27 sep 2020

Ir a contenido

cisma en el camp nou

Dimiten seis directivos del Barça por sus discrepancias con Bartomeu

Emili Rousaud, Enrique Tombas, Silvio Elías y Josep Pont, Maria Teixidor y Jordi Calsamiglia abandonan el club

Bartomeu, en una reunión en el club.

Bartomeu, en una reunión en el club.

Seis directivos del FC Barcelona han dimitido por sus discrepancias con el presidente Josep Maria Bartomeu, según han confirmado fuentes del club después de que 'La Vanguardia' avanzara esta renuncia en bloque. Bartomeu ya pidió la dimisión de cuatro miembros de la junta el martes. Se trata de Emili Rousaud, Enrique Tombas, Silvio Elías y Josep Pont, a los que este jueves se les ha unido Maria Teixidor y Jordi Calsamiglia.

Ahora la directiva del club azulgrana se reduce de 19 a 13 miembros, y podría haber alguna dimisión más en las próximas horas, lo que deja a Bartomeu en una posición delicada aunque el gobierno no corre peligro. Según los estatutos, un presidente puede seguir con su rumbo mientras permanezcan cinco miembros en la junta o la dimisión en bloque produzca vacantes del 75%. No es el caso, pero aun así la crisis institucional se ve claramente agravada. No se descarta que Bartomeu incorpore a algún externo a la directiva para cubrir alguna de las vacantes.

Según explica 'La Vanguardia', los seis directivos han firmado una carta conjunta de dimisión que han entregado a un notario y han comunicado la decisión al propio Bartomeu. Desde el club se relativiza el movimiento y se considera comprensible después del golpe de efecto del presidente de prescindir de los directivos más contestatarios con su gestión y con el propósito de buscar una junta cohesionada en el año difícil que le queda de mandato.

Fuertes discrepancias internas

Los directivos que abandonan el club han escrito una carta al socio y aficionado en la que piden elecciones cuanto antes (están previstas para el verano del 2021). La dimisión en bloque se produce por las discrepancias internas por la gestión de la crisis por el 'Barçagate', el caso de las redes sociales que golpeó al club en febrero, y por otro lado por las diferencias a la hora de negociar la reducción de salario de los futbolistas ante la crisis originada por el coronavirus.

Rousaud, el considerado hasta la fecha el candidato continuista, ya se despachó contra Bartomeu en un sinfín de entrevistas a lo largo del miércoles, el día que el máximo mandatario le instó en una llamada por teléfono desarrollada de forma tensa a que abandonara la directiva. Le acusó el presidente de mantener una línea de discrepancia constante y de filtrar asuntos internos que llegaron a molestar a los jugadores. Ni a Rousaud ni al resto de directivos no les ha gustado tampoco las formas de pedir su salida.