FIRMA HASTA EL 2022

Koeman, nuevo entrenador del Barça

El técnico llega con plenos poderes al Camp Nou para pilotar la reconstrucción tras la vergüenza de Lisboa

Bartomeu paga cuatro millones de euros para liberarlo de su compromiso con la selección holandesa

Koeman, a su llegada al aeropuerto del Prat en Barcelona.

Koeman, a su llegada al aeropuerto del Prat en Barcelona. / REUTERS / ALBERT GEA

Se lee en minutos
Marcos López

Ronald Koeman vuelve al Camp Nou. Ahora, como entrenador del Barça después de ser el 'heroe de Wembley' tras marcar en el minuto 111 el gol que le dio al club su primera Copa de Europa en 1992 con el 'Dream Team' de Johan Cruyff. El club azulgrana ha tenido que abonar entre cuatro y cinco millones de euros para liberarlo de su compromiso con la selección holandesa. En menos de 24 horas, el Barça ha vivido una revolución deportiva con la destitución primero de Quique Setién, el entrenador, y luego de Eric Abidal, el secretario técnico, que ha sido relevado por Ramon Planes, que era su ayudante. Será presentado Koeman esta tarde en el Auditori 1899 del Camp Nou. La derrota en Lisboa ha desencadenado un terremoto en el Camp Nou. 

Vuelve Koeman, el técnico elegido por el presidente Josep Maria Bartomeu en su último y desesperado intento de pilotar la reconstrucción de un equipo que se acabó en Lisboa el pasado viernes cuando el Bayern Múnich le inflingió un resultado escandaloso (2-8), que permanecerá en la historia negra culé.

De ahí, que el dirigente haya elegido la vía de la urgencia abonando esa cantidad a la federación holandesa para poder presentar a Koeman, la última bala que le queda en sus meses finales de mandato. Aterrizó en la tarde del martes en el aeropuerto del Prat en vuelo privado, procedente de Holanda, para cerrar los detalles finales del acuerdo antes de hacerse oficial en la mañana del miércoles.

Abrir la caja

Un acuerdo novedoso porque nadie antes había pagado por un entrenador, algo que sí hizo, por ejemplo, el Madrid por Pellegrini (cuatro millones al Villarreal) y por Mourinho (ocho millones al Inter). Aunque el club azulgrana argumenta que será Koeman quien renuncie a parte de su salario para destinarlo a la indemnización con la selección holandesa.

En el Barça, no había ocurrido ni con Johan Cruyff (1988-1996) ni con Bobby Robson (1996-1997). Ni tampoco por Louis van Gaal (1997-2000). Los tres fueron contratados por el entonces presidente Josep Lluís Núñez a coste cero. Tampoco abonó Joan Gaspart nada por Llorenç Serra Ferrer (2000-01) ni Carles Rexach (2001-02) o por el retorno en una breve y triste segunda etapa de Van Gaal (2002-03). Ni por el efímero Radomir Antic (2003).

Laporta no desembolsó ni un euro por Frank Rijkaard (2003-08) y Pep Guardiola (2008-2012). Ni Sandro Rosell por Tito Vilanova (2012-13) ni Tata Martino (2013-14).Hasta ahora, Bartomeu había seguido esa misma senda de no invertir dinero en el fichaje de un entrenador. Ni con Luis Enrique (2014-17), ni con Valverde (2017-20), ni con Quique Setién, claro, (2020). Pero para traer a Koeman sí que ha tenido que abrir la caja.  

Viene con Schreuder, un técnico holandés, que será su ayudante, y planea incorporar a Henrik Larsson, el exdelantero azulgrana, en su staff

Retorna el 'héroe de Wembley', a sus 57 años, para poner orden en un club que ha perdido el rumbo. Firmará por dos temporadas. O sea, hasta el 2022, pero supeditado a lo que decida el nuevo presidente el próximo verano después de que Bartomeu fijara las elecciones para marzo del 2021, unos comicios a los que el actual presidente no se puede presentar tras agotar su segundo y último mandato.

Nuevo orden en el Camp Nou

Koeman vendrá acompañado por Alfred Schreuder, que será su segundo entrenador en el Camp Nou, una tarea que ya había desempeñado con Ten Hag en el Ajax y cuyo último trabajo fue dirigir al Hoffenheim. Iba séptimo en la Bundesliga, pero fue despedido por discrepancias en la planificación deportiva. Ahora, formará tándem con Koeman en el Camp Nou, quien aterrizó en la tarde del martes en el aeropuerto del Prat en un vuelo privado procedente de Ámsterdam.

También ha planeado Koeman recuperar a Henrik Larsson, el exdelantero sueco que jugó en el Barça de Rijkaard (2004-2006) donde tuvo un papel destacado en la final de la Champions de París, la segunda del club. Larsson, que comparte representante con Koeman (Rob Jansen), fue quien dio la asistencia del 1-1 a Etoo y luego asistió también a Belletti en el decisivo 2-1 sobre el Arsenal de Henry. 

Del Tata a Ronald

Tras firmar una temporada sin ganar ni un solo título, algo que no sucedía desde el 2008, cuando llegó, precisamente, Guardiola, el Barça se pone en manos de Koeman. En sus manos para que ordene un club que no sabe donde va, incapaz de dejar su sello en Europa en el último lustro. Su última Champions se remonta al 2015 con Luis Enrique y el tridente Messi-Suárez-Neymar.

En seis años, Bartomeu ha recurrido a cinco entrenadores: Tata Martino, Luis Enrique, Valverde, Setién y, ahora, Koeman

Se entrega Bartomeu a Koeman, consciente del valor simbólico de su figura y porque fracasó, tanto en enero como ahora, en su deseo de reclutar a Xavi para el banquillo culé. Es el quinto entrenador del actual presidente en sus seis años de mandato. Heredó en enero del 2014 la apuesta de Tata Martino, que fue el escogido por Sandro Rosell tras el cáncer que sufrió Tito Vilanova, apostó seis meses más tarde por Luis Enrique, el técnico que más le ha durado. Del 2014 al 2017.

Entonces, llegó Ernesto Valverde (2017-enero del 2020) y luego el fugaz paso de Setién (apenas siete meses) como prólogo de Koeman, que no solo debe poner orden en el club, empezando por el vestuario, dispuesto a emprender una profunda remodelación de la plantilla, afectando a varias 'vacas sagradas', sino que también debe buscar acercarse al ideario futbolístico azulgrana, del que tanto se ha ido despegando en los últimos años.

Noticias relacionadas

Ahora, comienza la 'era Koeman', un proyecto radicalmente nuevo, donde por no estar ni siquiera está Abidal, el secretario técnico, que ha sido despedido tras permanecer durante solo dos años en el cargo. El técnico holandés será el máximo responsable del área deportiva, obligado a impulsar un equipo que se había extinguido en Europa. Y para empezar, no podrá contar con Marc André Ter Stegen, quien ha pasado este pasado martes por el quirófano para ser intervenido de una lesión en la rodilla derecha, que le tendrá dos meses y medio de baja.

Antes de renunciar al cargo ("dimitir habría sido lo más fácil", afirmó el presidente) Bartomeu se pone en manos de Koeman, el 'héroe de Wembley'. No le quedaba ya otro camino.