El De Jong del Ajax, el De Jong del Barça

  • El futbolista holandés ha ofrecido la progresión esperada en su segunda temporada en el Camp Nou.

  • Koeman le ha convertido en un jugador todoterreno: le ha pedido llegada, goles y también que ejerza de central.

  • Ha triplicado el número de goles, ha doblado el de asistencias y es el jugador con más minutos de la plantilla

De Jong posa tras una charla con El Periódico.

De Jong posa tras una charla con El Periódico. / Jordi Cotrina

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Sin haber firmado una mala temporada en la de su estreno -hubo jugadores peores en rendimiento- el Frenkie de Jong del Ajax ya es el Frenkie de Jong del Barça.

Demasiados movimientos sísmicos agitaron al club azulgrana -dos entrenadores, la pandemia, el confinamiento, el parón y el remate del 2-8- como para que un joven holandés de 21 años procedente de la plácida Amsterdam, no los acusara. Tampoco es que hayan acabado las sacudidas en el Camp Nou -el presidente que le fichó, Josep Maria Bartomeu, recibió una moción de censura y no ha habido presidente hasta cuatro meses después -, pero el fútbol vuelve a ser natural. Aunque sin público.

Minutos jugados

Frenkie de Jong acumula 3.504 minutos en 40 partidos esta temporada. Es el más utilizado por Koeman. La temporada pasada (con Valverde y Setién) fue el séptimo (42 partidos, 3.231 minutos) por detrás de Ter Stegen, Piqué, Messi, Lenglet, Griezmann y Busquets.

Alba y De Jong se ejercitan en el entrenamiento de este sábado en Sant Joan Despí.

/ FCB

A veces las cifras, en el fútbol, corroboran las sensaciones. Y la mejoría de De Jong, su incidencia en el juego, es más palpable en los números. En su caso, la progresión es irrefutable. «Me siento muy bien», confirmó antes de volar a París y sufrir la dulce eliminación con el Barça. Nada que ver con las dos últimas vividas por De Jong en la Champions.

Dos eliminaciones traumáticas

El traumático 2-8 ante el Bayern de Múnich del verano pasado estuvo precedido por un drama de semejante entidad. Al día siguiente del sobrecogedor 4-0 del Barça en Liverpool (18-19), el Ajax recibía al Tottenham en casa con el confortable 0-1 arañado en la ida de Londres. En el descanso de la vuelta, la ventaja se había ampliado con dos goles más. Pero dos goles de los Spurs en la reanudación y otro en el sexto minuto del tiempo añadido, apartaron al equipo de la final con el Liverpool sumiendo al Ajax en una depresión.

Goles

tantos suma De Jong esta temporada. Tres en la Liga (a la Real Sociedad, Huesca y Elche), dos en la Copa (Rayo y Granada) y uno en la Supercopa. Solo aportó dos tantos la pasada campaña (anotados ante el Valencia y el Betis).

Messi y De Jong celebran uno de los goles de la remontada al Sevilla.

/ Jordi Cotrina

Parece haber superado De Jong todos esos disgustos europeos. No le ha faltado la ayuda del tercer entrenador que ha conocido en el Barça: su antiguo seleccionador y quien promovió su debut con la absoluta de los Países Bajos. Semanas después de reencontrarse los dos en Sant Joan Despí, vestidos de azulgrana, Ronald Koeman pidió al De Jong del Barça que fuera el De Jong del Ajax. 

«Sabemos que Frenkie tiene muchísima calidad para ayudar a construir desde atrás y tenía que dar más al equipo ofensivamente. Debía llegar al área en el momento justo para marcar más y no solo un gol por temporada», explicó Koeman consciente, sin embargo, que en el Ajax no tenía ese peso ofensivo que le demandaba en el Barça. Pero en el Camp Nou debía adquirirlo, tras haber costado 75 millones más 11 en variables en la operación cerrada en enero de 2019. 

Asistencias

ofrecidas por el centrocampista que han generado cinco goles. Messi (dos), Ansu Fati, Pedri y Riqui Puig han sido los beneficiados. El futbolista holandés dio tres asistencias en toda la temporada anterior (a Fati, Suárez y Griezmann).

Frenkie se lamenta del penalti pitado por Martínez Munuera a favor del Cádiz.

/ Jordi Cotrina

Chico para todo

Koeman no ha desaprovechado la ductilidad del futbolista ni la potencia de unas piernas con 23 años. Le pidió que llegara como un interior, que rematara como un delantero y le ha reclamado también que ejerciera de defensa central. De Jong ofreció garantías en el ensayo ante el Alavés, con una defensa de cuatro, y fue uno de los tres centrales ante el Paris Saint Germain en la urgencia de la remontada quimérica.

"Me gusta, para ser extranjero en el Barça hay que marcar diferencias. Está haciendo una temporada buenísima, no se puede pedir más", admite Koeman

Noticias relacionadas

"Ha mejorado muchísimo con respecto al año pasado", dijo feliz el técnico porque se ha encontrado todo lo que le pedía. El chico para todo ha pasado a ser el futbolista más utilizado de la plantilla (el séptimo del año pasado al primero en este, con 3.504 minutos en 40 de los 42 partidos oficiales), por encima de tótems como Lionel Messi y Marc André ter Stegen, y ser, además,  el quinto goleador en todas las competiciones. También es el segundo (por detrás de Lenglet) en penaltis cometidos... 

"Es joven como futbolista, pero coge cada vez más responsabilidad", proclamó orgulloso Koeman al comprobar la tremenda evolución del centrocampista, capaz de ser eficaz en todas las áreas del campo. "Me gusta, para ser extranjero en el Barça hay que marcar diferencias. Está haciendo una temporada buenísima, no se puede pedir más", añadió el técnico, capaz de asumir riesgos con De Jong, que está amenazado con una cuarta tarjeta amarilla. Pero Koeman lo volverá a colocar en el equipo, convencido de que lo necesita, sobre todo su salida desde atrás, a la espera de que vuelva Piqué.