06 jun 2020

Ir a contenido

explicaciones del presidente

Bartomeu dice que aplicará el erte en el Barça pese a la aportación extra del primer equipo

El presidente afirma que los 16 millones de ahorro en fichas no son suficientes para "paliar al espectacular pérdida de ingresos"

Joan Domènech

Josep Maria Bartomeu, en una de sus últimas apariciones públicas.

Josep Maria Bartomeu, en una de sus últimas apariciones públicas. / javi ferrandiz

El Barça va a aplicar el erte igualmente sobre todos los empleados a pesar de que los deportistas de los primeros equipos profesionales accedan a rebajarse el 70% de su salario para paliar la pérdida de ingresos de la entidad. Ni siquiera el 2% adicional que aportará los componentes de la lantilla de fútbol evitará la aplicación del expediente de regulación temporal de empleo.

"La situación afecta a todos, en el Barça y en la sociedad, no solo a un colectivo", ha dicho Josep Maria Bartomeu, el presidente del club después de que Lionel Messi anunciara con una nota pública, y luego la entidad, que los jugadores del primer equipo, accedían a la reducción del 70% de su ficha durante el tiempo que dure el estado de alarma. Un estado de alarma que Bartomeu cree que puede durar "30, 45 o 60 días".

Messi informó que los jugadores añadían otro 2% "para que todos los empleados del club puedan cobrar el 100% de su sueldo mientras dure esta situación". Bartomeu ha puntualizado, en una entrevista concedida a Catalunya Ràdio que el club también compensaría a quienes tengan unas condiciones económicas "más bajas" para completar al máximo su salario.

"El erto lo podíamos haber adoptado sin acuerdo, pero es mejor que haya un acuerdo"

"El erto lo podíamos haber adoptado sin acuerdo, pero es mejor que haya un acuerdo", entiende el máximo dirigente del Barça, tras desvelar que él contaba con la aprobación de los capitanes del primer equipo (Messi, Piqué, Busquets y Sergi Roberto) desde el día 20.  "Tenían información de primera mano y se arremangaron para ayudar", garantizaba el presidente.

El tiempo transcurrido ha erosionado otra vez el ambiente del club, como denunció Messi. El capitán aludió a "gente de dentro del club" que "tratara de ponernos bajo la lupa" y les echara "presión".  Bartomeu asumió que se había "generado ruido por parte de gente de dentro y fuera del club", sin dar nombres. La confusión se debe, con el presunto acuerdo y predisposición desde hace días, a "la falta de información" de quienes no participaron de las negociaciones. Algunos jugadores de la plantilla de baloncesto, reticentes, aún no han accedido a recortarse la ficha, pero el dirigente está convencido de que se sumarán a la iniciativa. 

A pesar de que ese recorte supone un ahorro de 14 millones mensuales en las nóminas del primer equipo y 2 más de los demás equipos -Bartomeu aludió a los primeras plantillas de los deportes profesionales, el Barça B y el Juvenil A de fútbol y el primer equipo femenino-, el erte se aplicará. "No porque lo quiera el club, sino porque los trabajadores también quieren colaborar y participar para que el Barça tenga un ahorro en esta espectacular perdida de ingresos". Desde el día 14 de marzo no entra dinero a las arcas de la entidad. No solo de los derechos de televisión, sino de la venta de entradas en los partidos, al museo, el alquiler de los espacios, las ventas en las tiendas oficiales...

"Los 16 millones no son suficientes para paliar la reducción de ingresos", añadió Bartomeu para justificar las medidas tomadas. También afectarán a futuras inversiones de la entidad, con el recorte de proyectos y las restricciones en la compra y servicios de proveedores. 

"No habrá dinero en el mercado y acabaremos haciendo intercambios de jugadores"

Un club cerrado

"El club está cerrado", según Bartomeu, y eso exige el erte. La pérdida económica no supondrá la quiebra del Barça. "Tenemos un cojín económico", apuntaba el dirigente, que también fue entrevistado en SER Catalunya. El presupuesto de 1.050 millones no podrá cumplirse, pese a que el transcurrir de la temporada apuntaba a un nuevo récord de ingresos.

El coronavirus ha obligado a realizar unos "reajustes" que dejarán huella en el futuro. No solo en el Barça. "El deporte mundial no será el mismo tras esta pandemia", augura el máximo representante azulgrana. En el caso concreto del fútbol, entiende Bartomeu que "no habrá dinero en el mercado y acabaremos haciendo intercambios de jugadores". Los presidentes de los principales clubs de Europa se están reuniendo para prever futuros escenarios y "ver de qué manera podremos protegernos luego”.

Para empezar, cuándo acabará el estado de alerta mundial y cómo y de qué manera se podrán reanudar las competiciones, si se pueden reanudar. Javier Tebas, el presidente de la Liga, insiste en que debe acabarse el campeonato de cualquier manera. El Barça solo quiere hacerlo con público, aunque se alargue a julio o agosto.