24 sep 2020

Ir a contenido

Messi aún lo es todo en el Barça

El astro es titular en el primer amistoso aunque ha sido el último en volver a los entrenamientos y conserva el brazalete

Joan Domènech

Messi, con el brazalete de capitán, en el primer amistoso.

Messi, con el brazalete de capitán, en el primer amistoso. / jordi cotrina

Messi se queda, Messi juega, Messi manda. El primer partido de la nueva era remitía al último, como si fuera el punto de partida para empezar a modificar las cosas. Solo Pedri (y el ya conocido Aleñá) se colaron en el primer once titular de Koeman, en el que estaba también Dembélé. El segudo once tal vez era el del futuro, con De Jong en la sala de máquinas junto a Riqui Puig, Coutinho por delante y Trincao en la banda.

Messi fue el último en volver y fue el primero en comparecer sobre el césped, por su condición de capitán. No ha renunciado al brazalete. Alrededor de él, y no sobre él, quiere reconstruir Koeman el Barça. Tiene mucho trabajo. Venció al Nàstic, de Segunda B, con dos goles de penalti (3-1). "Me encanta la idea de juego que tiene,  podemos hacer un buen año", dijo Pedri, privilegiado debutante como titular a sus 17 años.

El joven Pedri, debutante como titular a sus 17 años. / JORDI COTrINA

Bartomeu, espectador

Con Messi en el campo y Josep Maria Bartomeu en el palco, El presidente también continúa, indiferente a las peticiones de dimisión, al voto de censura y a la ruptura con el astro, que le acusó de mentiroso. Se sentó Bartomeu en el Estadi Johan Cruyff para inaugurar con su presencia  la nueva etapa (la de su despedida), cerca de todos, en un campo pequeñito, pero sintinéndose lejos de todos, tiernas como están las heridas con la plantilla.

La revolución, o renovación, o remodelación que haga Koeman, calificativo que dependerá de la cantidad de cambios que introduzca el técnico, no afecta a las jerarquías del vestuario. Al menos, de forma visual. El orden de los capitanes suele elegirlo la plantilla, salvo excepciones. Koeman ha visto injerencias en el pasado, cuando Johan Cruyff quitó a Andoni Zubizarreta el brazalete para dárselo a José Mari Bakero o cuando Louis van Gaal quiso elegir a su capitán en el equipo.

Cuatro titulares

Koeman va a tientas, consciente de que debe evitar susceptibilidades en un terreno muy sensible. Messi sigue en el Barça y Messi sigue de capitán. Se queda con todas sus consecuencias. Con el brazalete en el brazo izquierdo. Como si nada hubiera pasado, aunque inicialmente lo hace contra su voluntad, como confesó. 

La capitanía de Messi responde a la doble condición de líder y de ser el más antiguo de la plantill. Con diferencia. Inicia su decimoséptima temporada, por delante de Busquets, Piqué (decimotercera) y  Sergi Roberto (décima). El mismo cuarteto de las últimas tres temporadas. Desde que se marchara Andrés Iniesta (2018) al Vissel Kobe de Japón después de heredarlo de Xavi Hernández, que se marchó a Catar en el 2015.

Cuatro veteranos que resisten. Cuatro veteranos que fueron titulares. Cuando se retiraron, el brazalete pasó a Nelson Semedo. Es lo que hay.

Temas Fútbol