EL REGRESO DEL ZAGUERO

El retorno de Piqué no frena la hemorragia defensiva

El regreso del líder de la defensa, tres meses después y sin haber jugado ni un minuto tras su lesión, no acabó con la fragilidad de un equipo que se deshilacha atrás y que en el Camp Nou volvió a sufrir un nuevo sonrojo que añadir a la recurrente pesadilla europea.  

Piqué, en el suelo después de quejarse de un codazo en el área del PSG.

Piqué, en el suelo después de quejarse de un codazo en el área del PSG. / Albert Gea / Reuters

Se lee en minutos

Cuando el sorteo de la Champions deparó un Barça-PSG todos esperaban el regreso de Neymar en el Camp Nou y casi nadie el de Piqué. Al final el exdelantero azulgrana vio frustrado su vuelta a su antigua casa mientras que el central, tras 67 días de baja, intentó salir al rescate de una frágil defensa. Pero su retorno no logró poner fin a la debilidad de un equipo que sigue deshilachándose por atrás ni evitar otro bochorno europeo que añadir a las noches de insomnio de Roma, Anfield y Lisboa.

Se había lesionado casi tres meses atrás, el 21 de noviembre ante el Atlético, con un esguince en la rodilla que hizo temer que se perdiera lo que quedaba de temporada. En los tres primeros partidos sin él el Barça había logrado dejar su portería a cero, pero en Cádiz ya empezó a notarse su ausencia que se agudizó en el choque siguiente en Champions, con aquel 0-3 de la Juventus que hizo evocar las últimas debacles europeas. Una sensación que se volvió a vivir ayer en el Camp Nou.

Kylian Mbappé celebra uno de los tres tantos en el Camp Nou

/

El Barça había encajado en 15 de los 23 partidos sin Piqué. Algo que no cambió con la vuelta al once del líder de la defensa. Había apretado en su recuperación, tras fintar el quirófano con un tratamiento conservador. Pese a no haber jugado ni un minuto antes de este martes había comunicado a Ronald Koeman que estaba preparado para la batalla.El técnico barcelonista confió en que el retorno del mariscal del campo alterara la dinámica defensiva.

«Sin Piqué se nos caía el invento», decía en su día Tito Vilanova, señalando la importancia crucial del canterano. Con Piqué, tampoco se frenó otra caída. Pese a que su voz de tenor retumbaba en el césped, arengando a la tropa, se volvió a repetir la pesadilla recurrente en la Champions, esa en la que van pasando por las mentes de los culés las escabrosas imágenes de Roma, Anfield y Lisboa. Piqué volvió a vivir sobre el césped un nuevo naufragio defensivo.  

"No juego para cerrar bocas sino por el placer de jugar"

MBAPPÉ

En la primera jugada, en la que Mbappé, le pasó como un obús, ya se intuía que, pese a la ausencia de Neymar, iba a ser una noche difícil. Piqué le sacó un balón providencial a la estrella francesa, pero un par de minutos después el central vio pasar delante de sus ojos un balón que Mbappé no perdonaría, dando inicio así a su festival. La imagen del Ronaldo francés escapándose por potencia pese a que Piqué le cogía por la camiseta en el medio campo resumió la impotencia de la zaga azulgrana para frenar al torbellino galo. "No juego para cerrar bocas sino por el placer de jugar"; comentó Mbappé tras su exhibición.

Piqué con un despeje in extremis postergó el segundo apenas unos segundos. Y con el 1-3 se fue al ataque y en un forcejeo con Icardi se fue al césped pero el árbitro no le concedió el penalti. A los 77 minutos se marchó cabizbajo tras ser sustituido, viendo que su esfuerzo no había servido para evitar la masacre. Desde la grada vería el cuarto, que obligaría a una remontada como la de aquel 6-1 que parece tan lejano por muchos motivos. 

Noticias relacionadas

«Fueron superiores, No hicimos nuestro mejor partido. No es la imagen que queremos dar por supuesto. Es duro que te hagan cuatro en casa»

GRIEZMANN

«Queda la vuelta. Va a ser muy difícil, pero vamos a intentarlo. Siempre hay una solución», dijo De Jong, aunque con poca convicción. «Fueron superiores, No hicimos nuestro mejor partido. No es la imagen que queremos dar, por supuesto. Es duro que te hagan cuatro en casa», reconoció Griezmann tras al baño de sus compatriotas.