EL ESCENARIO PREELECTORAL

Elecciones del Barça: Laporta asoma, al fin

El expresidente anunciará el lunes su modelo de club para ganar las elecciones del próximo 24 de enero

Con su aparición, el duelo con Víctor Font será uno de los ejes de la precampaña que se pone en marcha

Laporta, en el Camp Nou.

Laporta, en el Camp Nou. / FERRAN SENDRA

3
Se lee en minutos
Marcos López

Asoma el lunes Joan Laporta para definir, casi en su totalidad, el panorama electoral del Barça, que buscará el próximo 24 de enero (aún no es oficial) el sucesor del dimitido Josep Maria Bartomeu, en una carrera que ya tendrá ocho aspirantes. 

Tras meses de movimientos silenciosos, asoma el presidente que activó el círculo virtuoso en el 2003, el mismo que no tuvo rival en el 2006, obligado a abandonar el club en el 2010 sin hallar una solución continuista en su junta. Y el Laporta que perdió en el 2015, la última cita con las urnas, incapaz de articular un proyecto sólido para derrotar a Bartomeu, que había ocupado la silla vacía que dejó Sandro Rosell con su precipitada dimisión en enero del 2014 por el ‘caso  Neymar’.

De momento, hay ya  confirmados 8 aspirantes para suceder a Bartomeu

Asoma Laporta y el escenario queda prácticamente completado, a la espera, claro de que otro Rosell, en este caso Juan Rosell, expresidente de la CEOE, tome la decisión de presentar candidatura. O prefiera, en cambio, quedarse a contemplar una inusualr campaña en la que Laporta es el octavo aspirante de una lista que contiene viejos nombres (Toni Freixa y Agustí Benedito pelearon también en el 2015), junto a personajes nuevos en el paisaje electoral como Jordi Farré, promotor del voto de censura que derrocó a Bartomeu sin necesidad siquiera de abrir las urnas, Lluís Fernández Alá Pere Rierasin olvidar a dos proyectos que nacen del continuismo, pero alejándose de la obra de gobierno anterior como representan Xavi Vilajoana y Emili Rousaud.

ALEJANDRO CERESUELA

El pulso con Font

Retorna Laporta, con la derrota de hace cinco años bien presente, sabiendo que se enfrentará a Víctor Font, uno de los grandes favoritos en los comicios, a pesar de que serán sus primeras elecciones. Pero el empresario de Granollers, que figuró en en el 2010 la lista de Marc Ingla, que acaba de dimitir como director general del Lille francés, lleva ya siete años diseñando su modelo de club articulado en el plano deportivo en torno a la figura de Xavi Hernández, el actual técnico del Al-Sadd de Qatar.

Mateu Alemany, exdirector general del Valencia, sería el máximo ejecutivo del Barça si gana Laporta

A menos de dos meses para que se abran las urnas en sedes descentralizadas, obligadas por la pandemia, Laporta se presenta este lunes en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. No irá solo, sino escoltado por un grupo de directivos de su anterior etapa en el club, y arropado, además, por la dimensión de gestión eficaz y de profundo conocimiento de la industria del fútbol que le proporcionará Mateu Alemany, una figura clave en su proyecto.

Laporta depositará el control ejecutivo del Barça en Alemany, capaz como fue de reflotar al Valencia hasta devolverlo a su época más exitosa, con Marcelino en el banquillo, tras conquistar la Copa del Rey, precisamente derrotando al Barça.

Mateu Alemany, en su despedida del Valencia. / MIGUEL LORENZO

Font no ha anunciado aún quien sería el responsable del área ejecutiva

Pero este ejecutivo balear, que presidió el Mallorca en dos ocasiones, abandonó Mestalla enfrentado a Peter Lim, el propietario del club. Llegó en marzo del 2017 a Valencia y se marchó en noviembre del 2019.

Si gana Laporta dejaría el Barça, un club al borde de la quiebra económica, en las manos de Alemany, a quien intentó, pero sin éxito, fichar Florentino para el Madrid en un par de ocasiones.

JORDI COTRINA

Noticias relacionadas

Font, de momento, no ha revelado el nombre de su futuro director general. Por ahora ha presentado a Toni Nadal, tío y ex entrenador de Rafa Nadal, al periodista Antoni Bassas, que tendría un cargo ejecutivo en el club, y al doctor Ramon Cugat.

Pero la precampaña no ha entrado aún en su momento más trascendente. A partir de lunes, con Laporta ya oficialmente en el escenario, todo cambiará. Quedarán más definidos los roles en una carrera corta (ni dos meses), extraña (sin contacto directo con el socio por la pandemia) y singularmente compleja porque el club está en la ruina económica y deportiva.