05 jun 2020

Ir a contenido

erte en el fc barcelona

Un ahorro de 16 millones al mes para el Barça

La rebaja salarial del primer equipo supone al club azulgrana una reducción de costes de 14 millones y 2 procedente del resto de las secciones profesionales

Albert Guasch

Josep Maria Bartomeu, durante la entrega del premio Vázquez Montalbán.

Josep Maria Bartomeu, durante la entrega del premio Vázquez Montalbán. / JORDI COTRINA

El ruido ha sido excesivo, como todo lo que rodea al Barça. La situación, inimaginable para una institución tan gigantesca como la azulgrana. ¿Cómo podía nadie concebir que el club de los mil millones se vería abocado a presentar un erte, como una pyme cualquiera? Con los ingresos secos, Josep Maria Bartomeu se quitó la sonrisa benefactora y se puso el traje de director de recursos humanos, reclamando unos recortes a los reyes del espectáculo que a primera vista parecían confiscatorios. ¿Un 70% del salario?

La reacción del vestuario, a la vista del comunicado de Leo Messi, no parece tan dulce y comprensiva. La cacareada desunión entre palco y césped ya no se disimula un gramo. Bartomeu puso paños calientes en sendas entrevistas dadas este lunes a Sport y Mundo Deportivo. "Los capitanes vieron bien la rebaja desde el minuto 1", ha dicho a uno. "Messi me dijo desde el primer día: 'Esta rebaja hay que hacerla'", dijo al otro. 

Más allá de lo que cada uno piense de cómo ha conducido la presidencia del Barça este proceso de reducción de costes, difícilmente se puede considerar que la plantilla barcelonista sufrirá una gran sangría de sus emolumentos. Se estima que el ahorro total que la entidad ha obtenido con este acuerdo más o menos pactado, y saldado con unas heridas evidentes, asciende a unos 16 millones de euros mensuales. Unos 14 corresponden a los futbolistas; unos 2, al resto de las secciones profesionales afectadas. Hablamos de un 5,75% del salario base por jugador. En comparación, la Juventus ahorrará unos 22 millones mensuales en un pacto más pacífico y menos belicoso que en el Barça. 

Mirar al lado

Pongamos un ejemplo: si el extraordinario goleador que es Luis Suárez ingresa, digamos, unos 15 millones netos por campaña, se supone que su aportación para ayudar al club sería de 875.000 euros (es la cifra que sale de contabilizar el 70% de un mes). Pero como esos ingresos incluyen pluses y complementos varios y la parte afectada solo es el salario base, este 70% equivale a una cantidad en realidad bastante menor a esa.

A nadie le agrada que le toquen el sueldo. A los futbolistas, tampoco. Siempre tienden a mirar y juzgar el que cobra el de la taquilla de al lado. Dijeron los azulgranas en boca de su capitán que si han tardado tanto en pronunciarse era por la necesidad de encontrar la fórmula adecuada. No cabe descartar la desunión entre ellos. Aunque Bartomeu les defiende en estas entrevistas y diga que "no es fácil ponerse de acuerdo sin verse". Ayudarán, recordó, a que los empleados del club cobren el 100% de sus sueldos, lo que supondrá una aportación de alrededor del medio millón de euros entre toda la plantilla. 

Bartomeu no ha hecho amigos tampoco en el comité de empresa, que reprochó a la directiva no haber recibido información sobre el erte. Tiempos duros en can Barça, y en estos el presidente se suele aplicar en la diplomacia.