01 abr 2020

Ir a contenido

EL DEBUTANTE

Braithwaite: "No me lavaré la ropa tras abrazar a Messi"

El delantero danés expone su emoción tras haber debutado con el Barça con dos pases de gol

Joan Domènech

Braithwaite controla un balón durante el Barça-Eibar que significaba su debut.

Braithwaite controla un balón durante el Barça-Eibar que significaba su debut. / JOAN MONFORT (AP)

Martin Braithwaite se entrenaba con el Leganés el miércoles y ha debutado con el Barça el sábado de la misma semana. Un cambio abismal, difícil de digerir. Aunque sea para bien. "No me lavaré la camiseta tras abrazar a Messi", confesó con la emoción que traslucía la frase. 

Abrazó a Messi porque, cuando entró al campo, en el minuto 71, el Barça ganaba por 3-0. En esos 20 minutos finales, su nuevo equipo marcó dos goles más. En los dos intervino él. Y uno lo anotó Messi. De ahí el abrazo, y el valor incalculable que adquirió la camiseta, más la satisfacción de haber recibido la felicitación del capitán. "Es un gran tipo, ha hecho que me sienta muy cómodo", subrayó. 

El debut habría sido inmejorable con un golito. Todo se andrá. Lo prioritario entrar con buen pie en la casa. Una casa muy grande, que no hace mucho parecía inalcanzable. Braithwaite se siente "muy orgulloso" de haber llegado, a los 28, a un estadio "en el que soñaba jugar cuando era un niño y miraba fútbol por televisión".

"Creía que podía pasar, pero no esperaba que pasara. Lo he conseguido gracias al trabajo, y soy muy feliz", explicó tras el encuentro. Tan feliz estaba, que s epermitió bromear: "No es tan difícil realizar una asistencia a Messi. Solo le tienes que dar el balón y él ya marcará", dijo el danés a la cadena Bein Sports.