DECISIONES DE LA JUNTA

El Barça prescinde de André Cury, el ojeador de los múltiples fichajes en Brasil

El ojeador ha ejercido de intermediario de un modo u otro en los fichajes de Ronaldinho, Neymar, Arthur, Keirrison o

Bartomeu se dirige a los jugadores en presencia de Óscar Grau y Quique Setién.

Bartomeu se dirige a los jugadores en presencia de Óscar Grau y Quique Setién. / EFE

Se lee en minutos

Han empezado los recortes en el Barça. Aunque el club, en una nota pública emitida tras la reunión de la junta, anunciara que venía trabajando desde enero pasado en la reestructuración del scouting del área de fútbol. Ahora, con la pandemia del coronavirus y obligado por el nuevo escenario económico, la directiva ha acelerado esos planes.

No da ningún nombre el Barça. Pero el brasileño André Cury, que venía trabajando con el club desde mucho antes del polémico fichaje de Neymar remontándose a la época de Rosell como vicepresidente deportivo con Laporta, trayendo jugadores de su país al fútbol base, estaría en esa lista de afectados por los recortes.

André Cury con Neymar.

Lleva Cury más de una década vinculado, de una manera u otra, al Barça con operaciones polémicas con jugadores brasileños

Cury lleva más de una década vinculado, de una u otra manera, a la estructura del Barcelona por sus conexiones con el fútbol brasileño. Ya desde la llegada de Ronaldinho al Camp Nou en el 2003. Después, intervino en la negociación para el fichaje de Henrique y Keirrison, dos brasileños que ni se pusieron la camiseta azulgrana en partido oficial.

El 'caso Neymar'

También fue clave en la llegada de Neymar, ya con Rosell como presidente. Y luego no se aclaró su papel en la salida del astro brasileño hacia el Paris Sg. Incluso, el club azulgrana emitió un comunicado ante las sospechas de que podía haber cobrado alguna cantidad. "El FC Barcelona desmiente haber abonado ningún pago a André Cury como comisión por la salida del jugador Neymar", informó la directiva.

 "Cury es el representante del club en el mercado brasileño". Así lo definió en su día el presidente Josep Maria Bartomeu. Una representación que ahora, con la crisis económica, puede quedar cortada definitivamente, aunque el club ha evitado concretar su nombre, quien intervino de un modo u otro en operaciones como las de Arthur, Douglas, Paulinho o Coutinho. 

Reforzar un departamento estratégico

La directiva detectó, tras ese análisis iniciado en enero pasado, que necesitaba mejorar la eficiencia del departamento de scouting. Y ahora, pretende "reforzar un departamento estratégico para la planificación y el buen funcionamiento del área deportiva más importante de la entidad en todos sus niveles, desde las categorías de formación hasta el primer equipo".

Se reducirá, y de manera considerable, ese departamento que ahora integran en torno a las 50 personas. Podrían ser cesadas de sus funciones entre 20 y 25 ojeadores.

"Aquí juguem tots"

Además, la directiva anunció que "en el marco del proceso de desconfinamiento y vuelta a la normalidad" se ha marcado como objetivo "reabrir el Museo y la Barça Store del Camp Nou, coincidiendo con el retorno del fútbol, en la semana del 8 de junio". El Museo tendrá una entrada de 10 euros para el público social y seguirá siendo gratis para los socios y ahora, de forma extraordinaria, para un acompañante.

Te puede interesar

La junta aprobó también la iniciativa solidaria 'Aquí juguem tots', que consistirá en una acción que se realizará en la jornada 33, coincidiendo con la visita del Atlético de Madrid al Camp Nou. Se ofrecerá a socios, peñistas y aficionados de todo el mundo la posibilidad de llenar una parte de la grada con camisetas personalizadas con sus respectivos nombres.

Al mismo tiempo, las peñas del club que lo deseen podrán colocar sus pancartas distintivas, creando así un mosaico con todas las localidades equipadas.