06 jun 2020

Ir a contenido

LA VÍCTIMA PRINCIPAL

El "cabrón" de Messi endosa el tercer póquer a Mendilibar

El técnico ha encajado los tres últimos del capitán del Barça, uno con Osasuna y los dos más recientes con el Eibar

Joan Domènech

Messi se lleva la última pelota de la colección: la del póquer de goles que endosó al Eibar este sábado en el Camp Nou.

Messi se lleva la última pelota de la colección: la del póquer de goles que endosó al Eibar este sábado en el Camp Nou. / JORDI COTRINA

"El cabrón de Messi descansa durante el partido", comentó el viernes, en tono jocoso, nada ofensivo, José Luis Mendilibar cuando le preguntaron si confiaba en que Setién le diera descanso por tratarse del partido previo del Barça a la cita europea frente al Nápoles.

"El cabrón de Messi me ha hecho otro póquer", podría comentar ahora el técnico vasco después de pasar por el Camp Nou y sufrir, de nuevo, la voracidad goleadora del capitán del Barça, que afrontaba el partido inmerso en una mala racha de cuatro encuentros sin marcar. No hubo quinto malo.

De los siete póquers que ha conseguido Messi en toda su carrera, los tres últimos consecutivos los ha sufrido Mendilibar. Dos con el Eibar, los dos últimos. Pero el anterior fue cuando dirigía a Osasuna (5-1), en la campaña 2012-13, con lo que lleva tres consecutivos. Para su desgracia, se ha convertido en la víctima principal de esos festivales del argentino.

Messi se lleva la pelota con la que marcó los cuatro goles a Almunia, detrás, el portero del Arsenal. / JOAN CORTADELLAS

El Eibar hizo un tuit admirativo por la nueva catástrofe que les había causado Messi. Pese a que se producía por segunda vez, y apenas transcurridos dos años. La primera fue en septiembre del 2017.  Ernesto Valverde no ha sobrevivido al eléctrico banquillo del Camp Nou. Mendilibar aguanta. Pese a los disgustos del cabrón. "Te sufrimos. Te padecemos. Te sobrellevamos. Y no nos queda otra que ponernos en pie y aplaudirte", escribió el community manager del Eibar. Mendilibar lo suscribiría.

"El cabrón de él [Messi] descansa en el partido. Sabe cuándo tiene que participar, cuando descansar... Si le dan el día libre lo pasaría peor viéndolo desde la grada y se cansaría más. No cuento con que Messi descanse". Esto dijo Mendilibar el viernes, recordando que en otro Barça-Osasuna, de Copa, Messi enfermó por la mañana pero por la tarde quiso jugar. Se sentó en el banquillo. Entró al campo con 2-0, y marcó dos goles para el 4-0 final. Leo tampoco descansó ante la portería de Dmitrevic este sábado.

Xavi y Puyol felicitan a Messi porlos cuatro goles a Osasuna. / Álvaro barrientos (ap)

Diez años del primero  

El primer póquer de Messi pronto cumplirá diez años. Las víctimas fueron otras. De mayor pedigrí, con todo el respeto. La exhibición del astro argentino fue sonada: en unos cuartos de final de la Champions sobre el Arsenal que dirigía Arsène Wenger (4-1). También en Europa se produjo el único repóquer de su carrera. La víctima fue el Bayer Leverkusen (7-1), que quedó sepultado en los octavos de la Champions 2011-12. El doblete de Cristian Tello, que completó el desgarro al cuadro alemán, pasó desapercibido.

En aquella misma campaña, en la que selló el récord mundial de goles en temporada futbolística y en año natural (2012), Messi abrió la página de los póquers de Liga. El Valencia fue el primer damnificado de la lista que por ahora cierra el Eibar. En la penúltima jornada, que significaba a la vez la despedida de Pep Guardiola del Barça, Messi rubricó un sensacional derbi. Con la ayuda de dos penaltis.