28 nov 2020

Ir a contenido

RELEVO EN EL PALCO BARCELONISTA

La carrera electoral del Barça por la sucesión de Bartomeu se desboca

Tusquets toma las riendas del club y Font insiste en el voto electrónico

El covid marcará la campaña más atípica

Roger Pascual Marcos López

Imagen del exterior del Camp Nou, este viernes, antes del Barcelona-Madrid.

Imagen del exterior del Camp Nou, este viernes, antes del Barcelona-Madrid. / Jordi Cotrina

"The old king is dead! Long life the king", cantaban a coro los culés hace 10 años a ritmo del viva la vida de Coldplay, banda sonora del sextete del 2009, y su eco resonaba aún en el 2010 cuando Josep Maria Bartomeu volvió al club para ser mano derecha de Sandro Rosell y luego presidente. Después de que la dimisión del presidente finiquitara el final de una década de 'bartorosellismo', se ha desbocado el juego de tronos en la búsqueda del nuevo regente del Camp Nou.

Hay cinco candidatos ya confirmados (Víctor Font, Agustí Benedito, Toni Freixa, Jordi Farré, impulsor del voto de censura que ha destituido al expresidente sin abrirse siquiera las urnas, y Lluís Fernández Alà), dos exdirectivos de Bartomeu, Emili Rousaud y Xavi Vilajoana, también están decididos a dar el paso, mientras que sigue por despejarse la incógnita de si saltarán a la arena de Juan Rosell y Jordi Roche. Pero todo queda condicionado por la decisión de Joan Laporta, quien aún no ha dicho nada oficialmente sobre si concurrirá a las elecciones. "Estamos muy contentos de que se sigan abriendo nuevos caminos para que el Barça pueda rehacerse y estamos preparándonos", señalan desde el entorno del expresidente, donde mantienen el silencio sobre si dará el paso o no. 

La delicada situación económica que atraviesa el club puede hacer que más de uno se lo piense, aunque la decisión del CSD de que las pérdidas por el covid durante el Estado de alarma no computen ayuda. Además de un aval de 120 millones de euros, los aspirantes tendrán que reunir 2.279 firmas.

Será la campaña electoral más extraña, en la que no habrá gira por las peñas y sí mucho trabajo de redes sociales, en las que se originó precisamente la caída de Bartomeu. Algo que habrá que ver cómo impacta en un electorado en el que, como recordó Bartomeu en su carta a Pere Aragonès., "tiene una media de edad de 58 años, con más de 40.000 socios que son mayores de 60 años". Aunque su petición en la última asamblea fue rechazada, Víctor Font insiste en que el voto electrónico puede ser una solución. "Esa es nuestra principal propuesta para estas elecciones tan atípica. En la última asamblea un 60% estuvo a favor pero no se llegó al 66% necesario. Sería una gran solución -comentan desde su candidatura-. Los estatutos no lo contemplan tampoco que se vote en dos días o en varias sedes, como ya se planteó por la pandemia. Es una cuestión de voluntad política, de hacer las adaptaciones legales".

Farré, que ya lo propuso en el 2015, cree que no será viable aún. El impulsor de la moción explica que tendrán que adaptar la campaña al covid. "Nos adaptaremos a las circunstancias del covid: haremos webinars, videoconferencias, preparemos cenas de cinco personas en nuestro local de Les Corts... La situación nos obligará a ser más imaginativos que nunca". 

Agustí Benedito, más que en las redes sociales, cree que en el sistema tradicional. "No soy muy de Instagram, Facebook o Twitter y no creo que a efectos de campaña electoral tenga la importancia del contacto directo", apunta. Aunque haya que hacer zooms y skypes y no se pueda recorrer Catalunya en autobús de campaña como en otras ocasiones, confía más en las complicidades establecidas en las dos últimas campaña y en su voto de censura, que cree que le dan ventaja, a la espera de la fecha y la "parrilla" definitiva.

Carles Tusquets, extesorero de Núñez, tomará las riendas del club como presidente de la gestora. Los estatutos del club fijan tres meses para la convocatoria de elecciones tras la constitución de la junta provisional, por lo que se tendrían que celebrar antes del 29 de enero. Aunque se espera que puedan hacerse antes de Navidad o justo después de Reyes para que sea el presidente entrenante quien encare el mercado de invierno, donde Depay sigue siendo uno de los objetivos de Ronald Koeman. Este jueves, tras la constitución de la gestora, Tusquets hará una comparecencia en la que podrían empezar a desvelarse algunas incógnitas.