Benedito propone construir un nuevo Camp Nou

  • El precandidato cree que costaría lo mismo, incluido el Palau, que la reforma del 'Espai Barça': casi 900 millones.
  • El estadio se ubicaría en el mismo lugar, previa demolición del actual, o en la ciudad deportiva.
  • La construcción implicaría el traslado a Montjüic durante tres temporadas si se elige, por referendum, el emplazamiento actual
Agustí Benedito, durante la presentación de su precandidatura a la presidencia del FC Barcelona.

Agustí Benedito, durante la presentación de su precandidatura a la presidencia del FC Barcelona. / Alejandro Garcia / Efe

Se lee en minutos

Agustí Benedito presentó al mismo tiempo el logotipo electoral, la sede (en la calle Pau Claris, 190), el cuerpo directivo que le acompaña y la acompañará (16 personas) si gana las elecciones a la presidencia y uno de los pilares de su programa: la construcción de un nuevo Camp Nou. Eso significa lo aseguró el empresario barcelonés, que el Espai Barça queda desechado.

Benedito expuso el plan, pero cedió la palabra a la arquitecta Benedetta Taglibue para argumentar las razones del por qué su precandidatura apuesta por la construcción de un nuevo campo. La primera, básica, es que los cimientos del Camp Nou tienen 65 años de antigüedad, y no solo hay fundadas dudas de que puedan resistir un tiempo semejante, sino que ya existen sobre su real estado cuando los pilares deban ser reforzados para soportar una nueva estructura.

El precandicato contempla que el coste del nuevo Camp Nou y el Palau Blaugrana (el pabellón se erigirá según el plan original del Espai Barça) ascenderá a unos 900 millones de euros. "Más o menos lo que costaría la reforma, porque la última actualización de costes ya se había disparado de los 600 a los 725 millones, y por el mismo precio tendríamos un estadio nuevo", explicaba Benedito en su primera aparición electoral con una propuesta ya de debate.

Benedito presentó también durante el acto a su junta directiva.

/ Alejandro García / Efe

Siete años de incomodidades

El proyecto que se contempla, todavía en fase teórica, implicaría el traslado del equipo a Montjuïc durante tres temporadas, con todas las incomodidades que supone para el socio, "y que no serían mucho peores que siete u ocho años de trabajos con grúas y el mismo asiento de 42 centímetros que tenemos" como pasará con la idea general de Josep Maria Bartomeu, cuya "nefasta gestión ha destrozado el club".

La única incógnita, que resolverían los propios socios en un referendum, es la ubicación del estadio. Las alternativas son la construcción en el mismo emplazamiento o en los terrenos de la actual ciudad deportiva de Sant Joan Despí. Eso implicaría el inicio de un nuevo proyecto con toda la burocracia y la demora en el tiempo que genera, pero no el traslado a Montjuïc.

Te puede interesar

Al acto de presentación de la candidatura, Benedito acudió acompañado de sus futuros directivos. Ha parcelado la gestión en dos áreas; una social-institucional, encabeza por Agustí Bassols con rango de vicepresidencia y la económica-patrimonial que dirigirá Laura Guitart. Los restantes miembros de la junta son: Xavier Andrea, Albert Milián, Francisco Muñoz, Pompili Roiger, Ramon Torné, Lluís Valero, Cristina Viñas, Joan Maria Diu, Pep García, Francesc Muñoz, Roger Ràfols, Laura Ruiz, Hugo Ruiz de Loizaga y Marc Soldevilla.

Lluís-Carles Geli, uno de los fieles de Benedito que le ha acompañado en los anteriores procesos electorales (2010 y 2015) estuvo presente también. Participará en la campaña, pero entra en la directiva por motivos profesionales que le obligarán a ausentarse a menudo de Barcelona durante un año y medio.