25 feb 2020

Ir a contenido

MALA ÉPOCA

El Barça, bajo en defensas

Semedo, Piqué y Umtiti se han perdido entrenamientos por problemas físicos y Lenglet vuelve a estar sancionado para recibir al Getafe

Joan Domènech

Lenglet y Umtiti, junto a Griezmann, en un entrenamiento del Barça.

Lenglet y Umtiti, junto a Griezmann, en un entrenamiento del Barça. / JORDI COTRINA

La insuficiencia humana de efectivos en la delantera amenaza con propagarse hasta la defensa. La semana del Barça se caracteriza, al margen de la inacabable búsqueda de un delantero que pueda acompañar (y sustituir) a los únicos tres del equipo, por la debilidad que están experimentando algunos de los integrantes de la última línea, con apariciones y desapariciones en el campo de entrenamiento.

Un Barça bajo en defensas recibe al mejor Getafe de su historia, instalado en el tercer puesto -tres puntos por encima del Atlético- y que pondrá a prueba la fortaleza física de los azulgranas. Sabido es que el cuadro madrileño no es muy dado a plantear un duelo de sutilezas técnicas. Quique Setién no debería tener problemas para confeccionar su defensa, aunque no todos los jugadores estarán en sus mejores condiciones.

Nueva sanción

No estará, seguro, Clément Lenglet, castigado por su expulsión ante el Betis. La segunda de la Liga. En cambio, reaparecerá Gerard Piqué, ausente en el Villamarín por acumulación de amonestaciones al cumplir ya el segundo ciclo, pero también por una sobrecarga en los aductores que le hizo reclamar la sustitución en San Mamés el jueves, poco antes de que se consumara la eliminación copera.

Piqué no ha participado con regularidad en los entrenamientos, precisamente por las molestias que le aquejaban hasta el miércoles. Igual que Samuel Umtiti, que requiere cuidados especiales para prevenir nuevas recaídas de la rodilla derecha. En cambio, desapareció del campo Nelson Semedo, ausente anteriormente por amigdalitis, que trabajó por su cuenta.

Piqué, lesionado, cede su sitio a Umtiti en San Mamés, el pasado jueves. / Álvaro Barrientos (aFp)

Ventas de invierno

Setién solo podrá elegir lateral izquierdo, así de justo va de fuerzas. Junior y Jordi Alba litigan -es un decir- por el puesto. Ausente Lenglet, Umtiti será el central izquierdo. Semedo y Piqué tienen el sitio garantizado por la ausencia de recambios.

La carestía  de jugadores se repite también atrás: ya no están las cuatro posiciones dobladas

Cedidos en el mercado de invierno Moussa Wagué y Jean Claude Todibo (al Niza y al Schalke 04, respectivamente), esas posiciones no están dobladas. Entre los jóvenes que subieron a entrenarse con el primer equipo estaban Daniel Morer (lateral derecho) y Ronald Araujo (central). Sergi Roberto es una opción muy utilizada como lateral. Setién lo empleó atrás en los tres primeros partidos, pero lo adelantó en los cuatro siguientes. 

Semedo, en la imagen ante el Inter, ha sufrido una amigdalitis. / JORDI COTRINA

El termómetro Piqué

Piqué es el termómetro que marca la salud de la defensa en los últimos años. Sus números reflejan la fragilidad de la zaga, y no solo por el mayor número de goles encajados. Ha cumplido dos ciclos de tarjetas (diez amonestaciones) y solo en la Liga 15-16 vio más: 12. Pero aún quedan 15 jornadas por delante. El número de tarjetas que solía ver oscilaban entre las 5 (13-14) y las 11 (10-11), normalmente 6 (cuatro años).

El equipo  suma 5 tarjetas rojas, el número más alto de la década, con tres meses por delante

El mayor número de infracciones de Piqué se extiende al resto del equipo. En todas las competiciones, el Barça ha visto cinco tarjetas rojas en todas las competiciones (dos de Lenglet, Dembélé, Araujo y De Jong) y es el número más alto de la última década. Desde las 6 de la campaña 2009-10 (Busquets, Márquez, Piqué, Ibrahimovic, Puyol y Alves) y las 8 de la 2008-09 (dos de Piqué y Abidal, Márquez,  Keita, Cáceres y Muniesa). En ambos casos, aquellos equipos solo habían recibido una roja hasta febrero; esta vez se han acumulado cinco.