EL CLÁSICO DE LA LIGA

Zidane llega en peligro al Camp Nou

El técnico, tras encadenar dos derrotas, se ve amenazado por la estruendosa caída del Madrid

El francés realiza una profunda autocrítica en un equipo que se le ha descompuesto en apenas cuatro días

Zidane, ayer en Valdebebas.

Zidane, ayer en Valdebebas.

Se lee en minutos

Marcos López

En cuatro días, el Madrid se ha caído con tal estrépito que hasta Zidane, un técnico con aura casi divina en el Bernabéu, está bajo sospecha. Y en peligro se asoma el entrenador francés al Camp Nou después de asistir impotente a la exhibición del Cádiz y al festival del Shakthar, dos equipos que le han desnudado en su propia casa.

Llega Zidane, tan amenazado o más incluso que hace un año cuando escuchó el murmullo de Mourinho a su alrededor, sin importar siquiera las tres Champions que adornan el museo particular de Zizou. Aunque luego sí levantó al Madrid para conquistar la Liga posconfinamiento llevándose por delante el tímido y decadente Barça de Quique Setién.

ZIdane, con gesto de preocupación en el duelo del Madrid con el Shakthar. / REUTERS / JUAN MEDINA

"Algo no he hecho bien. Faltó de todo. Soy el máximo responsable" (Zidane)

Está en peligro Zidane porque el Madrid se ha vuelto ramplón e insípido, mostrando síntomas más que evidentes de que el proyecto se está agotando. Yal que ni le sirve de escudo el título liguero. "Algo no he hecho bien", admitió el francés, desconcertado como todo el madridismo por el impacto del segundo varapalo en cuatro días. Aún más que el primer tropiezo con el Cádiz. "Faltó de todo", confesó después, incapaz de encontrar ante el Shakthar la solución a los problemas futbolísticos que ya le planteó el Cádiz.

Sin gol

No es solo un asunto de actitud. Va mucho más allá. Es un problema de juego.  El Madrid, por ejemplo, solo ha marcado seis goles en cinco jornadas de Liga. Y tres fue en un solo partido, en su triunfo al Betis, mientras Courtois se ha convertido este curso en el mejor jugador del equipo blanco, con intervenciones decisivas. Pero apareció el conjunto ucranio en Valdebebas  y le endosó tres tantos en 45 minutos, retrato de la vergüenza europea que sacudió con tanta dureza al Madrid, que Zidane, por segunda vez en menos de una semana, se autodeclaró como "el máximo responsable".

Florentino ha estado más pendiente de la reforma del Bernabéu que de reformar la plantilla de Zidane

El Madrid no marca mucho; el Madrid encaja demasiado. Florentino Pérez, el presidente, ha estado más preocupado de la reforma del Bernabéu, que está en marcha incluso en pleno pandemia, que de reformar el equipo.

Ni un solo fichaje ha hecho el dirigente y la plantilla se sostiene, como bien sabe Zidane, sobre las manos de Courtois, el corazón de Sergio Ramos, el capitán, y los goles de Benzema. Lleva el francés uno en sus seis partidos de esta campaña, supeditado todo al punto de acierto del irregular Vinicius.

Zidane medita durante el estreno europeo del Madrid, que acabó en derrota. / REUTERS / GABRIEL BOUYS

Noticias relacionadas

Lopetegui, Solari...

Koeman está empezando un nuevo proyecto tras la ruina de Lisboa.Zidane, en cambio, se agarra a lo viejo para sobrevivir, consciente de que el Barça, y el Camp Nou, determinará su futuro. Él no es Lopetegui, a quien Florentino echó hace dos años tras ser goleado en el templo azulgrana (5-1). Él tampoco es Solari, a quien Florentino también despidió por una doble derrota con el Barça, ambas en el Bernabéu (0-3 en la Copa y 0-1 en la Liga). Pero hasta Zidane sabe que su crédito se apaga y que donde antes sonaba Mourinho, ahora en el Tottenham, se escucha a Raúl, el técnico del Castilla. O Pochettino... El Camp Nou dictará la primera sentencia sobre Zizou.