22 feb 2020

Ir a contenido

EL MERCADO DE DELANTEROS

'Nueves' que se mueven

El Barça no le dio a Setién el delantero que necesitaba y ahora lo debe buscar solo en el mercado nacional tras la grave lesión de Dembélé

Otros clubs, como Espanyol, Sevilla, Villarreal, Osasuna, Celta, Getafe o Leganés, sí hallaron soluciones a sus problemas con el gol

Marcos López

Alcácer, En Nesyri, De Tomas, Smolov, Enric Gallego, Deyverson y Guerrero.

Alcácer, En Nesyri, De Tomas, Smolov, Enric Gallego, Deyverson y Guerrero.

Tuvo tiempo el Barça, pero no actuó. Tuvo tiempo la secretaría técnica para darle a Quique Setién el delantero que necesita el Barça. Ni siquiera la tremenda alarma que supuso el paso por el quirófano de Luis Suárez activó en su día a los ejecutivos azulgranas. Se operó el goleador uruguayo el pasado 12 de enero dejando así más de dos semanas para buscarle un sustituto.

Entonces, en un marco mucho más amplio que el actual. Entonces, el Barça podía fichar donde quisiera. Ahora, en cambio, solo puede mirar la Liga española tras confirmarse la enésima, y grave, lesión muscular de Dembélé, que pasará este martes por el quirófano en Finlandia. Sin nueve titular ni suplente, el Barça vive de Messi. Como siempre. Cuando el ‘10’ no marca, regala goles.

Dembélé será operado este martes en Finlandia y entonces el Barça sabrá si estará cinco meses de baja, requisito imprescindible para poder fichar un sustituto

Ahora, mientras el club aguarda a que se confirme que Dembélé estará cinco meses de baja, requisito imprescindible para poder fichar, se maneja una lista de delanteros de andar por la Liga. No puede ir más allá el Barça. Una reducida lista de candidatos que van de Lucas Pérez (Alavés) a Willian José (Real Sociedad) pasando, obviamente, por Ángel (Getafe) y Loren (Betis).

"Obviamente, necesitamos un delantero. Si puede ser versátil, mejor" (Setién)

 "Obviamente, necesitamos un delantero. Y si puede ser versátil, mejor", llegó a decir Setién antes de viajar a Sevilla donde se tuvo que inventar un sistema táctico nuevo (un 4-4-2 en rombo con Arturo Vidal por detrás de Messi y Griezmann) para paliar, entre otras cosas, el enorme vacío dejado por Suárez.

Tenía un problema el Barcelona a mediados de enero. Y a punto de cumplirse un mes continúa sin resolverse. No lo hizo en el mercado invernal. Ahora, está obligado a hacerlo porque Setién se ha quedado sin recursos, obligado a ir dosificando en cada partido a un delantero para no quemar a los tres que tiene. Griezmann, por ejemplo, fue suplente en San Mamés; Ansu Fati ni pisó el césped del Benito Villamarín. Messi, en cambio, lo juega todo.

Trasiego de goleadores

El Barça no se movió, pero otros clubs que tenían idéntico problema sí hallaron rápida solución. Cada uno a su escala. El Espanyol necesitó seis meses para entender que debía gastarse el dinero que le dio el Betis por Borja Iglesias:28 millones de euros). Llegó Raúl de Tomás, tras pagar 20 millones al Benfica, y ya lleva cinco goles en cinco partidos. Rendimiento inmediato.

Tardó seis meses, pero el Espanyol invirtió muy bien en Raúl de Tomás el dinero que recibió el verano pasado por Borja Iglesias

A Osasuna se le lesionó gravemente Chimy Ávila el 25 de enero. Cuatro días más tarde llegaba Enric Gallego (Getafe). El hueco que dejó para Bordalás fue rellenado, de inmediato, por el brasileño Deyverson, que venía del Palmeiras.

El Sevilla dejaba una fortuna en Butarque pagando 20 millones por En-Nesyri, pero el Leganés reclutó el último día del mercado a Guerrero. En Vigo, Òscar García disfruta ya del goleador que reclamaba: el ruso Smolov aparecía en el penúltimo día de la ventana de fichajes, el mismo en el que Alcácer regresaba a la Liga después de que el Villarreal pagara 25 millones al Dortmund.