Investigación policial

Bartomeu pasa la noche en el calabozo por el 'Barçagate'

Barçagate: el escándalo que hundió a Bartomeu como presidente y ha provocado su detención. / Zeta Media Lab

Se lee en minutos

Ha pasado un año ya desde que la cadena SER destapó el Barçagate y se había postergado hasta en seis ocasiones el levantamiento del secreto de sumario sobre la investigación para no interferir en las elecciones. Pero el caso ha explotado de lleno en la semana en la que el club azulgrana elegirá al sucesor de Josep Maria Bartomeu. El expresidente ha sido detenido junto a Jaume Masferrer, su antigua mano derecha, a Òscar Grau , CEO del club, y a Román Gómez Ponti, jefe de los servicios jurídicos, después de que la unidad de los Mossos d'Esquadra especializada en delitos económicos se haya personado en las oficinas del club. El expresidente ha pasado la noche en el calabozo y este martes, sobre las 9 de la mañana, tiene previsto declarar ante la jueza Alejandra Gil en la Ciutat de la Justícia.

Josep Maria Bartomeu, Jaume Masferrer, Óscar Grau y Roman Gómez.

/ G. PARGA / J. MONFORT / J. CORTADELLAS / I. PAREDES

El juzgado de instrucción número 13 de Barcelona había ordenado el registro en los domicilios y despachos de los detenidos y en la sede de I3 Ventures y de Telampartner, empresa de inversiones financieras. Igual que hicieron el pasado julio, en el Camp Nou los agentes han entrado en los despachos del departamento legal y de finanzas del club en busca de documentación y otro material vinculado con la investigación. Se ha impedido el acceso a las oficinas a los empleados que en ese momento no se encontraran trabajando en ellas. El TSJC ha precisado que la jueza había ordenado el registro pero no las detenciones, decisión que habían tomado los Mossos. Los cuatro detenidos han sido trasladados a la comisaría de Les Corts para prestar declaración. Los abogados defensores han recomendado a los detenidos no declarar ante los Mossos y, en todo caso, reservarse ante la jueza. Esta indicación es habitual cuando hay secreto de sumario, ya que los arrestados desconocen las pruebas que hay contra ellos. Todos optaron por no hablar pero, mientras Gómez Ponti y Grau han salido en libertad Bartomeu y Masferrer pasarán la noche en el calabozo. Estos dos últimos se sentarán este martes por la mañana ante la magistrada.

La entrada y registro se ha efectuado ante el próximo levantamiento del secreto de sumario que estaba previsto para el 11 de marzo. Otro de los motivos, según fuentes judiciales, podría ser la entrega en el juzgado de documentación relacionada con el caso. En un comunicado, los Mossos han querido "destacar la actitud y colaboración de la entidad azulgrana tanto en los registros que se han hecho este lunes como durante el transcurso de la investigación". Fuentes de la defensa han expresado su extrañeza por la operación, ya que en julio se produjo un primer registro en el club. Eso sí, es la primera vez que entran en domicilio del expresidente.

La magistrada admitió a trámite el 14 de julio la denuncia contra Bartomeu, Masferrer y Carlos Ibáñez por administración desleal y corrupción entre particulares que había presentado el colectivo Dignitat Blaugrana por el contrato de la empresa I3 Ventures con el Barça. Dicha empresa se dedicaba a monitorizar la actividad en las redes sociales para la entidad azulgrana y, según la información de la emisora, de crear cuentas en las redes sociales para criticar a personalidades y entidades no afines a la junta de Bartomeu, entre ellos Messi y Piqué.

Registro del coche de Goméz Ponti, jefe de los servicios jurídicos de Bartomeu.

/ MANU MITRU

El club habría dividido el pago de un millón de euros a I3 Ventures en facturas de menos de 200.000 euros para no tener que someter dicho movimiento a una aprobación de la junta. La División de Investigación Criminal de los Mossos sostiene que el club habría pagado un sobresueldo del 600% y que no se habrían cumplido los trámites habituales ni los controles internos de la entidad.

"Alguien ha metido mano en la caja"

El escándalo generó un seísmo en el seno del club azulgrana, provocando la dimisión de seis directivos de Bartomeu. «Sinceramente creo que alguien ha metido mano en la caja», sentenció Emili Rousaud, uno de los dimisionarios. Además de rescindir el contrato con I3 Ventures, para intentar limpiar su imagen el Barça encargó una auditoría a PriceWaterhouseCoopers que, según el resumen divulgado por el club, desestimó que la entidad azulgrana hubiera ordenado la creación de las cuentas en redes sociales, certificó que el precio por el que se contrató a 13 Ventures entraba en el margen de mercado y descartó cualquier tipo de corrupción. Fue un intento fallido de cerrar el caso, que ha acabado con la detención de Bartomeu, que marcará la semana de la elección de su sucesor.

Las reacciones

Te puede interesar

"No es una buena noticia ni una noticia agradable para el Barça ya que esta persona ha sido presidente del FC Barcelona. Si bien no tuvo una gestión buena, no deja de haber sido presidente y es una noticia que no es agradable para ninguna persona", ha señalado Joan Laporta, que ha pedido respetar la "presunción de inocencia" para Bartomeu a la vez que ha lamentado que "estos hechos perjudican enormemente a la imagen y la reputación del FCBarcelona". Algo en lo que también ha coincidido Víctor Font. "Es un día triste para el barcelonismo porque afecta a la reputación institucional del club. Yo, que fui uno de los afectados, pedí información cuando se publicó la auditoría respecto a lo que había sucedido y esto, lógicamente, no ha pasado", ha comentado en una entrevista en el diario 'Sport'. "Demasiado gente queriendo hacer daño al Barça, no lo permitiremos. Nunca caminarás solo", ha tuiteado por su parte Toni Freixa.

Habrá que ver qué incidencia tiene este nuevo episodio del 'Bartogate' en los comicios azulgranas entre los que todavía no han votado; 22.811 socios solicitaron el voto por correo y tenían hasta el pasado viernes para ejercerlo, por lo que depositaron su voto antes del arresto de Bartomeu.

Temas

Barça