27 nov 2020

Ir a contenido

POLÉMICA AZULGRANA

Messi explota: "Estoy cansado de ser siempre el problema de todo en el Barça"

El astro argentino estalla a su llegada a Barcelona tras las acusaciones del entorno de Griezmann

Emilio Pérez de Rozas

Messi, en el último partido de Argentina ante Perú. 

Messi, en el último partido de Argentina ante Perú.  / REUTERS

Leo Messi sigue guardando luto. Leo Messi sigue muy afectado y enfadado, no solo por la situación que provocó cuando trató de abandonar el Barça, cuando chocó con Josep Maria Bartomeu, el expresidente que no le dejó salir libre del club, sino también con los problemas que perduran con la selección Argentina.

Leo Messi ha vuelto a ser criticado en Argentina, pese a la victoria en Perú (0-2). Y Leo Messi estalló este miércoles, de nuevo, otra vez, a su llegada a Barcelona, en su jet privado en el que, como suele ser costumbre en estos desplazamientos transoceánicos, además de su asistente personal, Pepe Costa, viajaron con él Ángel Di Maria y Leandro Paredes, jugadores del PSG, que cambiaron de avión en Barcelona y volaron a París, y el seleccionador argentino, Lionel Scaloni, que se quedó en Barcelona.

Retención por Hacienda

Messi, que aterrizó en el área de vuelos privados del aeropuerto de El Prat, a las 18.15 horas, estuvo retenido en el avión hasta las 18.50, por algún tema de Hacienda, ya que varios miembros de ese ministerio se personaron para hablar y resolver algo con el ídolo azulgrana. Mientras todo ello ocurría, los medios trasladados al aeropuerto pensaron que estaba pasando un PCR, lo que fue inmediatamente desmentido por Costa, mientras ambos trataban de abrirse paso entre curiosos y periodistas.

 

Preguntado Messi sobre las palabras dichas por personas del entorno del francés Antoine Griezmann, respecto a su papel y convivencia en el seno de la plantilla del Barça, el jugador argentino que, en principio, no tenía demasiadas ganas de hablar, acabó diciendo, mientras caminaba entre curiosos y prensa: "La verdad ya estoy un poco cansado de ser siempre el problema de todo en el club". Al insistir los periodistas, Messi volvió a hablar: "Vengo de 15 horas de vuelo, de avión, y me encuentro a uno de Hacienda, haciéndome una…(parece decir "inspección"), ¡una locura!".

Hay quien piensa, aunque nada está confirmado, que los responsables de Hacienda que estaban allí era por algo de Aduanas, pero de lo que no hay duda es de que Messi se calentó cuando los vio y, al preguntarle la prensa, por el "régimen del terror" del que esta semana ha hablado el entorno de Griezmann, el as argentino estalló, de nuevo, contra el club.

Críticas en Argentina

Lo cierto es que antes de subirse al avión en Lima, tras la victoria frente a Perú (0-2), por cierto su 85º triunfo en 142 partidos con la albiceleste, lo que supone un nuevo récord de Messi, mejorando las 84 victorias de su amigo Javier Mascherano en 147 encuentros, la estrella culé fue criticada por jugar demasiado en el centro del campo, hasta el extremo de que un periodista de TV le dijo si ya no era el Messi de los 25 años.

"Yo vengo aquí cuando me llaman, yo vengo aquí a ayudar a la selección, a pelear por esta camiseta, a ganar partidos como el de hoy y, siempre que me sigan llamando, seguiré viniendo. Estamos volviendo a ser fuertes como equipo, como selección, como idea y lo que tenemos que hacer, cosa que no es nada fácil en esta fase de clasificación, es ganar partidos y sumar puntos y, de momento, creo que, poquito a poquito, estamos elevando el nivel de la selección". 

Temas Messi