08 jul 2020

Ir a contenido

despidos en los banquillos

El 'top' 10 de los entrenadores destituidos

Seis clubs de Primera, entre ellos el Barça con Valverde, han cambiado de técnico esta temporada; el último, este lunes, el Valencia con Celades

Ainhoa Gutiérrez

Ernesto Valverde.

Ernesto Valverde.

A falta de seis jornadas para terminar la Liga, un total de diez entrenadores han sido destituidos por sus clubs esta temporada 2019-2020, entre ellos, Ernesto Valverde. El primero fue Marcelino, quien fue relevado del Valencia después de dos temporadas por Albert Celades, precisamente el último técnico despedido de Primera, la noche de este lunes tras perder con el Villarreal y ser sustituido por Salvador González 'Voro'. Pero sin duda, el RCDE Espanyol se lleva la palma esta temporada con un total de tres despidos en tan solo ocho meses. 

Solo quedan tres semanas para finalizar la Liga y esta temporada se han producido diez cambios de entrenadores. Seis han sido los equipos que han tratado de enderezar el rumbo con un cambio en los banquillos, que no siempre ha salido bien, si exceptuamos, sobre todo el caso de Òscar García con el Celta. Los clubs afectados son: Valencia,  Espanyol, Leganés, Celta, Barça y Betis. 

El Valencia, el primero en caer

El primer caso de sustitución fue en el Valencia. Marcelino, quien ya llevaba dos temporadas en el club, fue despedido repentinamente y sustituido por Albert CeladesMarcelino, en una rueda de prensa tras desligarse del club levantino, explicó que el detonante de su destitución fue ganar la Copa del Rey, ya que no era el principal objetivo para el máximo accionista del equipo, Peter Lim. Además, no le gustó el interés del entrenador por vender a Rodrigo Moreno a última hora en el mercado de fichaje, y automáticamente llegó Celades... hasta que perdió por 2-0, el pasado domingo, ante el Villarreal. Voro, el nuevo responsable del banquillo valencianista, ya había dirigido al equipo en cuatro ocasiones anteriores.

El Espanyol se lleva la palma

Un mes después del primer cambio de banquillo en Primera, el Espanyol fue el segundo equipo en desplomarse. El futuro de David Gallego, el técnico que inició la temporada en el conjunto blanquiazul, estaba puesto encima de la mesa. El club perico solo tenía cinco puntos en la clasificación y se encontraba en penúltimo lugar, lo que motivó la llegada de Pablo Machín, quien era la mejor opción del momento para cumplir con el equipo. Pero la ilusión no duró mucho tiempo. Dos meses y medio más tarde, el Espanyol continuaba obteniendo malos resultados a pesar de intentar reflotar en el campo. Así pues, el club decidió despedirl y contrató a Abelardo

Pero aquí no termina la historia. El equipo al tener a ocho puntos la permanencia, y viendo los malos efectos de los enfrentamientos, tampoco duró en realizar un nuevo cambio. En esta ocasión, el timón blanquiazul pasó a Francisco Rufete, quien debutó con derrota ante el Real Mdrid.

El cambio del Barça

Uno de los cambios más sorprendentes de la temporada fue el de Ernesto Valverde. El Barça, bajo su batuta, había conquistado dos Ligas, una Copa del Rey y la Supercopa de España, pero los malos resultados en la Champions y la caída precipitada de los azulgranas en la Supercopa de España celebrada en Arabia Saudí, precipitaron su caída y el fin de la trayectoria de Valverde en el Barça. 

Llegó Quique Setién con la intención de realzar el juego de los azulgranas. El técnico cántabro también se encuentra ahora en una situación delicada después de que el Barça haya perdido el liderato tras la reanudación del campeonato, suspendido en marzo por la pandemia. 

Leganés, Celta, Betis...

Otros equipos como el Leganés, el Celta y el Betis también han sufrido cambios en sus equipos. El club madrileño ha sufrido dos cambios con las sustituciones de Mauricio Pellegrino y de Luis Cembranos, y la llegada definitiva de Javier Aguirre. El Celta de Vigo cambió a Fran Escribá, en noviembre,  por Oscar García tras sufrir una derrota por la mínima ante el Getafe. 

Y por último, y de los más recientes, el 21 de junio, el club bético decidió despedir Rubi. Después de las derrotas tras el reinicio de la Liga, el conjunto andaluz apostó por un 'hombre de la casa', Alexis Trujillo, quien debutó con victoria ante el Espanyol.