29 oct 2020

Ir a contenido

LAS CLAVES TÁCTICAS

La claves tácticas del Getafe-Barça: Un equipo plano

El conjunto de Koeman se enredó en ataque incapaz de encontrar respuestas ante la agresiva defensa del Getafe

Marcos López

Griezmann abandona el césped tras ser sustituido por Koeman.

Griezmann abandona el césped tras ser sustituido por Koeman. / AP / MANU FERNÁNDEZ

1.- Ni con todos los delanteros...

Empezó Koeman con su dibujo habitual incluyendo tres novedades en el once inicial, conDest anclado en la banda izquieda, dándole la titularidad a Dembélé y manteniendo su confianza en Pedri. Pero la gran novedad era la posición de Messi, que volvió a la banda derecha para dejarle el centro a Griezmann, quien desperdició una clarísima ocasión de gol. Esa tradición del 4-2-3-1 estalló, sin embargo, por los aires en la segunda mitad cuando el técnico empezó a remover  el equipo hasta terminar sin el doble pivote.

Ni rastro del orden que intentaba imponer Koeman a su equipo porque lo modificó de tal manera que alteró toda la fisonomía, excepto la defensiva. Cambió los extremos porque no percutían ni generaban peligro, además de modificar la estructura del centro del campo al extremo de que apareció Riqui Puig en los minutos finales. Pero ni con todos los delanteros que tiene en la plantilla (hasta apareció del banquillo Braithwaite), tuvo el Barça pegada y contundencia.

De Jong comete el penalti sobre Djené en Getafe. / EFE / RODRIGO JIMENEZ

2.- El error de De Jong costó caro

Llegó tarde. Ya destiempo. De ahí que cuando contactara con el cuerpo de Djené se escapara del área. Pero el error de Frenkie de Jong ya estaba cometido y el precio que pagó el Barça fue caro, tremendamente caro. Cometió un penalti absurdo e innecesario que le costó al equipo de Koeman su primera derrota, delatando, al mismo tiempo, el irregular inicio del centrocampista holandés. No anda nada fino el exjugador del Ajax, quien cometió una imprudencia en el área de Neto que supo aprovechar Mata perfectamente.

Ese fallo lo acusó también el holandés, que acabó siendo sustituido. No estaba tampoco preciso en el pase y , además, esa entrada a destiempo le hizo abandonar el campo desolado.

Griezmann falla una clara ocasión en la primera mitad ante el Getafe. / AFP

3.- Griezmann también falló de ‘9’

Quería jugar en el centro. Su sitio preferido. Ahí jugó. Ycomo delantero centro, con Messi escorado a la derecha. Quería Antoine Griezmann tener la portería de cara y no mirarla desde la banda. Y tuvo, además, la ayuda de Pedri para dejarlo solo ante Soria, el portero del Getafe. Una gran asistencia del joven canario colocaba al delantero francés en el escenario que tanto había reclamado. Asomó al área del Getafe solo y soltó un derechazo que se marchó fuera, directamente a la grada vacia del Coliseum Alfonso Pérez.

Aunque el problema no es que Griezmann fallara una clara oportunidad jugando en el centro del ataque. El verdadero problema es que, una vez más, no tuvo peso en el partido y eso que estaba en el lugar donde quería estar. O lo más cerca que podía estar. Pero el francés, en un retrato de su ineficacia ofensiva, no supo enfocar bien su tiro. Y volvió a ser sustituido. Cuatro partidos, cuatro cambios.