25 oct 2020

Ir a contenido

La actualidad azulgrana

El Barça prepara la visita a Son Moix pendiente de Umtiti

El central francés vuelve a los entrenamientos tras dos días de ausencia que dispararon las alarmas

Rafael Tapounet

Samuel Umtiti, en el entrenamiento del miércoles en la Ciutat Esportiva.

Samuel Umtiti, en el entrenamiento del miércoles en la Ciutat Esportiva. / FCB / MIGUEL RUIZ

Vive el FC Barcelona pendiente de la salud de sus jugadores. Y no solo por el coronavirus. La estrechez de la plantilla convierte cada pequeña molestia y cada indisposición en un sobresalto, una alarma, un escalofrío. Las bajas de larga duración de Luis Suárez y Dembélé y las lesiones de Sergi Roberto y Arthur han rebajado a 15 el número de futbolistas del primer equipo disponibles, uno de los cuales, Braithwaite, no tiene autorización para jugar en competición europea. Además, Clément Lenglet está sancionado por acumulación de tarjetas y no podrá disputar el próximo compromiso liguero, que, salvo suspensión por razones de salud pública (nada improbable), tendrá lugar el sábado en Son Moix frente al Mallorca.

Por todo ello, la ausencia de Samuel Umtiti en los entrenamientos del domingo y el martes provocó una pequeña oleada de pánico en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Los problemas en la rodilla izquierda que arrastra el central francés desde hace casi dos años lo llevaron a hacer trabajo específico en el gimnasio, donde el jugador, que se ha negado repetidamente a pasar por el quirófano,  trata de fortalecer el cuádriceps para minimizar el sufrimiento de la rótula. Umtiti dio el miércoles un respiro a Quique Setién al volver a entrenar con sus compañeros, pero el estado de sus rodillas es un motivo constante de preocupación para el cuerpo técnico y los servicios médicos.

Araujo, en la recámara

En cualquier caso, para no quedar al descubierto en caso de una recaída, el técnico ha contado con los centrales del filial Araujo, Chumi y Mingueza en las sesiones de esta semana. El uruguayo, que jugó unos minutos en el partido contra el Sevilla de la primera vuelta (acabó expulsado), es quien tiene más posibilidades de entrar en la próxima convocatoria, algo que ya ha ocurrido tres veces desde la llegada de Setién, aunque en ninguna de ellas Araujo ha salido del banquillo. Riqui Puig y Álex Collado (además de Ansu Fati, que está plenamente integrado en la dinámica del primer equipo) son los otros jugadores del Barça B con números para viajar a Mallorca.

Quienes no llegarán en ningún caso al duelo de Son Moix son Arthur y Sergi Roberto, aunque los técnicos confían en recuperar al brasileño (el de Reus aún se hará esperar) para el partido de Champions del miércoles frente al Nápoles. Si se juega, claro.