MALA RACHA DEFENSIVA

Histórico: el Barça recibe tres penaltis en contra en tres partidos seguidos

Solo existe un precedente similar cuando el equipo de Rijkaard sufrió cuatro penaltis en cuatro jornadas seguidas en la Liga 2007-08

El colegiado suizo Sandro Schärer senala el punto de penalti contra del FC Barcelona en el partido ante el Ferencváros de la Champions League el pasado miércoles.

El colegiado suizo Sandro Schärer senala el punto de penalti contra del FC Barcelona en el partido ante el Ferencváros de la Champions League el pasado miércoles. / alberto estévez (efe)

Se lee en minutos

Penalti el sábado, penalti el miércoles y penalti el sábado. Penalti en Getafe, penalti ante el Ferencváros y penalti contra el Madrid. Tres penaltis en ocho días, tres penaltis consecutivos que han significado dos derrotas. No es sorprendente, pues, la perplejidad de los azulgranas ni el enfado de Ronald Koeman ante esta racha, siendo como es el máximo responsable del equipo.

La situación es insólita para el Barça, ya que no sufría una cadena tan seguida y tan grave de penaltis desde la temporada 2007-08 cuando recibió en contra cuatro penaltis en cuatro jornadas consecutivas (de la 24 a la 27) y un total de seis penaltis en siete (hubo dos más en las jornadas 29 y 30). Entre medio, hubo partidos de Copa y de Champions que esponjaron la desgracia de ese negro mes y medio.

De Jong se queja ante Soto Grado en Getafe. / EUROPA PRESS

Ocho días negros

Soto Grado pitó una entrada de De Jong a Djené en Getafe que condenó al Barça a la derrota porque el equipo fue incapaz de sobreponerse a la transformación de Jaime Mata (1-0) a pesar de que era el minuto 56 de partido. Algo parecido sucedió en el clásico, después de que Sergio Ramos aprovechara el penalti que tan hábilmente provocó. Faltaban 28 minutos y el once azulgrana no reaccionó.

Entre esos penaltis que han complicado al vida del Barça en la Liga, hubo el que hizo Gerard Pigué a Nguen en el encuentro ante el Ferencváros en la Champions el pasado miércoles. Kharatin marcó el momentáneo 3-1 (m. 70) pero el miedo no llegó a instalarse en el Camp Nou pese a que Piqué fue expulsado. Jugando con diez, Pedri y Dembélé ampliaron la diferencia.

Kharatin transforma la ejecución en el Barça-Fwerencváros. / ALBERTO ESTÉvez (efE)

Las tres penas máximas han significado tres de los seis goles encajados por Neto. La mitad. El Barça, por ahora, solo se ha beneficiado de dos penaltis a favor. Uno ante el Villarreal (4-0) y otro ante el Ferencvaros (5-1). Los dos transformados por Lionel Messi.

Koeman y el VAR en contra

Koeman se quejó tras el clásico de los arbitrajes pero no solo de los penaltis. En verdad se quejó del criterio de revisión en las jugadas. Primero ante Martínez Munuera y luego en público.

"Le he dicho al árbitro que ojalá me puedan explicar el tema del VAR aquí en España", aclaró en la sala de prensa sobre su conversación con el juez valenciano. Koeman apeló a un penalti del Sevilla a Messi (1-1) y de dos tarjetas rojas que merecieron Cabaco y Nyom en dos durísimas acciones sobre Pedri y Messi. "¿Por qué sólo hay VAR en nuestra contra?", se preguntó en público, sintiéndose damnificado.

Ramos aprovecha la oportunidad en el clásico. / JOAN MONFORT (eFE)

Seis penaltis en siete jornadas

Tan damnificado como pudo sentirse Frank Rijkaard en su última campaña en el Barça. Su equipo recibió 13 penaltis en contra con un cruento alud entre febrero y marzo: penalti frente al Zaragoza (jornada 24), el Levante (25), Atlético (26), Villarreal (27), Valladolid (29) y Betis (30), con un perjuicio de tres derrotas que socavaron cualquier opción en la Liga. No fueron seis partidos consecutivos porque entre ellos hubo la eliminatoria de octavos de la Champions ante el Celtic y la de la semifinales de Copa con el Valencia.

El Barça de Bobby Robson (96-97) fue sancionado con cuatro penaltis en tres jornadas: uno ante la Real Sociedad (la 25),  otro ante el Zaragoza (26) y dos frente al Tenerife (27), con el alivio, entre medio, de un duelo copero con el Atlético.

Noticias relacionadas

El número de penalti es causa y efecto de los problemas del Barça. Aquella fue la peor temporada de Rijkaard, que no obtuvo ningún título aquella temporada. Igual que la pasada (19-20), con Ernesto Valverde y Quique Setién, y 10 penaltis en contra. La cifra más alta en 12 temporadas.

Entre esas campañas, siempre con algún título, el Barça nunca sufrió más de 6 penaltis (10-11 y 14-15); a veces, no fueron más de tres (09-10, 16-17 y 17-18) en todas las competiciones durante el ejercicio completo. Ya lleva tres...