28 feb 2020

Ir a contenido

LA VISITA DELGETAFE EUROPEO

Un Barça en "situación de riesgo" recibe al tercero

Setién recurre al albanés Rey Manaj y a Araujo para completar la convocatoria ante el exigente Getafe de Bordalás

Rafael Tapounet

Quique Setién espera que su Barça empiece a despegar ante el Getafe.

Quique Setién espera que su Barça empiece a despegar ante el Getafe. / FCBARCELONA / MIGUEL RUIZ

Hace un mes y 11 días, el delantero centro albanés Rey Manaj se sentaba, junto al resto de los suplentes, en el banquillo visitante del estadio Heliodoro Rodríguez López de Tenerife, en el encuentro de la Liga Smartbank que su equipo de entonces, el Albacete, disputaba contra el conjunto local. En las 22 jornadas de la competición, solo cuatro veces había tenido un sitio en el once titular. El sábado compartirá vestuario en el Camp Nou con Messi, Ter Stegen, Piqué, Busquets, De Jong y Griezmann antes del exigente duelo de LaLiga Santander que enfrentará al FC Barcelona con el tercer clasificado, el sorprendente Getafe de José Bordalás. Cosas de la pintoresca gestión deportiva del club azulgrana en el reciente mercado invernal.

Es tan corta la plantilla del primer equipo del Barça que el gran aliciente en la víspera de cada partido ya no es conocer los descartes que hace el entrenador sino ver qué jugadores del filial son requeridos para poder completar la convocatoria de 18 futbolistas. Y en esta ocasión los agraciados han sido el citado Rey Manaj, de 22 años, remiendo de urgencia mientras el club tramita la incorporación de un atacante para sustituir a Ousmane Dembélé, y el central uruguayo Ronald Araújo, de 20, que cubre la plaza del sancionado Clément Lenglet.

Preparado "para lo que toque"

Quique Setién asume la situación con resignación franciscana –«yo estoy preparado para lo que toque y siempre he trabajado con lo que toca», afirmó ayer en el encuentro con la prensa previo al choque con el Getafe–, pero no esconde que la precariedad de la plantilla convierte casi en imperativa la llegada de un refuerzo. «La lesión de Dembélé nos trastocó mucho y nos pone en situación de riesgo –advirtió–. Yo espero que sí sea posible fichar, pero si no, nos adaptaremos».

Y la adaptación pasa por dar la alternativa ante el Getafe a un delantero centro nacido en Lushnjë, prefectura de Fier, que en sus 137 partidos como profesional ha marcado 21 goles y ha visto 30 tarjetas amarillas y cuatro rojas. Temperamento, ya se ve, no le falta. «Rey Manaj lleva poco tiempo con nosotros y se tiene que adaptar, pero su predisposición es muy buena y si lo llevamos es porque creemos que, si lo necesitamos, puede aportar cosas», explicó Setién.

Historial de desencuentros

Enfrente estará el Getafe de Bordalás, un entrenador con el que el hoy técnico barcelonista arrastra un largo historial de desencuentros que se remonta a los días en que el alicantino dirigía al Alcorcón y el cántabro, al Lugo. Ya entonces ambos encarnaban dos estilos antitéticos de entender el fútbol. Con el tiempo, la brecha filosófica se convirtió en animadversión personal, hasta el punto de que en sus últimos enfrentamientos ni siquiera se han saludado.

Setién declinó hablar de su relación con Bordalás («es un tema que tengo absolutamente olvidado», dijo), pero no tuvo reparo en elogiar el rendimiento del equipo azulón: «Los dos practicamos un fútbol diferente, pero ambos tratamos de llevar nuestra idea a su máxima expresión. Lo importante es que lo que pretendas hacer lo hagas con convicción y pensando que es tu idea de juego. Y en eso el Getafe lleva años haciendo las cosas muy bien».

El resultado de ese trabajo está siendo una campaña bastante asombrosa que ha situado al mo- desto Getafe por delante de escuadras con presupuestos muchísimo más holgados, como el Valencia, el Sevilla y el Atlético de Madrid, y solo por debajo de los dos equipos que parecen llamados a jugarse el título de Liga: el Real Madrid y el Barça. En este sentido, Setién considera que su equipo tiene «exactamente» las mismas posibilidades de llevarse el campeonato que los blancos porque, aunque cuenta con tres puntos menos, aún debe visitar el Bernabéu. En cualquier caso, si quiere mantener intactas sus opciones está obligado a sumar ante el Getafe. Con Rey Manaj o con quien sea.