barça - madrid (79-72)

El Barça tumba al Madrid en el Clásico del Palau de la Euroliga

Sin Mirotic ni público, el canterano Sergi Martínez sentencia el mejor partido de la era Jasikevicius

Sarunas Jasikevicius, en el Palau.

Sarunas Jasikevicius, en el Palau. / EFE/ Enric Fontcuberta

Se lee en minutos

Roger Pascual

Sin su público ni su estrella, el Barça se llevó el primer Clásico del fin de semana (79-72). Nikola Mirotic no pudo jugar el duelo contra su exequipo al no cumplir por solo 12 horas el protocolo covid de la Euroliga, pero disfrutó de lo lindo con el triunfo de sus compañeros, en el que se vio la mejor versión del equipo desde que Sarunas Jasikevicius está en el banquillo azulgrana. Tras una primera mitad estelar azulgrana, el canterano Sergi Martínez acabó sentenciando.

La ilusión que había generado el regreso de uno de los ídolos del Palau no se había plasmado hasta este viernes en una mejora en el juego. Los problemas físicos de jugadores como Kuric, Higgins, Claver y Mirotic en este inicio de temporada marcado por el coronavirus tampoco habían ayudado. Pero ya se sabe que los Clásicos siempre son partidos diferentes y, pese a que el técnico reconocía que la cita no les llegaba en su mejor momento, a la hora de la verdad el bloque respondió a pleno pulmón, especialmente en una grandiosa primera mitad.

Sin Mirotic, el resto de  jugadores pusieron una marcha más, especialmente en defensa donde lograron cortocircuitar al  eterno rival, para desesperación de un Pablo Laso que se desgañitaba ante la inoperancia ofensiva de sus hombres, con Campazzo y Llull desaparecidos. Pese a buscar insistentemente a Tavares en la pintura, las ayudas continuas  de los defensores barcelonistas evitaban que la torre blanca sacara provecho de su superioridad física. Un Kuric en estado de gracia marcó el despegue en un segundo cuarto en el que los azulgranas anotaron más puntos (30) que el Madrid en toda la primera mitad para poner una escandalosa ventaja de 21 puntos al entreacto (48-27). 

Escocido por el revolcón, el Madrid enseñó los dientes después de la reanudación. Enrabietado, intentó meterse en el encuentro subiendo su intensidad y, aprovechando que el Barça bajó un poco las revoluciones, consiguió laminar un poco la diferencia, aunque sin lograr bajar de la frontera de los dos dígitos hasta a falta de ocho minutos para el final. 

Sergi Martínez al rescate

Allí apareció Sergi Martínez para dar aire con un triple, sus primeros puntos en el choque. Tanto el canterano como el también joven Roland Smits suplieron a un gran nivel la ausencia e Mirotic. Dos personales en ataque seguidas de Calathes y el despertar de Llull complicaron las cosas para los azulgranas. Rudy Fernández, que no jugó en toda la segunda mitad, vio como cinco puntos consecutivos de Llull hicieron sonar de nuevo las alarmas en el Palau. Cuando las piernas empezaban a pesar, volvió a emerger Sergi Martínez con un rebote (su noveno) y dos canastas claves. 

"Hemos jugado muy buen básquet, el mejor de esta temporada -sentenció Jasikevicius tras su primera victoria ante el Madrid como técnico azulgrana-. No entiendo lo de la segunda parte. Tenemos que matar los partidos antes". Más allá del dolor de haber perdido ante el eterno rival, Laso ve como sigue su mala racha en Europa, donde solo han ganado uno de sus cinco partidos de Euroliga.

Barcelona: Higgins (13), Hanga (4), Abrines (8), Smits (7) y Davies (14) --quinteto inicial--; Heurtel (6), Calathes (3), Oriola (2), Martínez (7), Kuric (15).

Real Madrid: Alocén (3), Abalde (13), Taylor (6), Garuba (8) y Tavares (6) --quinteto inicial--; Rudy Fernández (3), Deck (2), Campazzo (7), Laprovittola (-), Llull (9), Thompkins (14), Randolph (1).

Parciales: 18-14, 30-13, 16-25, 15-20.

Te puede interesar

Árbitros: Christodoulou, Difallah y Nedovic. Eliminados por faltas Hanga y Taylor.

[Clasificaciones de la Euroliga]