ELECCIONES AL BARÇA

Rousaud quiere recuperar a Neymar si gana las elecciones

El precandidato tiene decidido el nombre del entrenador, el secretario técnico y propone votar que el Camp Nou se llame Leo Messi

"Quiero juntar lo mejor de Laporta y de Rosell, que desde el 2003 encarnan una década dorada y gloriosa", dijo para evtar el encasillamiento

El empresario Emili Rousaud posa antes de la presentación de su precandidatura a las elecciones del FC Barcelona.

El empresario Emili Rousaud posa antes de la presentación de su precandidatura a las elecciones del FC Barcelona. / andreu dalmau (efe)

Se lee en minutos

La presunción de que la campaña electoral del Barça no se caracterizaría por los nombres ha durado poco. Ya salen. No tuvo ningún recato en pronunciarlos Emili Rousaud, que se ha presentado oficialmente como precandidato a la presidencia. Una de sus propuestas es recuperar a Neymar para el Barça.

El regreso del futbolista brasileño está supeditado a dos premisas: la primera es que retire las demandas que tiene interpuestas contra el Barça; la segunda es que no se pagará ningún traspaso por él. Neymar, que se marchó en el 2017, volvería a pisar el Camp Nou, en todo caso, en el 2022, cuando acabe su contrato con el Paris Saint Germain. Llegaría con los 30 años cumplidos

Otro círculo virtuoso

La adquisición de Neymar va asociado al plan director que tiene Rousaud. Es una secuencia que empieza con la reconstrucción del equipo para que vuelva a ser un Barça campeón, lo que permitirá recuperar la economía con nuevos ingresos y esponsorizaciones y a continuación dar estabilidad al club. Rousaud empleó el verbo "rehacer". Y empleó también la expresión "círculo virtuoso", ya que el plan viene a ser muy parecido.

Neymar vendría acompañado de otro jugador "franquicia" cuyo nombre "no dejará indiferente"

La situación del club, económica, deportiva y social, se asemeja bastante al solar que dejó Joan Gaspart con el interregno de Enric Reyna. "Quiero juntar lo mejor de Laporta y de Rosell, que desde el 2003 encarnan una década dorada y gloriosa", dijo para evitar el encasillamiento.

Posibles pactos

También Rousaud se propone acabar con "los ismos", una línea que figura en todos los manuales electorales. Citó a Laporta y Rosell, pero no citó, sin embargo a Josep Maria Bartomeu, pese a ser "el delfín" de la junta dimitida para dar continuidad a la obra de gobierno. De momento, apuntó, no ha incorporado a nadie de la directiva del último presidente. Xavi Vilajoana, compañero en la sala de juntas, va por otro lado. Rousaud ha hablado con casi todos los candidatos para tantear posibles fusiones y acuerdos. Él está abierto a ellos y no exige ser cabeza de lista.

No fue el de Neymar el único nombre que pronunció Rousaud, que dimitió como vicepresidente institucional en el mes de abril a raíz del escándalo del Barçagate. Insinuó el del director técnico que ya tiene apalabrado –por las trazas se podría deducir que pudiera ser Monchi– y que el entrenador pensado –"con todo el respeto para Koeman"– "dirige a uno de los equipos top de Europa".

Xavi, Puyol e Iniesta

Otros nombres que sí pronunció fueron los de Xavi, Puyol e Iniesta, a quienes quiere recuperar para el club "con una relación firme y estable", y el de Leo Messi, "un jugador de presente y con mucha historia". No dijo futuro, consciente de que el astro argentino acaba el contrato el próximo 30 de junio, ni aludió expresamente a una voluntad de renovarle incondicionalmente.

El 'Espai Barça' se aplaza: Rousaud lo considera "una veleidad" culminarlo por la crisis

"Tendremos que ver si se puede llegar a un acuerdo sin obviar la situación económica", dijo el fundador de la empresa Factor Energia. Neymar vendría acompañado de otro jugador "franquicia", tan capaz de elevar el nivel del equipo como de atraer patrocinios, cuyo nombre "no dejará indiferente".

El estadio Leo Messi

Te puede interesar

Sí aseguró, por el contrario, y en relación con el fallecimiento de Diego Armando Maradona, que quiere hacerle un homenaje en vida. Una de sus propuestas en el caso de que su candidatura Els millors, al Barça! gane las elecciones, es promover un referendum en el que se vote que el estadio pase a llamarse Camp Nou Leo Messi.

La delicada situación económica convierte el Espai Barça en "una veleidad". No se podrá afrontar ni él querrá afrontar debido a la grave crisis que azota al club que ha perdido "todos los ingresos líquidos" que llenaban la caja con la venta de entradas y la avalancha de turistas que llenaban a diario el museo. Lo único imprescindible del proyecto es la construcción del Palau Blaugrana.