MÁS DARDOS DEL CHARRÚA

Suárez ve posible que Messi siga en el Barça con otra directiva

"Puede que Leo juegue en otro club, pero si vuelve a sentirse cómodo y feliz va a querer seguir", opina el delantero uruguayo

El flamante atacante del Atlético asegura que no celebraría un gol contra el Barça "pero señalaría a alguna parte"

Suárez y Messi, en el calentamiento de un partido el pasado mes de junio.

Suárez y Messi, en el calentamiento de un partido el pasado mes de junio. / ALBERT GEA (REUTERS)

Se lee en minutos

Fue la pegunta pendiente en la entrevista en la que Leo Messi anunció que, a regañadientes y por no querer llevar al club a los tribunales, seguiría un año más en el Barça. ¿Se irá entonces en junio del 2021? El astro argentino no se ha pronunciado, pero Luis Suárez, quizá la voz más autorizada para conocer qué pasa por la cabeza de Leo, no descarta la posibilidad de que Messi siga luciendo el escudo del Barça más allá del próximo verano. Eso sí, sin Josep Maria Bartomeu.

"Leo es consciente de lo que es para el Barcelona. Le ha dado cosas que el club nunca se imaginó", relata el delantero del Atlético de Madrid en una larga entrevista para ESPN durante la concentración con la selección uruguaya. "Él tiene que seguir siendo el número 1, el mejor y ser feliz. Puede estar la posibilidad de que Messi juegue en otro club, pero si vuelve a sentirse cómodo, feliz y llega otra directiva va a querer seguir en el club", argumenta el delantero charrúa. "Como amigo voy a estar contento si le va bien ahí y si se tiene que ir a otro club, también".

"Nos buscábamos por el bien del equipo"

Suárez asegura que el amago de marcha de Messi no tuvo nada que ver con que Ronald Koeman le dijera al 'nueve', el gran amigo de Leo en el vestuario, que no contaba con él. "Que Messi se quiera ir de Barcelona no fue un gesto hacia mí", dice Lucho, que no entiende que molestase la "gran relación" existente entre ambos. "Nos buscábamos constantemente, pero por el bien del equipo. Creo que me querían sacar de al lado de Messi, quizá les molestaba que yo tenga una buena relación con Leo. Quizá querían que no esté tanto conmigo. No le encuentro ningún motivo para que piensen que eso perjudicaba al equipo”, declara. 

Los reproches a Bartomeu y su junta son constantes De entrada, les echa en cara que no respetaran la decisión de Messi. "Tendrían que haber respetado la decisión de querer irse. Por respeto a la relación que tengo con Leo no voy a decir lo que hablamos en su momento, pero él vivió una situación difícil y complicada. Él se quería ir y el club no quería. Yo traté de apoyarlo, cuidarlo y que se distraiga un poco. Las cámaras estaban atrás de él, era complicado y había que ayudarlo", relata el jugador colchonero.

"Me merecía un respeto"

Todavía más amargura muestra el delantero al hablar de cómo fue su despido: "El respeto que me había ganado adentro de la cancha me lo merecía antes de enterarme por la prensa. Que venga un entrenador diciendo que no cuenta conmigo cuando ya la directiva dijo que iba a haber cambio de jugadores te genera dudas de si fue el entrenador o la directiva", reprocha. Y no es la única cosa que no le cuadra: "Hay muchas contradicciones en Barcelona. Yo daba soluciones si el tema era económico y si era deportivo lo podía entender, pero me lo hubiesen dicho de otra manera. No me quedó clara la decisión de la directiva".

De hecho, Suárez  recalca que él siempre pensó que el Barça necesitaba fichar un 'nueve' que le pudiera apretar y dar el relevo, pero que eso nunca ocurrió: "Llevaba seis años en el Barcelona y nunca tuve un problema, lo contrario. Hace tres años que vengo diciendo que el Barcelona necesita un 'nueve' joven para ir adaptándose. Fueron seis años en Barcelona y siempre dije que el club necesitaba un delantero joven. Nunca trajeron a nadie que me pudiera competir".

Al Madrid, "ni loco"

Te puede interesar

Una vez ya fuera del Barça, el uruguayo tiene claro que no celebraría un hipotético gol contra el que ha sido su club las 10 últimas temporadas. "Pero señalaría a alguna parte", dice, en clara alusión al palco y a Bartomeu. Con total rotundidad afirma que, aunque hubiera surgido la oportunidad, no habría fichado por el Real Madrid "ni loco".

Sobre su nueva etapa asegura que no le ha sorprendido la forma de trabajar de Diego Simeone porque ya sabía qué clase de entrenador es: "Es muy estricto, trabajaba mucho la parte táctica. Encontré un grupo humano muy bueno, con muchísimas ganas y mucha ambición, con ganas de crecer y ganar cosas". Sin embargo, hay cosas que sigue echando de menos: "Obvio que lo extraño a Leo, pero con la tecnología estamos hablando constantemente. Sabemos la amistad que tenemos. Compartimos muchas cosas, de llegar cada mañana a los entrenamientos, hasta los mates. Nuestros hijos llevan una vida juntos y tenemos un gran vínculo familiar".