tribunales

El Barça frena una sanción de Hacienda alegando la caída de ingresos

La Audiencia Nacional concede al club azulgrana un aplazamiento del pago de 22,7 millones ante la sequía de ingresos provocada por el coronavirus

La entidad azulgrana indica que el caso se mantiene en litigio y desmiente que tenga problemas para obtener avales bancarios

El Camp Nou, sin público durante el pasado clásico.

El Camp Nou, sin público durante el pasado clásico. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Los problemas económicos se le amontonan al FC BarcelonaHacienda le ha impuesto una sanción de 22,7 millones de euros que el club, alegando la crisis dramática de ingresos provocada por el coronavirus, logró paralizar temporalmente.

Según informan 'El Confidencial' y 'Voz Populi', la Delegación Central de Grandes Contribuyentes de la Agencia Tributaria le reclama al Barça unos 9 millones de euros en concepto de retenciones por los rendimientos por trabajo/profesional no abonados, a lo hay que sumar una multa de otros 14 millones de euros. En total, los 23 millones.

Antes de dimitir, la directiva de Josep Maria Bartomeu recurrió ante la Audiencia Nacional para el aplazamiento del pago y lo logró. Las deudas corresponden al periodo 2012-2015 y, según se explica desde el Barça, tienen a ver con un cambio de criterio tributario sobre las retenciones en las operaciones de agentes de jugadores con el que el club está en desacuerdo.

Insiste el club en que si no se ha abonado la deuda es porque el caso se mantiene en litigio y para ello ha destacado ante los magistrados "la situación excepcional de pandemia del covid-19, que ha generado una reducción sustancial de sus ingresos, al desarrollar su actividad en uno de los sectores más afectados por la crisis económica derivada de la crisis sanitaria (espectáculos públicos), que justifica, a su juicio, la adopción de medidas excepcionales".

Devaluación de la plantilla

Por un lado, el Barça alude a la disminución del valor de mercado de sus jugadores: "El covid-19 no solo ha afectado a los ingresos y los gastos del club, sino que también ha devaluado temporalmente su intangible más preciado, esto es, el valor de su plantilla", reza el auto judicial.

Por otro lado, el club destaca que la "disminución significativa de sus ingresos ha tenido reflejo en la situación financiera del F.C. Barcelona", y añade: "La bajada de los ingresos y el mantenimiento sustancial de los gastos de explotación del FCB [más de 16 millones de euros mensuales de media en el último semestre] se han traducido en una acuciada disminución de su resultado, lo cual le impediría hacer frente a las cantidades derivadas de los acuerdos de liquidación y sancionador".

Exigencia de garantías

La sala que juzga el caso entiende procedente esta medida cautelar, a la que se oponía la Abogacía del Estado. Sin embargo, los magistrados no le conceden la dispensa parcial de las garantías que también pedía el Barça. "La comprometida situación de la tesorería del club, así como la negativa de diversas entidades financieras a concederle aval, no excluye la prestación de garantía en cualquier otra de las formas admitidas en derecho para responder, en su caso, del importe de la sanción", explica la Audiencia Nacional. Desde el club se precisa ahora que no tiene problemas para obtener avales bancarios.

Te puede interesar

La sala, pues, reclama a la entidad azulgrana unas garantías, "en el plazo de dos meses a contar desde la notificación de esta resolución, mediante aval bancario o cualquier otra admitida en derecho, más los intereses de demora y posibles recargos, o se acredite fehacientemente la prestación de caución en vía económico-administrativa".

La directiva interina liderada por Carles Tusquets está tratando de pactar un recorte salarial con su plantilla de 190 millones de euros para mantener la viabilidad del club.