14 ago 2020

Ir a contenido

LOS CRUCES DE LA FINAL A 8

El sorteo de la Champions depara un durísimo camino para el Barça

Los azulgranas se medirán en cuartos contra el Bayern o el Chelsea (0-3 dominan los alemanes) si antes eliminan al Nápoles en el Camp Nou (1-1)

El ganador del Madrid-City de octavos podría cruzarse con los azulgranas en una semifinal, mientras que la otra apunta a un Atlético-PSG

José María Expósito

El trofeo de la Champions, en el sorteo de cuartos celebrado en Nyón.

El trofeo de la Champions, en el sorteo de cuartos celebrado en Nyón. / Harold Cunningham (AFP)

 Si no se consuma la remontada en la Liga, el Barça afrontará la Champions como última bala para no acabar la temporada en blanco. No será un tiro fácil, pues el sorteo de la fase final del torneo deparó este viernes un camino durísimo para los azulgranas en la final a ocho de Lisboa que, en un atípico mes de agosto, decidirá el campeón de manera exprés, con rondas a partido único. Igual de complicado será el camino para el Real Madrid (si es que ambos llegan a la capital lusa), mientras que el Atlético fue el gran agraciado del sorteo de Nyón (Suiza).

 Si elimina al Nápoles en octavos (queda la vuelta), tres partidos separarán al Barça de su sexta Copa de Europa. Tres auténticas finales, ya no por disputarse a cara o cruz sino por la entidad de los rivales. Bayern en cuartos, Madrid, City o Juventus en semifinales y Atlético o PSG en el partido decisivo se interponen entre el club catalán y el título. Lisboa no dará tregua.

El Bayern, favorito

"No tenía muchas expectativas en el sorteo, es importante que nos centremos en el partido del Nápoles, que es la clave", aseguró este viernes Quique Setién. Si los italianos hincan la rodilla el 8 de agosto en el Camp Nou (1-1 en San Paolo), el Barça se medirá el día 14 al ganador de la eliminatoria entre Bayern y Chelsea. Teniendo en cuenta que los bávaros barrieron en Londres (0-3) y que han sido una apisonadora en la Bundesliga tras el parón, se hace difícil dar opciones a los 'blues' ante uno de los grandes favoritos para alzar la 'orejona'. Algunos dirán que tampoco este Barça está al nivel actual del Bayern.

La hipotética semifinal no se presenta más sencilla para los azulgranas. Messi y compañía se enfrentarían a algún viejo conocido. O el Real Madrid o el Manchester City de Pep Guardiola se quedarán en los octavos (1-2 para los ingleses en el Bernabéu), y el que avance se medirá en cuartos con la Juventus de Cristiano o con el Lyón, que se impuso en la ida (1-0). De ese duelo saldría el supuesto rival del Barça por un puesto en la final del día 23.

El sorteo de cuartos de final de la Champions del 2020

Guardiola no se fía

Setién no quiere pensar más allá del Nápoles y Guardiola tampoco se fía del Madrid. La posibilidad de volver a cruzar su camino con el del Barça queda aún lejos. "No puedo responder preguntas sobre Lisboa porque no estamos allí. Preguntadme después del partido contra el Madrid", declaró el preparador del City. "Quizá en este club no haya nadie que les conozca mejor que yo. Si pensamos más allá, el rey de esta competición nos eliminará", zanjó el técnico catalán, que no podrá contar con el Kun Agüero para el choque contra los blancos.

Mucho más clara se presenta la otra mitad del cuadro. Para empezar, porque el sorteo emparejó entre sí a los cuatro equipos que pudieron completar la ronda de octavos y ya están en cuartos, pero también porque las dos cenicientas que siguen vivas cayeron en ese lado. 

El Atlético, en busca de resarcirse de la final perdida en Lisboa (podría repetirse el derbi madrileño, pero nuevamente quedó frustrada la posibilidad de un clásico en la final), partirá como claro favorito ante un Leipzig que además no tendrá a su gran estrella, Timo Werner. El delantero decidió fichar por el Chelsea y al no prorrogar su contrato renunció a jugar lo que queda de Champions.

Vacaciones y amistoso

Igualmente desequilibrado parece el cruce entre el PSG de Neymar y el Atalanta. El verdugo del Valencia no parece suficiente rival para impedir que el campeón francés pise las semifinales de la Champions 25 años después de que Weah, Ginola, Raí y compañía apearan en cuartos al Barça de Johan Cruyff. Los cinco meses sin jugar con los que afrontan los franceses el torneo (más las salidas de Cavani y Meunier) son la principal baza italiana. En ese sentido, Setién explicó este viernes que tras la Liga la plantilla tendrá unos días de vacaciones antes de volver al trabajo y que espera poder disputar un amistoso. , ya sea entre ellos mismos o contra algún equipo "que pueda ser competitivo".