el 'making off' de una foto

Laporta, Font y Freixa: en medio del templo azulgrana

  • Han posado tantas veces los tres juntos en los últimos días que conocen de sobras lo que deben hacer y lo que deben impedir que suceda

  • Conseguir el centro de la fotografía se ha convertido en el indisimulado propósito de más de un candidato

  • Salvar al club de la ruina, la económica y la moral, es el reto esencial del nuevo presidente tras las elecciones de este domingo

Font, Freixa y Laporta, este viernes en el Camp Nou.

Font, Freixa y Laporta, este viernes en el Camp Nou. / Jordi Cotrina

Se lee en minutos

Han posado tantas veces los tres juntos en los últimos días que se conocen de sobras las respectivas tretas. El objetivo común: conseguir la posición central. O impedir que el otro la consiga. Los equipos de campaña murmuran al detectar las danzas que se pueden generar antes de que el fotógrafo haga clic. Es todo muy sutil, muy civilizado, con risas burlonas incorporadas. Todos saben a lo que juega cada uno.

En la sesión para EL PERIÓDICO realizada bajo la sombra del templo barcelonista, al trío de candidatos a la presidencia se les pidió que posaran en tres encuadres distintos. Si fuera una competición, el marcador reflejaría dos puntos para Joan Laporta y uno para Toni Freixa. Una jugada audaz del expresidente un instante antes de que Jordi Cotrina apretara el disparador impidió a Víctor Font anotarse el tanto que se llevó Freixa.

Los tres candidatos a la presidencia del Barça miran al césped del Camp Nou.

/ Jordi Cotrina

Se ubicaba Laporta a la derecha del líder de ‘Sí al futur’, con Freixa en el otro extremo, pero de repente el expresidente hizo un movimiento y se trasladó a la izquierda del puntal de ‘Fidels al Barça’, quien se vio de repente en medio, vencedor de este ‘round’. Laporta, en papel de asistente, hizo el gesto pillo de que así la fila se formaba con simetría, del más alto, Font, al más bajo, él mismo. La foto que encabeza este texto capta bien el momento.

Sin botón

En una ocasión reciente, exactamente el día de la gloriosa remontada ante el Sevilla, los tres aspirantes fueron invitados al palco del Camp Nou y, claro, debieron posar para el fotógrafo del club. Esa noche, un gesto algo brusco de uno de los candidatos para obtener el deseado centro provocó que saltara un botón de la americana de otro candidato. Hubo risas, menos del que vio su prenda amputada. Perdió el botón y el centro de la imagen. Mal jugado.

Aparecer en el medio, flanqueado por los otros dos, transmite, se supone, liderazgo y autoridad, una importancia superior. En el fondo no deja de ser una metáfora de la lucha de estos días. Los tres quieren ponerse en el núcleo de la nueva etapa y liderar un proyecto que revitalice a una institución encharcada de escándalos, ahogada por la deuda y tensada por las obligaciones de pago.

Como dice Font a este diario, “el Barça es un tren que va a 200 por hora y puede chocar contra una pared. Los tres quieren coger los mandos para impedir la colisión y eso hay que valorarlo. Y más si se tiene en cuenta lo larga que ha sido esta campaña. Los tres, aunque impecablemente vestidos, desprenden un aire de letargo. Han sido decenas y decenas de entrevistas. Decenas y decenas de sesiones de fotos. Un sinfín de actos desde que decidieron que podría ser interesante convertirse en el presidente del Barça. El último, el debate fiero de anoche en TV-3.

Sin autocompasión

Ninguno, no obstante, se permite transmitir la mínima autocompasión. Laporta dice que ha dormido seis horas y que está la mar de bien. Freixa, cinco y media, y contento. Font subraya que se siente fuerte. Dos de ellos podrán descansar de verdad a partir de la medianoche del domingo; al ganador, en cambio, le espera una tarea titánica para construir el nuevo Barça. Más viable, más digno, ganador ante todo, que ya se sabe que, como apunta Laporta en la entrevista que publica este diario, “lo que pasa ahí abajo en el césped marca la temperatura del club”.

Los candidatos a la presidencia del FC Barcelona, Toni Freixa, Joan Laporta y Victor Font, fotografiados en la zona del gol sur del Camp Nou.

/ JORDI COTRINA

Los tres votarán este domingo de forma escalonada por la mañana y lo harán en la misma mesa, la 17 del Camp Nou. A las 10, Laporta; a las 10.45, Freixa. Y a las 11.15, Font. Son los únicos socios a los que se ha cambiado de su mesa natural. Los demás, los 110.290 que componen el censo electoral se distribuirán entre seis sedes en una jornada por primera vez descentralizada. De ellos, 20.663 ya han elegido su opción preferida por correo, una alternativa también inédita.No hay soluciones sencillas a los retos gigantescos a los que se enfrentará el nuevo presidente. Salvar al club de la ruina, nada menos, es el objetivo primordial. La ruina económica y la ruina moral. En los dos sentidos se viene de muy abajo. Suerte a los tres, sobre todo al que ocupará de verdad el centro de los focos en los próximos seis años.

Te puede interesar

 

 

Temas

Joan Laporta