29 oct 2020

Ir a contenido

EL FUTURO DE LA ESTRELLA

Messi apuesta por el Manchester City

El delantero desea reencontrarse con Guardiola y compartir vestuario con su viejo amigo Kun Agüero

El todavía capitán del Barcelona confía en quedar libre ejecutando su cláusula para firmar por el club inglés

Marcos López

Guardiola y Messi celebran el gol de Iniesta en Stamford Bridge (2009).

Guardiola y Messi celebran el gol de Iniesta en Stamford Bridge (2009). / JORDI COTRINA

Leo Messi quiere jugar en el Manchester City. Desea reencontrarse con Pep Guardiola, el técnico con quien ganó dos Champions en el Barça (2009 y 2011), convencido de que encontrará en Inglaterra el proyecto ganador que necesita. A sus 33 años, y tras un lustro de fracasos en Europa con la camiseta azulgrana, el delantero entiende que su exentrenador reúne las condiciones adecuadas para volver a brillar en la Liga de Campeones.

También está convencido el astro argentino de que podrá llegar libre a la Premier, acogiéndose a la cláusula de rescisión que fija su contrato. Es un factor clave en la negociación porque de esta manera la inversión del City quedaría amortiguada y sin impacto alguno en el salario del delantero.

Sostenía Guardiola, una y otra vez, que Messi debía acabar su carrera deportiva en el Barça, el club que lo acogió siendo un niño, con apeñas 13 años. Pero el argentino ya se ha cansado de la junta de Bartomeu. Y lo ha hecho de tal manera que descolgó el teléfono para llamar a su exentrenador. 

"Messi es jugador del Barça y allí se quedará", había comentado Guardiola el pasado mes de febrero, justo antes de la pandemia del coronavirus. Pero la situación se ha envenenado de tal manera que el jugador se puso en contacto 

Messi, en un partido del Camp Nou.  / AP / JOAN MONFORT

Camino de la Premier

Quiere volver Messi con Guardiola. Y reencontrarse, ahora en un club, con su viejo amigo Kun Agüero, con quien ha compartido toda su carrera internacional con Argentina desde el Mundial sub-20, que conquistaron en el 2005 tras derrotar a Nigeria en la final (2-1). Con el Kun también alzó la medalla de oro olímpica en Pekín-2008. Sus dos únicos títulos con la albiceleste.

La llegada del '10' propondría un salto descomunal al City como marca global

A Messi le seduce la posibilidad de sumergirse en la Premier, una Liga que adquirirá una dimensión espectacular como le pasó a la Serie A cuando Cristiano Ronaldo escogió la Juventus de Turín tras abandonar el Madrid, dejando, eso sí, 100 millones de euros, hace solo dos años.

Pero quien más notoriedad mediática alcanzaría sería el City, capaz de atraer a Messi tras su abrupta salida, si se confirma del Camp Nou. El impacto, tanto a nivel económico como deportivo, sería descomunal aumentando así su valor de marca, equiparándolo a los clubs históricos del Viejo Continente.

El City, además, ya negoció con Messi hace cuatro años. Era la segunda vez en que el astro argentino se planteaba abandonar el Camp Nou. Al final, y después de varias conversaciones, decidió quedarse en el Barça.

Con Pep, el astro ganó dos Champions en cuatro años. Sin Pep, una en nueve 

Pero el deterioro en las relaciones con Bartomeu le hizo descolgar, otra vez, el teléfono. Llamó él a Guardiola, el técnico con quien mejor se ha expresado en el campo, y le dijo que su apuesta era el City.

La quinta temporada

Desde que separaron sus camino en el 2012 no han vuelto a pisar la cima de Europa con asiduidad. Con Pep, el Barça ganó dos en cuatro años. Sin Pep, una, la de Berlín-2015, en nueve años. Y el técnico no pudo besar la Orejona con el Bayern Múnich. Ni tampoco ahora con el City.

Hay, además, otro factor en esa compleja negociación. Guardiola iniciará su quinta temporada en la Premier, algo que no había hecho ni en Alemania (tres años) ni en el Camp Nou (cuatro, cinco si se incluye su campaña con el Barça B en Tercera División, al que hizo campeón).

A Messi le encantaría contar con el 'factor Guardiola' en los dos o tres años de contrato que pudiera firmar con el City. 

Guardiola, en el duelo con el Madrid. / REUTERS

Un plan para los años finales

Ahora, sin embargo, no hay vuelta atrás. Messi quiere irse. Y si puede gratis para gestionar mejor su nuevo contrato, el primero lejos del Camp Nou, con opción incluso de extender su salida más allá de Inglaterra teniendo en cuenta que el club inglés le podría plantear, según ESPN, terminar su carrera en el New York City.

El club 'citizen' trabaja la operación a nivel económico, sin poder asumir los 700 millones de la cláusula

El plan económico está trazado desde hace semanas cuando el Manchester City recibió el interés de Messi. Pero el escenario es distinto si llega libre o si el equipo citizen se vería obligado a pagar un traspaso por el delantero argentino, cuya cláusula de rescisión es de 700 millones de euros.

Intentando, en todo momento, no pasar el límite del Fair Play financiero, marcado por la UEFA después de haber recibido la autorización del TAS para perdonarle la sanción de dos años, que le permitirá jugar la Liga de Campeones.