SE ENTRENÓ CON EL GRUPO

Messi acelera para estar en la final de la Supercopa

  • El capitán ha realizado el entrenamiento matinal de activación previo al duelo con el Athletic

  • Koeman recalca que "la última palabra es de Leo"

  • El argentino ha realizado con normalidad las dos últimas sesiones de trabajo con el Barça en Sevilla

Braithwaite, Messi y Sergiño Dest, en el entrenamiento matinal en el Benito Villamarín.

Braithwaite, Messi y Sergiño Dest, en el entrenamiento matinal en el Benito Villamarín. / FCBARCELONA

Se lee en minutos

Messi se subió al autobús. Messi se unió también al entrenamiento de "activación", programado por Koeman, horas antes de la final de la Supercopa de España ante el Athletic de Bilbao. El primer título que puede ganar el Barça en el último año y medio. Y sería, además, el primero en la reconstrucción del equipo tras la ruina de Lisboa. En los dos últimos entrenamientos azulgranas, ambos en Sevilla, el '10' ha trabajado con normalidad con el grupo.

No quiere el astro perderse la primera final del Barça de Koeman, aunque sea un título menor

Pero Koeman continúa pendiente del estado físico del capitán azulgrana, aquejado de unas molestias musculares que se le detectaron el pasado 9 de enero en Granada. Después, parecía que no eran nada graves.

Aunque ese percance en el bíceps femoral de la pierna izquierda le hizo perderse la semifinal de la Supercopa contra la Real Sociedad. Messi ha acelerado en las últimas horas para llegar a tiempo de ayudar a sus compañeros en el duelo contra el Athletic.

"La última palabra la tiene Leo, él conoce perfectamente su cuerpo y vamos a ver cómo reacciona", había dicho Koeman el pasado sábado, pendiente de la respuesta que tendría al entrenamiento. El penúltimo del equipo.

Romper la rutina

Respondió, sin embargo, tan bien que en la mañana de este domingo se subió al autobús, camino del Benito Villamarín, donde se ha realizado la tradicional sesión de "activación". Un entrenamiento habitual con Koeman que permite romper la rutina de estar tantas horas en el hotel, además de trabajar las acciones de estrategia, tanto defensivas como ofensivas, ante el Athletic.

"Tenemos esperanzas de que Leo pueda estar. Él conoce perfectamente su cuerpo"

Ronald Koeman

Pero Messi quiere jugar. A él, y tras escuchar la opinión de los médicos, le tocará decidir, junto a Koeman, si está en disposición de jugar la final. O se queda inicialmente en el banquillo. "Tenemos esperanzas de que pueda estar", había dicho el técnico azulgrana. Y esas esperanzas se han ido incrementando en las últimas horas.

Te puede interesar

También Marcelino, el entrenador del Athletic, anda pendiente de si Messi aparece en el once inicial azulgrana. Eso cambia todo para Koeman. "Sin él está claro que nos falta algo, es el mejor jugador del mundo". Y también cambia para el técnico del conjunto vasco, obligado a diseñar otra estrategia defensiva si ve al '10' del Barça aparecer en el césped de La Cartuja sevillana.