11 ago 2020

Ir a contenido

RODRIGO, ¿EL PRÓXIMO?

El Barça es un cliente habitual del Valencia

El club azulgrana ha fichado 8 jugadores procedentes de Mestalla desde que comenzó el siglo con suerte desigual en cada adquisición

Nadie ha rendido tanto y tan bien como Jordi Alba, que solo costó 14 millones y cumple la octava temporada con más de 300 partidos disputados

Joan Domènech

Jordi Alba y David Villa, dos de los fichajes realizados por el Barça al Valencia, celebran un gol del defensa al Celtic de Glasgow.

Jordi Alba y David Villa, dos de los fichajes realizados por el Barça al Valencia, celebran un gol del defensa al Celtic de Glasgow. / JORDI COTRINA

Jordi Alba fue fichado en el 2012 y aún sigue en el Barça, en mitad de la octava temporada. Nadie como él ha rendido tanto y tan bien de los jugadores que han llegado al Camp Nou desde Mestalla. Tal vez le ayudara el hecho de conocer la casa azulgrana, a la que había pertenecido de crío.

Alba costó 14 millones -una ganga con los precios de hoy- y ha disputado 314 partidos, colaborando de forma influyente en los 15 títulos conquistados por el Barça.  Siguió el mismo camino que había trazado Gerard López en el primer fichaje del siglo (2000-05) procedente de Valencia.

También había sido canterano del Barça antes de irse y de ser recuperado por Joan Gaspart al acceder a la presidencia en el 2000. Gastó por Gerard 21,5 millones, un dineral en el año 2000. Permaneció cinco temporadas en el Camp Nou, con más lesiones que noches recordables y una Liga como único título.

Luis Enrique y Jérémy Mathieu, en Las Palmas. / JORDI COTRINA

Buen rendimiento

Entre Gerard y Alba llegó al Barça David Villa, de excelente recuerdo por los goles que aportó en tres temporadas (2010-13). Una fractura de tibia pareció acelerar su ocaso deportivo, pero solo acortó su estancia en el Camp Nou. Villa siguió jugando y marcando en Madrid (Atlético), Melbourne, New York y Kobe hasta retirarse en diciembre. 

Tres años estuvo Jérémy Mathieu (2014-17). Sin convencer, pero sin desafinar. Costó la mitad (20) que Villa, y se llevó el recuerdo del triplete del 2015, y al que solo le faltó la Supercopa de España para ser un sextete.

Paco Alcácer, sentado en el banquillo del Camp Nou. / JORDI COTRINA

Suplentes de dos en dos

En el 2016 aparecieron dos valencianistas de golpe. Y los dos duraron dos años como suplentes. André Gomes costó 35 millones (más 20 en variables más 15 si ganaba dos Balones de Oro) y Paco Alcácer (otros 30+2). Uno se fue al Everton y el otro al Borussia Dortmund.

Dos más (valencianistas y suplentes) aparecieron en el 2019: Jeison Murillo duró medio año cedido y Neto fichó en junio en un trueque con Cillessen. Rodrigo Moreno sería el noveno en dos décadas.