camp Nou.

Laporta, durante el discurso de la toma de posesión en el Camp Nou. / Jordi Cotrina

4
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Hora y media más tarde de que las lágrimas de Laporta se deslizaran ayer por un silencioso Camp Nou seguían ahí sus directivos. Los viejos (14 que hicieron con él la campaña electoral, todos menos Jaume Giró, con quien se abrazó efusivamente antes de empezar la toma de posesión) y los cuatro nuevos, reclutados a última hora.

Horas frenéticas las que ha vivido el ya presidente del Barça, obligado a encontrar los 124,6 millones de euros necesarios para formalizar el aval ante la Liga de Fútbol Profesional, el paso imprescindible para que Laporta pudiera regresar al palco 11 años más tarde.

 Ahí estaban haciéndose fotografías, tras la angustia vivida en la madrugada del martes al miércoles, encerrados como estaban todos en una notaría de Barcelona aguardando a que llegaran todos los documentos. Este miércoles, en cambio, bajaron hasta el césped del deshabitado Camp Nou bromeando entre ellos con el mensaje que lanzó Laporta a Alfons Castro, uno de sus directivos más fieles. Ya estaba en el 2003. Y repite ahora también en el 2021.

Los 18 directivos que acompañarán a Laporta en su segunda etapa como presidente del Barça.

/ Jordi Cotrina

"Tito, ¡¡no te duermas!!", le dijo el presidente con energía para desperezar a su amigo, ubicado en la tribuna del estadio, derrotado por el sueño tras una noche de insomnio para recolectar el dinero necesario. "Nos fuimos a dormir muy tarde porque el tema de los avales, 'Déu n'hi do'", subrayó el presidente. "No, no fue una noche de fiesta", añadió.

A título personal

Esa fue la única referencia que hizo Laporta sobre el aval, que tras la marcha precipitada de Giró provocó un inesperado giro de guión convirtiéndolo en una trama llena de suspense. Una trama que acabó desencallando primero José Elías, fundador de Audax, una pujante empresa de energías renovables. Luego, fue Jaume Roures, según reveló el diario económico Expansión. Ambos a título personal avalaron más de 70 de los 124,6 necesarios.

Roures ha sido el último empresario que dio respaldo financiero a Laporta para lograr los 124,6 millones de euros del aval


Pero ninguno de los dos estarán en la junta con varios cambios respecto al grupo inicial que ganó el 7 de marzo. Respecto a la lista que concurrió a las urnas hay cuatro altas, Eduard Romeu (mano derecha de Elías en Audax), Joan Soler (presidente del Vilafranca FC que iba en la candidatura de Jordi Farré), Àngel Riudalbas y Ferran Olivé

Laporta, justo antes de iniciar su discurso en la toma de posesión en el Camp Nou.

/ Jordi Cotrina

 Aunque Laporta todavía no ha anunciado oficialmente el reparto de carteras será Romeu el vicepresidente económico después de que Giró, el hombre que iba a ocupar este puesto, se bajara del autobús después de no ser elegido para viajar a París y constatar que el copiloto del presidente y hombre de máxima confianza sería Rafa Yuste.

El fundador de Mediapro y de Audax (José Elías) aportan más de 70 millones, pero no estarán en la junta

A éste le corresponde el área deportiva como ya ocurrió en el período 2003-2010. El vicepresidente y número dos de Laporta repite convocatoria , al igual que Elena Fort (exdiputada en el Parlament y única mujer en la nueva directiva). En su primera junta, hace 18 años, Laporta solo tenía a una mujer. Era Claudia Vives-Fierro, que fue la responsable del área social. Ahora, además de Fort y Yuste, Josep Cubells, que repetirá como responsable del baloncesto, Alfons Castro, a quien el dirigente despertó ayer con su grito, y Josep-Ignasi Macià, son los que siguen de la primera etapa.

Nuevo modelo de gobernanza

Tras recibir el traspaso de poderes de Carles Tusquets, el presidente de la Comisión Gestora, Laporta ya manda. Lo hizo reclamando "estabilidad", algo que será, en su opinión, fundamental en su retorno al palco, donde tendrá que convivir con un nuevo modelo de gobernanza del club, condicionado por ese aval de 124,6 millones de euros. "A veces, me pregunto cómo nos salió todo tan bien. Para mí, la estabilidad es troncal. Si el tronco es estable, todo irá bien. Y eso lo da la unidad del Barça".

"A veces, me pregunto cómo nos salió todo tan bien. Para mí, la estabilidad es troncal. Si el tronco es estable, todo irá bien"

Joan Laporta

Para empezar, él mismo tendrá que gestionar el club de manera distinta al club, con el peso del aval presente incluso antes de que accediera al cargo. Cohabitando, al mismo tiempo, con la nueva estructura ejecutiva que ha diseñado para «hacer sostenible económicamente» al club, sumergido en una de las crisis más duras de toda su historia, con 730 millones de euros de deuda a corto plazo.

"Sabemos que aquí no existen esos 100 días de gracia, en el próximo partido nos la jugamos", dice el dirigente

Noticias relacionadas

 "Ahora nos tenemos que arremangar para coger la maleta y andar por el mundo explicando lo qué es el Barça. Sabemos que aquí no existen esos 100 días de gracia, en el próximo partido nos la jugamos", subrayó Laporta, quien ahora empezará a ejecutar el plan que trazó con el nombramiento de los ejecutivos que deben llevar el día a día.

Ferran Reverter pasará de ser el CEO de MediaMarkSaturn a CEO del club, en sustitución de Òscar Grau, encausado por el Bartogate. Álex Barbany, que acompañó a Giró y Laporta en la presentación del programa económico, será el director de ingresos. Mateu Alemany, expresidente del Mallorca y exdirector general del Valencia, será el alto ejecutivo deportivo y apoyará a la secretaría técnica, destinada a Jordi Cruyff. No habrá tiempo para dormirse ni un solo segundo.