12 jul 2020

Ir a contenido

actualidad azulgrana

Arthur pasa la revisión médica y firma con la Juventus

Los servicios médicos del Barça examinan a Pjanic en Turín al mismo tiempo que el brasileño se compromete con el equipo italiano por cinco temporadas

Albert Guasch

Arthur, quitándose la camiseta azulgrana tras el partido ante el Celta.

Arthur, quitándose la camiseta azulgrana tras el partido ante el Celta.

Arthur ha tenido un fin de semana de subidas y bajadas. Viaje a Vigo con el equipo. Vuelta a Barcelona tras el partido. De inmediato otro avión rumbo a Turín con llegada a la una de la madrugada del sábado al domingo. Revisión médica en el J Medical Center, firma de contrato con la Juventus y vuelta ayer mismo hacia Barcelona. Despegar y aterrizar. Subir y bajar, con trayectos más bien cortos. Un poco como su carrera en el Barça: corta, desde luego (apenas dos años) y con unos altibajos que han frustrado todas las expectativas depositadas en él.

 

No ha llegado a coger vuelo, es cierto. No obstante, Arthur tiene 23 años y mucho margen para convertirse en un futbolista importante. El potencial es indiscutible. Si consuma ese salto de calidad ya será en la Juventus, que ayer le sometió a la revisión médica antes de firmarle por cinco temporadas. Ganará unos cinco millones netos, más bonuses, pudiendo ascender a siete. La operación no se hizo oficial ayer, así que no deberá pasar de hoy mismo que se dé a la operación el sello de cerrado. 

La Juventus solo tendrá que desembolsar 10 millones por Arthur. Magnífico negocio. Para los italianos. A cambio se deshace de Miralem Pjanic, bosnio de 30 años, con el tercer sueldo más alto de la plantilla de la Vecchia Signora (unos 7,5 millones por temporada). Falta ver lo que cobrará en el Barça, con una masa salarial ya de por sí muy sobrecargada.

En el juego de manos de esta operación puramente financiera y cifras artificiosas, Arthur ha sido valorado en 70 millones, casualmente la cantidad que le hacía falta computar antes del 30 de junio a la junta directiva barcelonista en concepto de ventas, según el presupuesto de la temporada. La valoración de Pjanic es de 60 millones.  

Con Robert Fernández

Pjanic coincidió ayer con Arthur en el centro médico de la Juventus. También pasó el examen a que le sometieron los doctores del FCBarcelona, que acompañaron a la expedición nocturna de Arthur, integrada por su familia (su padre y su hermano han negociado en su nombre el fichaje por el equipo del Piamonte), un agente que le ha revisado el contrato y Robert Fernández, el exsecretario técnico azulgrana. Estuvo con él cuando lo fichó al Gremio hace dos años y, más simbólicamente, estuvo ayer con él en el momento de firmar la despedida al Barça. 

Pjanic es un extraordinario mediocampista, pero incrementará la cargada nómina de jugadores treinteañeros.  No hay más que presente con él. Se necesita que proporcione prestaciones inmediatas en un centro del campo de elevada edad: Busquets, Rakitic y Vidal han alcanzado también los 30 años. 

Críticas de Víctor Font

De momento, el bosnio no tiene previsto desplazarse a Barcelona. Lo hará posiblemente al concluir la temporada. Tanto Arthur como Pjanic completarán lo que queda de curso en sus actuales equipos. Después, aires nuevos.

La maniobra, calcada a la protagonizada el verano pasado por Cillessen y Neto, fue criticada ayer por Víctor Font, candidato a la presidencia azulgrana. Para Font, «la operación vuelve a delatar que la prioridad absoluta de la directiva es cuadrar la cuenta de resultados, a causa de la guillotina de un sistema de avales muy perjudicial, y aún más con unas cuentas muy tensionadas desde hace años, mucho antes de la pandemia».

En la operación no ha entrado al final el delantero granadino Pablo Moreno. En las filas de la Juventus desde el 2016 a cambio de 700.000 euros, el Barça pretendía su repatriación, ya que formó parte de la Masia desde el 2011. Al final, el chico de 18 años ha preferido la oferta del Manchester City.